fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de octubre (AlmomentoMX).- En su comparecencia ante las comisiones de Infraestructura y de Comunicaciones y Transportes, el secretario Javier Jiménez Espriú afirmó que su actuación en relación a la cancelación del aeropuerto de Texcoco es una absoluta convicción.

“Soy un colaborador del Presidente, pero no soy un colaborador incondicional, no hago lo que me dicen, sino que hago con él lo que estoy convencido con él por el futuro de México. Podemos decir con la frente en alto y con absoluta seguridad y convicción que hemos hecho un bien a la nación con la cancelación de ese proyecto que no iba a terminar nunca y era un pozo sin fondo”.

El presidente de la Comisión de Infraestructura, Ricardo Francisco Exsome Zapata (Morena), se comprometió a ir junto con el titular de la SCT a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para exponer la necesidad de aumentar el castigado presupuesto, el cual es insuficiente para lograr el México al que se aspira.

Reconoció la labor desempeñada por esta dependencia, ya que se ha realizado la eficiencia en el ejercicio de los recursos, el cual está al 95 por ciento de avance y un poco más de tres mil licitaciones públicas, muestra del combate a la corrupción que prevalecía en este sector.

Añadió que, derivado de la adecuada ejecución del gasto, logrará arrancar el próximo año programas que activarán de manera inmediata la industria de la construcción para provocar un círculo virtuoso en la economía nacional.

La diputada Norma Azucena Rodríguez Zamora (PRD) refirió que la cancelación de la obra del nuevo aeropuerto internacional en Texcoco, dejó una deuda por más de 178 mil millones de pesos; preguntó por qué se han transferido competencias de la SCT a otras dependencias, y se le han arrebatado importantes proyectos como la ampliación de la Base Aérea de Santa Lucía.

La diputada Adriana Paulina Teissier Zavala (PES) se refirió al tema de los taxis en los aeropuertos, que tuvo relevancia ante el descontento social que generó la posibilidad de que la Guardia Nacional vigile los aeropuertos para sacar a diversas empresas.

El diputado Higinio Del Toro Pérez (MC) dijo que a Jalisco le disminuyeron el recurso en carreteras, así como a proyectos multianuales que requerirán inversión que no se ve en el presupuesto.

Preguntó sobre el compromiso de terminar la Línea Tres del Metro en Guadalajara, el proyecto de la Línea 4 y el Peribus.

José Luis Montalvo Luna, diputado del PT, manifestó la necesidad de modernizar las vías de comunicación, pero sin que las carreteras se construyan con dinero del pueblo y se entreguen concesiones a empresas privadas. Además, preguntó sobre la ampliación de la Línea A del Sistema Metro, que correría del tramo de La Paz a Chalco, en el estado de México.

La diputada Sara Rocha Medina (PRI) preguntó qué funciones tendrán los gobiernos de las entidades de la zona metropolitana de la capital del país, en los proyectos de conectividad terrestre relativos a los tres aeropuertos de la zona y cómo apoyar desde el Legislativo para que la SCT realice sus tareas.

También del PRI, el diputado Eduardo Zarzosa Sánchez manifestó su preocupación por que cada día se posterga más la conclusión del Tren México-Toluca, la cual es una obra importante de movilidad tanto para las personas que se transportan todos los días a la Ciudad de México, así como para la conectividad que se requiere para impulsar el aeropuerto de Toluca.

La diputada Martha Estela Romo Cuéllar (PAN) subrayó que un problema grave para el sector transportista son los atracos por parte del crimen organizado. “De 2015 a 2018 el robo se incrementó 81 por ciento y los empresarios han detenido sus actividades”. Consideró relevante impulsar la inversión porque hay un estancamiento y subejercicio en la SCT, cuando el recurso se podría invertir en proyectos para implantar una estrategia en materia de seguridad que garantice integridad a trasportistas y usuarios de las carreteras.

El diputado panista, Ernesto Alfonso Robledo Leal consideró que “el presupuesto para SCT viene muy mal”. Ofreció respaldo de los diputados de su grupo parlamentario para rehacer el presupuesto, “porque aquí depende de los diputados, no de la Secretaría de Hacienda, y creemos que el monto para la SCT no le servirá para nada”.

La diputada Juana Carrillo Luna (Morena) dijo que la Cámara de Diputados hay dos iniciativas para que regresen las atribuciones a la Marina Mercante y otras más buscan darle más facultades; sin embargo, el objetivo es fortalecer a la Secretaría de Marina, su importancia se debe a que en el cierre del 2006 el impacto del sector en la economía fue de 13.7 mil millones de pesos, de los cuales 9.2 mil millones fueron generados por actividades portuarias y el resto por servicios de transporte por agua.

Su correligionario, Valentín Reyes López expresó su respaldo al titular de la SCT para que se realicen los proyectos mandatados por esta administración, la cual busca que estos sean equitativos.

En sus respuestas, el funcionario federal dijo que la seguridad es un tema toral en materia de espacio aéreo. El objetivo es ampliar los sistemas de vigilancia y movilidad; hablamos de contar con un sistema de tres aeropuertos como en algunas partes del mundo, donde hay tres o más terminales que comparten el mismo espacio aéreo. Estamos instrumentándolo con una nueva arquitectura”.

Sobre la capacidad de las terminales aeroportuarias, mencionó que en su primera etapa Santa Lucía tendrá 20 millones de pasajeros, 50 millones la Ciudad de México y 12 el de Toluca. “Estamos hablando de 70 millones de pasajeros, los mismos que se estimaban para la primera etapa del aeropuerto de Texcoco, pero el cual costaría 280 mil millones de pesos, según el último presupuesto”.

Jiménez Espriú subrayó que la SCT no tendrá subejercicios, porque todo está comprometido. “En el ejercicio actual hay un presupuesto de 638 millones de pesos, y lo hemos ejercido ampliamente. Se han invertido 97 millones para atender 97 kilómetros en mal estado, y en todos los programas de la región de los Altos de Jalisco se concentraron 138.5 millones de pesos.

Rechazó que haya quedado una deuda de 178 mil millones de pesos después de la cancelación del aeropuerto. Señaló que el proyecto e Santa Lucía se asignó a Sedena porque son sus terrenos, había que hacer movilizaciones de construcciones militares.

Señaló que el problema de los taxis es en todos los aeropuertos donde hay concesiones y no es fácil de resolver, “porque hay intereses enormes, inversiones importantes y con el advenimiento de las nuevas tecnologías, se ha vuelto complicadísimo”.

Es una de esas herencias que tenemos y estamos en pláticas con la Secretaría de Gobernación, con los taxistas de los aeropuertos y las plataformas tecnológicas, así como con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), para ver este asunto y esperamos darles una solución próxima.

Agregó que se ha dado la espalda al mar, no obstante, tiene un potencial extraordinario, por lo que se ha definido un plan para desarrollar los puertos, la Marina Mercante y la industria naval del país, este impulso se realizará a partir del financiamiento privado.

Al referirse a la ampliación de la Línea A del Metro de la Ciudad de México, el secretario Jiménez Espriú indicó que el proyecto ya está aprobado con una inversión de 13 mil millones de pesos. También habló sobre la vinculación que debe haber en las vías de comunicación de las regiones urbanas aledañas a los tres aeropuertos.

Precisó que los puertos nacionales son autosustentables y la inversión que se hará es la cuarta parte que se puede detonar en la inversión misma del puerto y sus alrededores.

Detalló que en el programa de conservación de carreteras de Jalisco se emplearon 820 millones de pesos, el doble del año pasado; en construcción 535 millones y en conservación de infraestructura de caminos y carreteras, dos mil 250 millones. Sobre el transporte colectivo de la capital jalisciense aseguró que se hizo una aportación adicional de recursos y se terminarán las obras al final del año e iniciará operaciones en marzo de 2020.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios