El antiguo Convento de Tlatelolco será la sede de la ruta mexicana hacia el camino de Santiago de Compostela

1540

Por: David Somellera

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de abril (AlmomentoMX).- El día lunes a las tres de la tarde Comendadores de la Orden del camino de Santiago abrieron la ruta oficial de México a España al camino de Santiago de Compostela, este santuario medieval se encuentra en la comunidad autónoma española de Galicia.

La ruta mexicana hacia este santuario incrustado en la provincia de La Coruña de Galicia tiene como salida uno de los “ombligos” de los antiguos mexicanos que es Tlatelolco. En este sitio es donde se ponía el gran tianquiztli o mercado, al cual llegaban los comerciantes desde las apartadas regiones de Mesoamérica a comerciar sus productos, esta plaza era también el gran centro de mercadeo de los acolhuas que comerciaban infinidad de productos comestibles lacustres que obtenían del otrora Lago de Texcoco.

Tlatelolco fue fundada por la tribu de los tlalelolcas, sus habitantes se aliaron con los mexicas formando la Confederación de estados indígenas ubicados en el Valle de México, esta unión de imperios se conoció como la Triple Alianza y se conformó de las ciudades de Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan hacia 1426.

Después de la Conquista los franciscanos construyeron en esa gran plaza la primera escuela de estudios superiores para indígenas. Fue creada exclusivamente para los hijos de los señores principales de los imperios de la Triple Alianza.

Fachada de la Iglesia de Tlatelolco de estilo barroco del siglo XVII.

La escuela de esta República o nación de indios se erigió como un convento franciscano que lleva el nombre de Antiguo Colegio de la Santa Cruz de Santiago Tlalelolco, y se fundó en 1535 por los franciscanos y por órdenes del Virrey Don Antonio de Mendoza.

En este Convento de Tlatelolco se resguardó la tilma de Juan Diego que llevaba la imagen de la Guadalupana, Juan Diego entregó en este Convento al primer Obispo de la Diócesis de México Fray Juan de Zumárraga la tilma sagrada de la Guadalupana que hoy está en la Basílica del cerro del Tepeyac.

Santiago peregrino

El apóstol santiago fue uno de los doce discípulos de Jesucristo, a la muerte de su maestro Santiago apóstol tomó la tradición de evangelizar con la idea convertir a los “infieles” al catolicismo. Abandonó Jerusalén y cruzó el Mediterráneo, desembarcó en la otrora Hispania (España-Portugal).

Recorrió España de sur a norte, luego volvió a Jerusalén en donde le dio muerte Herodes Agripa I. Dos de sus discípulos lo llevaron a Galicia y lo enterraron en Compostela, sus restos fueron encontrados en el año 813 por unos campesino ermitaño, ahí mismo en donde se encontraron sus restos se erige la Catedral de Santiago de Compostela.

En el siglo XVII San Santiago se vuelve el “santo protector de España”, su imagen se reproduciría América como un “guerrero de cristo”. Santiago se representa blandiendo su espada y aplastando con su caballo blanco a los moros que se encuentra a los pies de este animal, se muestra combatiendo a los infieles y expandiendo la incipiente doctrina católica.

El día de este santo es el 25 de julio y su nombre simboliza la responsabilidad, liderazgo, vitalidad y seguridad. Esto porque en el pasaje bíblico que el evangelista Mateo escribió, la madre de este discípulo le pide a Jesús que postre a sus dos hijos Juan y Santiago, uno a la derecha y otro a la izquierda de él en el Reino de los Cielos.

El evangelista Mateo escribió que Jesús al escuchar dicha petición de la madre de Santiago, menciona que los que quieren ser “grandes” como los líderes de las naciones de aquella época, son los que tienen que servir más que ser servidos, esta metáfora se puede traducir a los líderes actuales que buscan trascender como líderes con privilegios, cuando Jesucristo dio el ejemplo de que quien nace para servir debe renunciar a todo por servir.

“Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder.  No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo; de la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.” (Mateo 20.28)

La Orden de Santiago es una orden religiosa y militar surgida en el siglo XII en el Reino de León. Su objetivo inicial era proteger a los peregrinos del Camino de Santiago y expulsar a los musulmanes de la península ibérica. En la actualidad, tiene como gran labor, el difundir y perpetuar los valores humanísticos y culturales del camino de Santiago de Compostela y sus peregrinos.

Este año se celebran 25 años de que la UNESCO declarara el Camino de Santiago como “Patrimonio de la Humanidad”. Marianela Peña Romero comendadora de esta Orden religiosa comentó a este medio que los Comendadores del Camino de Santiago tienen representación en 25 países.

Cada nación crea sus propias salidas hacia este santuario medieval que cada año recibe a miles de peregrinos. Para la bióloga y Comendadora de la Orden del Camino de Santiago Marianela Peña, esta tradición de peregrinar va más allá de las creencias religiosas, es un fenómeno religioso-cultural ya que intervienen varios elementos como el reconocimiento del patrimonio cultural, el mestizaje como fenómeno cultural y el turismo religioso.

Bióloga Marianela Peña Romero.

“Las Damas y Caballeros de los Comendadores de la Orden de Santiago tenemos la labor de promover y difundir el camino y lo que representa. Además de lo religioso que implica obviamente las creencias, tiene que la cultura, la gastronomía, tiene que ver con la industria termal, porque en el camino hay varios balnearios termales de aguas minero-medicinales. Es un camino de fe, de fortaleza que no tiene que ver con el credo, porque igual viajan de diferentes países, de diferentes religiones y de diferentes formas de ser. Hay muchas formas de llegar al camino de Santiago, se han abierto varios caminos desde Alemania, Francia, Portugal. En México se abre esta salida, de manera que podemos promocionar a la gente de México que conozca el camino de Santiago, y que si quiere empezar este camino puede empezar en México y terminar en Compostela. Puesto que la devoción a este santo es grande lo que queremos es que de las muchas iglesias de México que tienen a este santo como patrón, lleguen a esta sede de donde peregrinarían hacia Compostela. Se irán sumando rutas entre localidades de México que cuenten con Catedrales, iglesias o capillas dedicadas al apóstol. Como inicio se trabajará con San Miguel de Allende y la ruta de las indias uniendo a Querétaro con su Catedral de Santiago hacia la Iglesia de Santiago en Tlatelolco.” dijo la Comendadora Marianela Peña Romero.

La celebración religiosa

La misa fue oficiada por el Párroco de la Iglesia de Santiago Tlatelolco Fray Jaime González Martin del Campo. El párroco dio la bienvenida a los representantes de la Orden del Camino de Santiago que fueron el Canciller y vicepresidente de la Orden Camino de Santiago Alejandro Runín Caballo y al Concejero de la Orden del Camino de Santiago Jesús Ares Vázquez.

El Canciller Alejandro Rubín entregó reconocimientos, a personalidades de instituciones Federales y a los representantes de la Embajada de España en México, así como otros funcionarios como a la Sub directora de Turismo Cultural y Religioso Mirenchu Berreneche, a la Consejera de la Oficina Española de Turismo de la Embajada de España Doña Isabel Alonso Piñar, a la Subdirectora de Publicidad de la Secretaría de Turismo de la CDMX Ana Laura Navarro del Llano, a la Vicepresidenta Nacional del Estado de México de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias A.C (AMEXME) Rosalía Vass Soto.

También recibió un reconocimiento Jacobeo el señor Jorge Hebert Espinosa Soriano por resguardar las aguas termales y medicinales del Peñón de los Baños.

Después de la misa y la entrega de reconocimientos, los invitados participaron en el saludo a los 4 puntos cardinales, así como también pudieron contemplar una danza protagonizada por un grupo de baile que previamente colocó una ofrenda para esta ocasión.

Al final de la danza se invitó a pasar al interior de la iglesia en donde los invitados pudieron saborear una comida típica mexicana que ayudó a tomar fuerzas para terminar la tarde, un cronista del sitio arqueológico también recibió un reconocimiento y en el interior de la iglesia, contó a los comensales parte de la historia de la fundación del barrio de Tlatelolco y del Convento.

 

 

Comentarios

comentarios