martes, julio 16, 2024

Especialistas coinciden en promover leyes para prevenir enfermedades cardiovasculares y atender factores externos que mermen la salud de la población

CIUDAD DE MÉXICO. – Especialistas de México y otros países de Latinoamérica coincidieron en la necesidad de promover leyes que ayuden a prevenir enfermedades cardiovasculares y atender factores externos como la contaminación, que pueden mermar la salud de la población.

Lo anterior, durante la mesa de trabajo del Tercer Seminario de la Sociedad Interamericana de Cardiología (SIAC), que tuvo lugar este martes en las instalaciones de la Cámara de Diputados.

Durante el evento, Ricardo López Santi, director del Consejo de la Comunidad de la Sociedad Interamericana de Cardiología, destacó la importancia de crear leyes que respondan a la transformación del contexto en materia de salud, tanto en América Latina como en el mundo.

Por ejemplo, dijo, la ley de cuidado de salud asequible en Estados Unidos que permitió a millones de personas el acceso a servicios de salud, incluidos latinoamericanos. Asimismo, la legislación de etiquetado frontal de alimentos, que comenzó en Chile y ha sido adoptada por otros países, demostrando cómo las regulaciones pueden cambiar hábitos y mejorar la salud pública.

De igual forma, la ley antitabaco en Argentina, que redujo el consumo significativamente desde su promulgación en 2011. Ésta implementó medidas como la prohibición de publicidad y la creación de espacios libres de humo, lo que resultó en la disminución del 27 al 22 por ciento el consumo en nueve años.

Asimismo, mencionó la regulación del consumo de sodio, que comenzó en Argentina y luego se replicó en otros países, la cual prohibió los saleros en las mesas de los restaurantes. Afirmó que estas iniciativas enfrentan obstáculos para lograr mejorar la salud de la población.

Álvaro Sosa Lipandri, de la Sociedad Interamericana de Cardiología, subrayó la alarmante polución ambiental que causa siete millones de muertes anuales y ha ascendido a la sexta causa de mortalidad en el mundo.

Este problema, pese a ser conocido desde hace tiempo, sigue sin mostrar signos de disminución, lo que subraya la necesidad urgente de implementar políticas públicas efectivas para abordar sus devastadores efectos en la salud cardiovascular, apuntó.

Sugirió que la próxima reunión en México podría centrarse en la polución ambiental como tema principal, involucrando a legisladores, agentes sanitarios y representantes de la industria para desarrollar estrategias de mitigación.

En su oportunidad, Alejandra Madrid Miller, de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México, alertó sobre lo grave de la contaminación en las principales ciudades mexicanas y sus efectos en la salud cardiovascular, debido a la relación entre contaminantes y el aumento del riesgo cardiometabólico, exacerbado por la obesidad, el sedentarismo y la mala alimentación post-pandemia.

Por otro lado, resaltó la importancia de la salud mental y los problemas que se presentan para la adopción de medidas preventivas; del mismo modo, el incremento del 40 por ciento en la mortalidad cardiovascular y la necesidad de mayor atención a las mujeres en este ámbito.

Gabriela Barrayo Sánchez, de la Facultad de Medicina de la UNAM, destacó la importancia de promover dietas regionales saludables en México y América Latina, pues existen regiones que producen alimentos nutritivos y bien cultivados, incluso abogó por desarrollar incentivos para fomentar estas dietas en lugar de solo enfocarse en restricciones y etiquetados.

Además, resaltó la importancia de crear alianzas estratégicas entre instituciones, asociaciones médicas, universidades y legisladores para impulsar políticas públicas efectivas para atender a grupos vulnerables.

Juan Carlos Castillo Torres, socio director de CG&A Legal y Asuntos Públicos, reconoció el esfuerzo de la SIAC y otras asociaciones mexicanas por impulsar este tipo de encuentros, y resaltó la necesidad de que las iniciativas que se comparten se socialicen e incluyan en la agenda política de la próxima administración federal.

Enfatizó en la importancia de trabajar hacia una normativa latinoamericana que mejore el acceso a terapias y servicios de salud, considerando su acceso como un derecho humano fundamental.

Carmen Clavijo, representante de la Secretaría de Salud en Colombia, destacó la importancia de la detección temprana de enfermedades cardiovasculares, y reveló que en su país el 23 por ciento de las personas tamizadas presentaron obesidad, el 37 sobrepeso, y el ocho, hipertensión no diagnosticada.

Señaló que el tamizaje de 180 mil personas logró identificar a una población en riesgo que, en su mayoría, no estaba consciente de su condición, lo que mostró la necesidad de seguir trabajando en la sensibilización y prevención de enfermedades crónicas con proyectos específicos.

Carmen Medel Palma, presidenta municipal de Minatitlán, Veracruz, resaltó la importancia de establecer una mesa de trabajo para abordar temas de salud de manera preventiva y legislativa.

Destacó la necesidad de dejar de lado los intereses políticos y económicos para enfocarse en la salud pública, especialmente ante problemas como la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, agravados durante la pandemia.

Abogó por medidas preventivas, como el etiquetado de alimentos y la promoción de espacios libres de tabaco, incitando a los legisladores a priorizar la salud de los ciudadanos en sus agendas políticas.
AM.MX/fm

Artículos relacionados