lunes, abril 22, 2024

Estado de los ESTADOS

Lilia Arellano

“El dinero y no la moral es el principio de
las naciones fuertes”: Thomas Jefferson

4T: ni dinero, ni felicidad
CEESP y BM coinciden: el de AMLO, el peor sexenio en economía
DEA pide a México “hacer más” contra el Cártel de Sinaloa y CJNG

Ciudad de México, 16 de febrero de 2023.- Durante la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador se han registrado los niveles históricos más bajos del PIB y del PIB per cápita. En 2020 tuvieron una importante caída debido a la contracción económica por Covid-19 y no han logrado recuperarse, a pesar del rebote experimentado en 2021. Luego de los análisis del sector privado mexicano, el Banco Mundial (BM) fue el primer organismo multilateral en exponer una radiografía económica del régimen actual, presentados en los primeros cuatro años de gobierno, en los cuales se registró un retroceso económico de -0.9%-, sino porque proyecta una modesta recuperación para 2023.
La economía de México no crece y ello implica mayor incertidumbre social, política y económica, con el consecuente cierre de empresas, aumento en los precios (inflación como la resentida el año pasado y hasta el momento), más desempleo, menor calidad de vida de las familias, mayor delincuencia, bajo consumo y disminución de los ingresos tributarios, entre otras consecuencias negativas.
En términos reales, el PIB de México es más pequeño comparado con el 2018, cuando Enrique Peña Nieto entregó las riendas del país a López Obrador. En el terreno económico, la administración de EPN supera a la de AMLO, pues registró un crecimiento promedio de 2.4% anual. Con Vicente Fox, el crecimiento fue de 2.0% anual, a pesar de la crisis del “Puntocom” (empresas vinculadas al internet). Con Felipe Calderón, el crecimiento económico fue de 1.7% anual, aún con la crisis inmobiliaria de Estados Unidos del 2008 y la recesión mundial del 2008-2013.
En su extensa campaña por la Presidencia de la República –durante 18 años- López Obrador fue un crítico implacable de la política económica de los gobiernos de Fox, Calderón y Peña, los cuales registraban crecimientos anuales de 2 por ciento en promedio, insuficientes para cubrir las necesidades de la población mexicana. Como candidato AMLO prometió un crecimiento económico de 4 por ciento en promedio si llegaba a alcanzar la presidencia y ya encarrerado llegó a prometer hasta el 6% de crecimiento económico.
Sin embargo, al cubrir ya el cuarto año de su gobierno se observa se quedará muy lejos de esa meta, pues de acuerdo a las proyecciones del Informe “Perspectivas Económicas Globales” del BM, crecerá menos de medio punto cada año, apenas 0.38 por ciento.
Así, el gobierno Obradorista será el de más bajo desempeño económico desde hace 36 años, cuando en medio de la crisis de la deuda del gobierno de Miguel de la Madrid (1983-1988) dejó un crecimiento del PIB de sólo 0.33% anual promedio. Los analistas económicos esperan sea hasta 2024 cuando se alcance el nivel previo a la pandemia, sino no es hasta 2025. La economía mexicana será en este sexenio la de peor comportamiento en América Latina. No existe en el informe del BM ningún otro país latinoamericano con un crecimiento tan bajo en el periodo como el de México.
Otro prueba contundente del equívoco desempeño económico en esta administración es el PIB per cápita, un indicador macroeconómico de productividad y desarrollo económico. Se utiliza para analizar el comportamiento de la economía respecto de la población total durante un periodo. En México, durante 2022 se observó que la producción económica fue de 142,030 pesos mexicanos por año por habitante. Este nivel es inferior a los registros de 2019, 2018, 2017 y 2016, y muestra que durante la gestión de la auto denominada Cuarta Transformación, el PIB per cápita ha estado en sus niveles más bajos.
Como los datos económicos duros no le sirven a su narrativa política y a su reguero de mentiras dichas en las conferencias mañaneras, López Obrador propuso mejor medir la felicidad y el bienestar ciudadano. Sin embargo, de acuerdo al Índice Mundial de la Felicidad elaborado por la ONU, en el 2018, los mexicanos ocupábamos el lugar 24 entre los ciudadanos más felices del mundo, y para el 2022 nos desplomamos hasta el lugar 46. Así, no tenemos ni crecimiento ni felicidad.
López Obrador no acostumbra a asumir las responsabilidades de los errores de su administración e imputa a quien se le atraviesa para deslindarse de sus culpas. En el terreno económico, responsabiliza a la pandemia de Covid-19 de los pobres resultados económicos. Sin embargo, todas las naciones de América Latina, al igual que el mundo, padecieron la emergencia sanitaria, y aun así crecieron más que México y, a diferencia de este país, ya lograron recuperar el PIB prepandemia.
Dos factores ayudan a explicar el rezago económico de México en el gobierno de AMLO: la caída de la inversión pública y privada y la decisión del inquilino de Palacio Nacional de no implementar durante la pandemia políticas de estímulo fiscal de mayor impacto. La diferencia entre México y el resto de América Latina es que mientras los gobiernos de la región destinaron sumas masivas de dinero para reactivar la economía en 2022, el año más álgido de la crisis provocada por el Covid-19, el régimen de AMLO optó por una política de contención del gasto público. México fue el país latinoamericano que menos recursos destinó –apenas el equivalente al 0.7% del PIB- a medidas de estímulo fiscal orientadas a reactivar la economía y a apoyar a las familias y a las empresas durante la pandemia.
El indicador macroeconómico del Producto Interno Bruto (PIB) mide la riqueza de un país, conceptualmente es la suma del valor de todos los bienes y servicios finales producidos por una economía durante un periodo de tiempo determinado. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer recientemente que la economía mexicana creció 3.0 por ciento a tasa anual en el 2022, y que en el 2021 se expandió 5.0% por ciento.
Recordemos que por el mal manejo de la pandemia de Covid-19 ejecutado por el gobierno de AMLO, la economía mexicana se desplomó -8.2%, lo que provocó la peor crisis económica de los últimos 90 años. Un año antes, en 2019, sin pandemia, la economía se contrajo -0.2%. Así, en los primeros cuatro años de esta administración federal, el crecimiento promedio anual es del 0.0% comparado con la meta del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 de que México crezca al 4%.
El gris panorama de la economía mexicana actualmente tiene que ver con la falta de inversión, porque “la actitud del gobierno no ha sido amigable con las inversiones nacionales y extranjeras y esta es la causa del bajo crecimiento”, explicó el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Carlos Hurtado. La inversión está 15% abajo con respecto al 2018, lo que tiene relación con la incertidumbre, la falta de Estado de derecho y reglas claras.
Hurtado explicó que el desempleo es bajo en México, pero ha habido deterioro de las condiciones del mercado laboral, hay problemas de inflación y problemas en la asignación del gasto, porque se destina a programas insignia que no son rentables.
El presidente López Obrador no asume responsabilidades ni acepta críticas a sus fallidas políticas económicas. A los datos aportados por el sector privado el año pasado los calificó como “tendenciosos” y “sesgados”. “Esos expertos del sector privado no están tomando en cuenta el contexto internacional, seguramente no toman en cuenta los efectos devastadores de la pandemia en la economía mundial. Están nada más analizando el caso de México y seguramente tampoco están analizando otro factor externo que es la guerra de Rusia y Ucrania, y no están haciendo análisis comparados con lo que sucede en otros países. Estoy casi seguro que no toman en cuenta eso, y por lo mismo, no es una análisis serio, está sesgado, es tendencioso y lo que busca es atacarnos por un lado”.
DE LOS PASILLOS
Anne Milgram, directora de la DEA (agencia antidrogas estadounidense), pidió al gobierno de México “hacer más” contra el Cártel de Sinaloa –que opera en 19 de los 32 estados mexicanos- y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) –que opera en 23 regiones-, a los que responsabiliza de las miles de muertes por sobredosis de fentanilo en Estados Unidos. “Creemos que México tiene que hacer más para detener el daño que se está causando. Estos dos cárteles mexicanos, el de Sinaloa y el de Jalisco, dominan la cadena de suministro global de fentanilo”, dijo la funcionaria en una comparecencia ante el Senado. Milgram criticó que México no comparta con Estados Unidos suficiente información sobre la incautación de fentanilo y sus precursores, y no persiga suficiente los laboratorios clandestinos de drogas ni extradite a suficientes narcotraficantes”.
Lo invitamos a visitar nuestras redes:
https://www.youtube.com/mxntelevision
https://www.youtube.com/Liliaarellano
https://www.facebook.com/1liliaarellano

https://t.me/mxnradioytv
https://instagram.com/liliaarellanooficial

 

Artículos relacionados