fbpx

Por Armando Rojas Arévalo

KIMBERLY: ALFONSO RAMIREZ CUÉLLAR, diputado con licencia, presidente interino de MORENA, soltó el mensaje buscapiés: Deberá otorgarse facultades constitucionales al INEGI, para mediar la concentración de la riqueza en el país, y una forma de eso es entrar a las casas, para revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de las personas. Después, el presidente de la República dijo, presuntamente desautorizándolo, que el patrimonio debe mantenerse en privado.

El mensaje del antropólogo e historiador, ex miembro del PRI, del Partido Popular Socialista, del PRD (lo cual da una idea de la firmeza y la lealtad de sus principios) y fundador de El Barzón, no puede, de ninguna manera, considerarse como “ocurrencia” de cuarentena, sino como una propuesta que queda en la “nube” para usarse cuando sea conveniente.

Dicho de otra manera: Sembró la semilla y es posible que la veamos crecer en estos años. Es como se decía antes: “Sobre advertencia no hay engaño”. Por tanto, nadie deberá extrañarse cuando él u otro ocurrente saque el petate del que murió por coronavirus para asustar a los ricos y empresarios. Como están las cosas los contrapesos van a cambiar. Ya no será la bandera “qué vamos a hacer con los pobres”, sino “qué vamos hacer con los ricos”

El mensaje es muy claro y va dirigido a los empresarios y a quienes han hecho su fortuna evadiendo impuestos y haciendo negocios al amparo del amiguismo. También, de manera muy especial, a todos aquellos dinerosos que han asumido actitudes frontales con LÓPEZ OBRADOR.

POR OTRO LADO, ¿qué haría el INEGI al entrar a la casa de doña OLGA SÁNCHEZ CORDERO, o de BARTLET, o de NAPO, JIMENEZ ESPRIU o de ROMO? Si se aprobara la “genial” propuesta de RAMÍREZ CUÉLLAR, me imagino que la aplicación deberá ser para todos. Porque, quiérase o no, también hay “fifís” trabajando en este gobierno.

Dudo que la idea sea hija de RAMIREZ CUÉLLAR. En este país ninguna propuesta de tal naturaleza se suelta así nomás porque sí, sin que antes la sepa el Presidente.

Por lo demás, PABLO GÓMEZ, también de MORENA –obvio- respaldó a RAMIREZ CUÉLLAR en eso de medir la riqueza de los mexicanos así como se mide la pobreza, y si ahora no hay iniciativa en la Cámara tal vez en el futuro la haya, sugirió.

La lucha contra la corrupción tiene muchas aristas. Va desde entrar a las casas para ver el patrimonio de sus habitantes, hasta denunciar –vía anónima- a ex funcionarios y ex servidores públicos enriquecidos.

FORBES recuerda que en febrero pasado, día 28 para ser exacto, LÓPEZ OBRADOR hizo un llamado a los vecinos de los servidores públicos, para que denunciaran modificaciones en el patrimonio. “El corrupto es fantoche, es prepotente, se nota a leguas hasta como camina porque empieza a pavonearse”, dijo a modo de justificar que las denuncias no serán difíciles ni complicadas.

La idea de la delación ciudadana tiene tintes autoritarios, puesto que es una forma de control que se le endosa al “el pueblo bueno”, para que vigile a quienes se “portan mal”, a los que no están en el camino recto que marcan las trasformaciones el nuevo tiempo, el que se inauguró el 1 de diciembre de 2018.

Consiste, dicho por el propio presidente, delatar a los funcionarios corruptos que cambian de domicilio y no ocultan su riqueza. Los vecinos de este tipo de trabajadores del gobierno deberán avisar de su comportamiento porque “el corrupto es fantoche es prepotente, se le nota a leguas hasta como camina porque empiezan a pavonearse”.

Ahí se ven.

Siguiendo su pleito con los ricos, AMLO les aventó una roca. Ante la advertencia de la iniciativa privada de acudir a tribunales, si no se revoca el acuerdo que limita la participación del sector privado en energías limpias, el presidente les dijo “están en su derecho”, pero el gobierno también está en su derecho de poner orden, y en vez “de estar demandando, es para que estuvieran ofreciendo disculpas”.

MIENTRAS ESTO OCURRÍA por estos lares, ZOÉ ROBLEDO, director del IMSS, ordenó sacar 24 ventiladores del nuevo Hospital General de Zona (HGZ) N° 1 de Tapachula, para trasladarlos a nosocomios en la Ciudad de México, lo que causó molestia, enojo y desesperación entre médicos, enfermeras y derechohabientes de la Frontera Sur, pues la población de la zona quedó desprotegida.

El 15 de mayo, un avión de la Policía Federal Mexicana trasladó los 24 ventiladores, que servirían para atender a los pacientes positivos de Covid- 19 en la zona, a la ciudad de México porque, presuntamente, aquí se necesita más de ellos. ¡A los soconusquenses que se los lleve el diablo!

Y eso que ZOÉ quiere ser gobernador de Chiapas.

En varias mujeres he visto la playera con el mensaje “Necesito abortar”. ¡Carajo, que se cuiden mejor! No es que no tengan el derecho de decidir sobre su cuerpo, lo que indigna es que a estas alturas del partido salgan con esas embajadas.

La agencia EFE mandó a medios un cable, donde reseña el drama de los abortos en la pandemia. Viene de Tijuana, donde una chica de nombre BIANKA, de 22 años,  dice: La ciudad colapsa mientras yo aborto. No puedo salir, no puedo comprar papel. No hay toallas sanitarias. No hay dinero. No hay trabajo. No hay vida”.

Se trata del fragmento de un poema de 43 versos, donde BIANKA desahoga el episodio de dolor que vivió al ¡abortar por segunda vez!

¡Por favor, que le regalen condones o le den clases cómo practicar el sexo sin problemas!

POR CIERTO, el Congreso del estado de San Luis Potosí desechó por improcedente la iniciativa para despenalizar el aborto en la entidad. Por mayoría de 20 votos a favor, tres abstenciones y cuatro votos en contra, se desechó propuesta que buscaba modificar los artículos, 148, 149, y 150, del Código Penal del estado.

Para tu conocimiento, en 24 de los 32 estados, el aborto está permitido cuando representa peligro de muerte para la madre; en 16 cuando existen alteraciones genéticas graves, y en 15, el riesgo a la salud y la inseminación artificial no consentida son las causas aceptadas, mientras que sólo dos aceptan razones socioeconómicas.

 

armandorojasarevalo@gmail.co

rojas.a.armando@hotmail.com

 

Comentarios

comentarios