fbpx

CHETUMAL, Q.R.- Mientras la secretaria de salud de Quintana Roo, Alejandra Aguirre Crespo, busca hazañosamente la manera de cuadrar sus gastos en relación con el presupuesto ejercido durante la pandemia en el Estado, sale a la luz pública que entregó millonarios contratos a supuestas empresas “amigas” para realizar la conversión de hospitales a Centro de Contención Covid-19, como lo fueron el de Holbox y Cozumel, respectivamente.

De esta manera queda al descubierto las mentiras y atrasos que se han tenido en las obras, así como la manera de entregar los trabajos urgentes a empresas que lo único que siempre han hecho es trabajar en beneficio propio y no de los ciudadanos.

De acuerdo con Sol Quintana Roo, la Secretaría de Salud del Estado entregó la cantidad de 16 millones 639 mil 863.5 pesos a Grupo G-8 Edificaciones S.A. de C.V. para la reconversión de los Centros de Salud de Holbox y Cozumel, respectivamente, a Centro de Contención Covid-19.

Alejandra Aguirre Crespo, quien hasta el momento no ha podido comprobar los gastos realizados por la pandemia ocasionada por el Coronavirus, continúa beneficiando a empresas que incumplen con los tiempos y formas de construcción. Se habla que 1200 millones de pesos que están volando y no se han podido comprobar.

Sin embargo, de acuerdo con información del Gobierno del Estado, las obras programadas siempre estuvieron plagadas de anomalías y atrasos, como el Hospital del Holbox que debió terminarse el 29 de julio y hasta el 2 de agosto presentaba avance de 61 por ciento.

Lo anterior, cuando hasta el 20 de octubre de 2020 la situación era la siguiente: 13 mil 77 casos positivos, 9 mil 910 casos negativo, 473 en estudio y un total de mil 802 defunciones.

Dicha empresa, fue beneficiada pero no cumplió al pie de la letra las cláusulas, así como también mostró inconsistencias en su documentación, como es el caso de aparecer como firma responsable y rectora de la empresa nada más un nombre: Lupita, y aceptado por las autoridades locales.

Sol Quintana Roo investigó la procedencia de la empresa y resulta que fue constituida, casualmente, un año antes de iniciar el gobierno del cambio en la ciudad de Cancún, según consta en el Registro Público del Comercio.

Y de acuerdo con la documentación presentada en dicha dependencia, Grupo G8 Edificaciones S.A. de C.V. -cuya representante aceptada por la secretaria de Salud de Quintana Roo es sólo Lupita, como consta en el contrato No. Sesa-DDIS-IR3P-PEI-008-2020- es Adrián José Naal Cardozo, administrador único.

ATRASO COMPLETO

De acuerdo con información obtenida del portal de la Coordinación General de Comunicación Social del estado de Quintana Roo, las obras que se realizaban en el hospital de Holbox, que debió de haber finalizado el 29 de julio de 2020, hasta el pasado 2 de agosto presentaba un avance de 61.65 por ciento.

Es decir, un significativo atraso en la obra de construcción de 20.90 metros cuadrados, en el anexo de salud existente, se realizan trabajos de cimentación, estructura, acabados, instalaciones hidráulicas, aire acondicionado, sanitarias y eléctricas, así como de gases medicinales y obras en el exterior, entre otras.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios