jueves, mayo 23, 2024

EL ESPEJISMO DEL UNO DE JULIO.

Por Norma Meraz

Los mexicanos siguen a la espera de que los candidatos a la presidencia, a diputados locales y federales, a senadores, gobernadores, alcaldes y regidores, los atiendan y se comprometan a cambiar los problemas por soluciones.

México vive acosado por los problemas que causa el crimen organizado y que este ha costado a jóvenes cuyo futuro quedaba fuera de los beneficios de la tan sobada reforma educativa.

-Acosado por la pobreza cuya atención no figura en la agenda de los políticos.

-Acosado por la discriminación que sufren las mujeres, los discapacitados, los adultos mayores que no cuentan con pensión alimentaria y tampoco tienen acceso a los servicios de salud.

Mucha curiosidad creó la realización de segundo debate presidencial entre los ahora 4, porque la única mujer, Margarita Zavala de Calderón, “tiró la toalla” y abandonó la competencia. Los medios de comunicación. contribuyeron a crear grandes expectativas en los electores; tan fue así que, más de 15 millones de personas vieron y escucharon a cuatro hombres – en un escenario y formato diseñado por una empresa extranjera contratada por el INE- que se aprendieron de memoria lo que tenían que decir y cómo comportarse.

Un espectáculo aderezado por conductores o moderadores que se apartaron con mucho del papel que debían asumir para dar paso al protagonismo que les facilita el contar con un micrófono enfrente.

No pocos mexicanos calificaron de aburrido el supuesto “debate”.

Más de lo mismo.

Asuntos importantes que cabían en el temario establecido a los contendientes, simplemente no pasaron, ni por equivocación, en la boca de ninguno de los barones que aspiran a la primera magistratura del país.

Un país tan rico en cultura y tradiciones que dieron identidad a México; que  ha ganado el reconocimiento -en otros tiempos-  como ejemplo de grandes  aportaciones a la política mundial  como la Doctrina  Estrada que se refiere al establecimiento de la “Libre autodeterminación de los pueblos y a la no intervención en los asuntos internos de los Estados“. El nombre de esta Doctrina lleva el apellido de un mexicano ilustre comprometido con su país.

Otro compatriota que ha dado prestigio a México es el Embajador Alfonso García Robles que pugnó y logró el Tratado a cerca de la no proliferación de las armas nucleares, también llamado Tratado de Tlatelolco.

Había entonces respeto y admiración por este país que practicaba una política exterior del más alto nivel, reflejo de una política interna estable y progresista.

México tiene innumerables motivos para presumir a los mexicanos galardonados con el Premio Nobel y haber enviado al primer connacional que viajará en una nave espacial.

Cuánto orgullo por tanta riqueza humana y material y cuánta responsabilidad tener que asumir la conservación y engrandecimiento de ese patrimonio!

El espejismo del Uno de julio traerá consigo una gran sacudida al sistema de partidos.

Habrá alguno que le dé certeza y seguridad  a una sociedad que sufre el embate de la violencia y de un mal gobierno?

Cuándo y con quién se recuperará la tranquilidad en el país?

Cuándo y quién se ocupará de la defensa de los derechos humanos de los periodistas?

Este es tan solo uno de los muchos temas pendientes de atender por los políticos y por el gobierno?

Cuántos periodistas asesinados faltan para que los políticos que pelean por llegar  a la Presidencia, vuelvan  los ojos a este gremio tan agraviado?

La  prevención y seguridad a periodistas no figura en ninguna agenda política y menos la aplicación de la Ley de Víctimas.

La empolvada Ley Federal del Trabajo sigue considerando al periodismo como oficio y no como profesión.

No existen programas de beneficio social a periodistas!

Nada.

Cómo recibirá el  que resulte Presidente esta caja de Pándora?

Cómo y con  quién  logrará la gobernabilidad ?

El espejismo del Uno de julio engaña, cubriendo la verdadera realidad!

Así que:

Digamos la verdad!

Artículos relacionados