fbpx

Por Lucas Domínguez

La Iniciativa del Ejecutivo sobre Subcontratación dejará muchos heridos entre las dirigentes del sector privado y los grandes corporativos que contratan estos servicios.

Esta noche será el último round entre gobierno y cúpulas empresariales para llegar a una ley de consenso. Pero si el gobierno no flexibiliza un poco su posición le podemos adelantar que dos serán los grandes perdedores de esta Ley: el empleo y la economía nacional.

Esperemos que los legisladores de todos los partidos, presentes en el Congreso, antepongan la sensatez y voten por la generación de empleo en medio de la recuperación económica y no por dinamitarlo.

El juego no termina y ya hay jugadores como Canacintra, Coparmex, Concanaco, Consejo Mexicano de Negocios y las empresas globales que acusan al CCE y a la CONCAMIN de no defender con suficiente fuerza el esquema de Outsourcing y permitir que el gobierno lo elimine.

Cuando mucho la cúpula de cúpulas del sector privado, el CCE, ha logrado un plazo de ajuste de tres meses para que entre en operación la nueva ley, unos pedían al menos 6 meses y los más un año.
Cuando mucho van logrando que algunos servicios especializados se salven y que la STPS no se convierta en el Gran Jurado que decida qué empresas participan y quienes no.
Todos los organismos empresariales están en favor de que se respeten los derechos laborales de los trabajadores y se elimine la elución y evasión fiscal, pero en los cómos de la sobre vivencia de los servicios no está dicha la última palabra.

Por eso la empresas globales de subcontratación lloran por no haber sido tomadas en cuenta y estar presentes en las negociaciones.

El último round tiene como tema central esta noche la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU). Hoy se va a definir cuánto y cuándo deben pagar las empresas a sus trabajadores por este concepto. Es el jaloneo entre gobierno e IP por los dineros de los trabajadores.

Lo que sí es un hecho es que muchas empresas que trabajan en este esquema van a tener que ajustar empleos porque en medio de la pandemia y con el Mercado deprimido no tienen recursos para asimilar los empleos existentes. ¿Así o más claro ?

Comentarios

comentarios