sábado, mayo 25, 2024

‘El País‘ revela peritaje final de DNV sobre la L12; fallas en mantenimiento, entre las causas del accidente

CIUDAD DE MÉXICO.— El diario español El País reveló el tercer y último informe de la empresa DNV sobre el desplome de la Línea 12 del Metro, en el cual se menciona a las fallas en las inspecciones y el mantenimiento como algunas de las causas del colapso en el tramo elevado, entre las estaciones Tezonco y Olivos, y que dejó 26 muertos.

Aunque el medio aclaró que se trata de un documento no definitivo, este peritaje señala a las últimas tres administraciones locales (Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y Claudia Sheinbaum) al asegurar que en todo ese tiempo se juntaron factores determinantes del colapso, desde la concepción del proyecto hasta su operación.

Según este tercer peritaje, las fallas en las inspecciones y el mantenimiento se sumaron a los problemas de diseño, construcción y supervisión de la obra. De haberse atendido todos estos problemas, se ‘habría evitado el colapso del tramo elevado‘ que el 3 de mayo de 2021”, indicó el dictamen de DNV.

Los cuatro factores

El peritaje de DNV intenta ir más allá de las causas inmediatas, investigadas en la entrega anterior, que apuntaban a fallas en el diseño y la construcción. En este último estudio se pone el foco en el desgaste estructural provocado a lo largo del tiempo por una supuesta falta de mantenimiento y de inspecciones regulares.

⇒ El contenido analiza hechos que abarcan a las tres administraciones que estuvieron a cargo de la Línea 12: la de Marcelo Ebrard, que la construyó; la de Miguel Ángel Mancera, bajo la cual atravesó una suspensión de un año y medio entre 2014 y 2015; y la actual, de Sheinbaum.

El informe de DNV expone cuatro factores o barreras que si se hubieran atendido, el accidente de la noche del 3 de mayo se hubiera evitado —o al menos las consecuencias no hubieran sido tan graves—. El primero tiene que ver con el diseño, que no se realizó de acuerdo a los estándares internacionales en la construcción de puentes.

El segundo factor fue que faltó una certificación independiente ante una deficiente supervisión de la construcción de la Línea 12. “No se certificaron las obras de ingeniería civil como se suele realizar confirme a las mejores prácticas de la industria”, apuntó. Además, en varios casos la construcción no respetó el diseño original.

El tercer factor fue la instalación de pernos que “comprometió la integridad de esta estructura”. En el tramo colapsado, indicó DNV, dos de cada tres pernos pudieron no haber cumplido su función por estar mal colocados, mal soldados o, de plano, por faltar. Eso provocó una “falla en cascada” de los pernos que sí servían por el desgaste acumulado en cerca de ocho años de operación.

Y el cuarto: la falta de mantenimiento e inspecciones en la Línea 12 del Metro. DNV indicó que no hay registro de las inspecciones desde que se inauguró la llamada Línea Dorada —en octubre de 2012, en la gestión de Ebrard— hasta siete años después. Pese a que estas inspecciones eran indispensables,

Además, el peritaje reveló que en 2019, después de que llegara al poder Claudia Sheinbaum, se hizo una revisión para ver en qué condición estaba la Línea 12. No hubo ningún hallazgo entonces, pero la empresa contratada adujo que sus resultados no fueron concluyentes por un muestreo reducido y un periodo de evaluación demasiado corto.

Sobre el mantenimiento, El País indicó que tampoco hay registro de reparaciones realizadas en el tramo colapsado, entre las estaciones de Olivos y Tezonco, desde la inauguración hasta la fecha del derrumbe. Esto, pese a que la evidencia de que la estructura estaba dañada era “visible en fotografías adquiridas desde el nivel de la calle”.

Te recomendamos:

¿Qué ha pasado? Registran incidente aéreo en el Aeropuerto Internacional de la CDMX

AM.MX/dsc

Redacción/dsc
Redacción/dsc
Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.

Artículos relacionados