jueves, abril 18, 2024

EN REDONDO: La renuncia de César; va por nuevo Partido

Por: Mario Ruiz Redondo

Contrario a la redacción de los textos tradicionales de renuncia a una actividad, la del chiapaneco nacido el 27 de mayo de 1942, en San Cristóbal de las Casas, vivo ejemplo de la cultura del esfuerzo, iniciada como profesor de educación primaria, luego licenciado en Derecho y finalmente con Maestría en Leyes, por la Universidad de Harvard Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, se distingue por haberla sintetizado en nueve palabras: ¡Suficiente! Renuncio a este PRI el día de hoy.

Después de miles de batallas a favor de la causa del tricolor, en las que acumularía 50 años de militancia, César Augusto Santiago Ramírez tomaría una decisión radical en su vida como político, al entregar su carta de abandono de las filas del otrora imbatible Partido Revolucionario Institucional (PRI), ahora víctima de las traiciones de sus cúpulas de poder, que lo han derrumbado hasta dejarlo como la tercera fuerza política de México, el 1 de julio de 2018, en que por segunda vez vuelve a perder la Presidencia de la República, después de haber acumulado en dos épocas 77 años del control de Los Pinos.

Documento con fecha del 15 de enero de 2019, entregado en la oficina de la presidencia del comité ejecutivo nacional, en la capital del país, que marca el fin de uno de los personajes históricos de la institución política que gobernara al país sin contrapesos, hasta llegar a la “Alternancia del Poder” inducida, primero con el Partido Acción Nacional (PAN), en el año 2000 y prolongada hasta 2012, y posteriormente en 2018, con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Fin de una trayectoria intachable dentro del ex partido del poder, en la que fue seis veces diputado federal (cinco por distritos chiapanecos y una por la ciudad de México), pero nunca senador y menos gobernador de Chiapas, como lo pretendiera, al ser obstruido en su intento, como él mismo lo ha reconocido en reiteradas ocasiones, por intereses dinásticos, antidemocráticos y autoritarios del Revolucionario Institucional.

Autodefinido como un político del centro-izquierda, que desde su registro que consta en la credencial firmada hace medio siglo por el entonces líder nacional priísta, Alfonso Corona del Rosal, ha mantenido su posición de reclamo en contra de la desigualdad, la pobreza y la falta de cohesión social.

Hombre de lealtades, como las tendría con Luis Donaldo Colosio Murrieta, quien en 1989, siendo presidente nacional del tricolor, lo designara secretario de Elecciones del PRI en todo el país.

Una larga vida política, en la que nunca ha caído en la tentación de promover a sus hijos, ni a sus familiares en la política, ni tampoco creído en las dinastías como método para usurpar posiciones o cargos públicos, como tampoco sucumbido ante el oportunismo y la autocomplacencia.

Actividad política siempre del más alto nivel partidista, que le llevaron a ocupar en cuatro ocasiones la titularidad de la Secretaría de Elecciones del CEN priísta y una de la dirigencia de la Confederación Nacional Campesina (CNC), en el período de 1987 a 2011, en el que también ocuparía la Secretaría Adjunta a la Presidencia tricolor, lo mismo que las de Organización; Técnica y consejero permanente del Consejo Político Nacional, así como representante y coordinador del PRI ante el Instituto Federal Electoral (hoy Instituto Nacional Electoral INE).

Todo ello, en los períodos de los liderazgos de Beatriz Paredes Rangel, Roberto Madrazo, Mariano Palacios, Santiago Oñate y Genaro Borrego, además del asesinado en 1994, siendo candidato a la Presidencia, el sonorense Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Aún así, el sancristobalense asegura en la conversación con el columnista, que no ha pertenecido a ningún grupo político, como tampoco supeditado su pensamiento a la conveniencia coyuntural y oportunista de los liderazgos ocasionales.

La decisión de César Augusto de separarse en algún momento de las filas y siglas del PRI, no ha sido de última hora, pues su inconformidad por las desviaciones dentro del instituto político, le llevaron a crear en 1997, la “Fundación Alternativa”, como Agrupación Política Nacional, en la cual se ha mantenido como presidente en los últimos 21 años, y que este lunes 21 enarboló como bandera para encabezar en las instalaciones del INE, la entrega de la solicitud para que en marzo 2020, se constituya como partido político, una vez que cumpla con los requisitos de realizar para entonces, 200 asambleas en toda la geografía nacional y acumular un mínimo de 231 mil afiliados.

Comunicación con Santiago Ramírez, quien comentaría a este espacio, que tuvo una grata sorpresa al ser acompañado por más de mil simpatizantes de la futura organización partidista, provenientes de la misma capital del país y de los estados de México, Puebla, Hidalgo y Tlaxcala, que motivaron que en principio les fueran cerrados los accesos principales del Instituto Federal Electoral, para impedir el propósito de hacer llegar de manera oficial el documento de la petición.

El ahora ex militante priísta, informaría a su amigo periodista que después de advertir a los funcionarios de la autoridad electoral, que no se marcharían del lugar, hasta que les recibieran y sellaran el texto, finalmente cedieron a la presión, y pudieron acceder al interior de las instalaciones.

Arribo este martes 22 a Tuxtla Gutiérrez, del reconocido político chiapaneco de trascendencia nacional, para hacer del conocimiento de sus paisanos del estado, su decisión de renuncia al PRI y del apuntalamiento de la Asociación Civil Alternativa, como la reivindicación de los derechos de todos los mexicanos, a ser diferentes frente a las ocurrencias autoritarias, la incertidumbre o el capitalismo rapaz, egoísta y anti igualitario.

Definición de principios, en los que se establece: “Queremos ser la Tercera Vía Mexicana, la de la libertad con justicia, la democracia con igualdad y la del desarrollo económico pleno de justicia social. Buscamos que la política vuelva a generar las condiciones para lograr la felicidad de la gente. Para lograrlo proponemos: contribuir a redefinir los límites de lo posible y de lo imposible.

“Queremos la democracia real para que la gente viva realmente la democracia. Ya no solo la democracia electoral de la simulación o la de los políticos: Democracia real y rendición de cuentas.

“Queremos que surjan nuevos y buenos liderazgos por su trabajo, por su vinculación con la gente, ya no más decisiones cupulares, ni imposición de dinastías familiares. Candidaturas solo por la decisión de la gente

“Buscar la igualdad es nuestra aspiración suprema. La desigualdad es atroz y está en la base de todos los problemas. Esta desigualdad desperdicia el talento de los jóvenes y menosprecia la experiencia de los viejos. Malgasta la sabiduría acumulada y no provoca que la energía social transforme a la sociedad”.

El también ex director general adjunto de la paraestatal Petróleos Mexicanos y ex abogado general de la Comisión Federal de Electricidad, mantiene firme su convicción de que la democracia es la vía para construir un proyecto mexicano que enfrente las obsesiones del extranjero, sobre la base de la unidad social, respaldada por la gran fortaleza de la cultura nacional.

Planteamiento de las ideas y propuestas, que plantean la lucha contra el esquema financiero que ahoga al mundo, por ser extremadamente complicado, porque domina los esquemas y los medios de comunicación y tiene poderosos centros de pensamiento destinados a destruir, por la publicidad malsana o la manipulación descarada, cualquier intento que pretenda enfrentar el modelo prevaleciente.  

César Augusto, quien tuvo la oportunidad de ser subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación, expone en la Declaración de las ideas de Alternativa, entregada al Instituto Nacional Electoral, que “la vida pública que se rompió cuando el thatcherismo impuso la moda de la modernidad globalizadora e hizo sucumbir a los pensamientos emancipadores que, como siempre, reclaman libertad, fraternidad, igualdad y justicia para todos, por fortuna, está sujeta a una discusión formidable en todo el mundo.

“De ahí por qué tantos ensayos brillantes, tantos esfuerzos destacados, tantos libros, tantas acciones concretas de gobiernos que tienen éxitos departiendo del modelo capitalista feroz que aquí en México, acatamos frente al pasmo o indiferencia de la ideología progresista que no quiere ser una utopía; sino una Alternativa real que construya la propia gente”.

Enunciados en los que se asegura que desde la Presidencia de Ernesto Zedillo Ponce de León, “el capitalismo feroz ha estado arraigado en México. Desmantelamos, desde entonces, el modelo económico mexicano y con la desregulación hemos ido privatizando todo aquello que podía modular la opulencia o mitigar la indigencia como lo pidió Morelos en los Sentimientos de la Nación.

“Los muy ricos casi no pagan impuestos y el Gobierno entero está a su servicio. Aun suponiendo que esta fuera la vía, que no aceptamos, el país ya se hartó. Este modelo simplista ya fracasó. Los gobiernos no deben estar al servicio de los empresarios y menos de los banqueros. Las cúpulas empresariales, deben contribuir a combatir la desigualdad, si esta crece como está creciendo, nadie saldrá beneficiado. Menos ellos”.

Señalamiento en apego a la realidad del país: “La pobreza en una sociedad consumista es el mejor espacio para que prospere la desesperanza y la delincuencia. Queremos una economía productiva que viva por encima de lo financiero y no al revés. Declaración Propuesta Que el Estado sirva para regir a la economía y no al revés. Postulamos una economía de mercado, pero no una sociedad de mercado. Una economía mexicana que privilegie lo mexicano, creando empleos y prosperando en la economía productiva”.

Posicionamiento en el que el autor de los libros “La

Selva Lacandona”, “La Constitución de 1917”, “Polémica y Partido”, “Una Alternativa Legislativa” y “Apuntes para Insatisfechos”, precisa que “nuestra lucha es contra los ambiciosos que solo han hecho fortuna en complicidad con los dineros públicos o, peor aún, en la componenda que presiona al Estado para que solo les sirva a ellos.

Entendemos que México tiene un margen de maniobra limitado en el complejo entorno de la trampa de la globalización impuesta. Entendemos que es una labor ardua y compleja en la que, solo, poco podrá lograr. Pero, por fortuna, hoy ya existe una consciencia que habla del desencanto del mundo por la cuantificación de todos los valores, la mecanización de la vida y la destrucción de la comunidad. A ella debemos sumarnos, para ser activos en el movimiento autónomo de la inmensa mayoría; solo así, nuestras tesis dejarán de ser “el pasado de una ilusión para convertirse en el futuro de una esperanza”.

A sus casi 76 años, César Augusto Santiago Ramírez, sigue en la lucha por un cambio real en México, que seguramente dará fruto en 2020, con Alternativa como nueva fuerza política, adelanta: “Nos interesa recuperar la producción de alimentos. Recuperar el campo para la gente del campo es la garantía de nuestra sobrevivencia alimentaria. Créditos cómodos, asistencia técnica, asesoría y limpieza en la comercialización son urgentes para volver a hacer del campo nuestra mayor fortaleza”.

Mientras, el PRI, con una dirigencia nacional carente de vocación política, débil, inconsistente, insensible, sin visión de país, y alineada a intereses ajenos al pueblo de México, pareciera tener los días contados.

Premio Nacional de Periodismo 1983 y 2013. Club de Periodistas de México.

Premio al Mérito Periodístico 2015 Y 2017 del Senado de la República y Comunicadores por la Unidad A.C.  

Artículos relacionados