lunes, abril 22, 2024

Ejecutan a socio de Florian Tudor

QUERÉTARO.-Hombres armados, ejecutaron a Félix José Villalobos (a) “El Mazo”, investigado por el FBI por nexos con la Mafia Rumana, liderada por Florían Tudor preso en el penal de máxima seguridad “El Altiplano”.

“El Mazo” se encontraba en compañía de su actual pareja sentimental, cuando se le emparejaron un par de hombres armados y lo ultimaron.

De acuerdo con La Opinión de México, en el kilómetro 195, sobre la autopista México-Queretaro, en un complejo de edificios, en el estacionamiento, se les emparejó una motocicleta y de varios disparos, ejecutó a “El Mazo”; la mujer que lo acompañaba, salió ilesa.

Félix José Villalobos en compañía de su pareja sentimental, también de origen extranjero, habían acudido a un centro médico cuando ocurrió el ataque.

ASÍ OPERABA LA MAFIA RUMANA

Según un informe de inteligencia, a la que el Grupo Sol tuvo acceso, la mafia rumana se alió con varios políticos pertenecientes al PVEM, PRI, PRD, PT y Morena para financiar sus campañas a cambio de proteger sus actividades ilícitas una vez estando en puestos gubernamentales.

El grupo delictivo operó de esta manera desde las campañas políticas de 2014 hasta las de 2018.

Presuntamente, López Salazar y Zetina Barriga, quienes eran operadores políticos, se acercaron por su propia cuenta al grupo delictivo para solicitar dinero a cambio de su protección.

Los otros involucrados son Remberto Estrada Barba, expresidente municipal de Benito Juárez y diputado federal de Quintana Roo de 2015 a 2018, señalado por obtener una fortuna millonaria a través de la licitación de obra pública durante su gestión.

También está Jesús Aíza Kaluf, quien fue subsecretario de operaciones de la SSP en Veracruz y abogó por Florián Tudor ante la FGR; así como Laura Lynn Fernández Peña, expresidenta municipal de Quintana Roo acusada de gestionar, desviar y justificar grandes cantidades de dinero.

Otro implicado es el morenista José Luis Jonathan Mendoza, aspirante a diputado local, su pareja sentimental, Silvia González Franco, exfuncionaria de la PGR; y su padre, José Luis Yong Cruz, acusados de relacionarse con el tráfico de indocumentados cubanos.

Asimismo, está José de la Peña Ruiz de Chávez, actual diputado local señalado por tráfico de influencias, corrupción e ineficiencia; relacionado también con los exgobernadores González Canto y Borge Angulo.

EL FBI VS TUDOR

El FBI seguía los pasos de Tudor por su presunta participación en una red que había saqueado fondos de cajeros automáticos en Nueva York.

A dos días de que se efectuara la reunión en la capital de Rumanía, un juez emitió una orden para que agentes de la FGR, en coordinación con policías estatales, realizaran una serie de cateos en inmuebles que las autoridades vinculaban con Tudor.

El primer domicilio que catearon fue el ubicado en la calle Róbalo 52 de Cancún.

En la carpeta de investigación FED/QR/CUN/0000364/2019, se incluyó el testimonio de Diaconu Marian, uno de los rumanos que estaban en la vivienda cuando irrumpieron los agentes federales:

“El 11 de mayo de 2019, aproximadamente como a las 5:30 a.m. se encontraba ingiriendo bebidas embriagantes con sus amigos en el interior del domicilio ubicado en la calle Róbalo; se quedó solo y fue que escuchó el frenado de varios vehículos y se asomó por la ventana y vió gente corriendo, comenzó a subir hasta el último piso del edificio y se escondió en donde se encuentran los equipos de aire acondicionado y fue que ahí lo encontraron.

Manifestó que trabajaba para Tudor, quien tiene una empresa de casa de cambio, un gimnasio, que en ese lugar vive Tudor en la planta baja con su esposa, de nacionalidad brasileña, y su bebé Eric.

Además, sabe que lo cuidan seis personas de nombre Sergio, Rosado, Jesús, Rodolfo y una mujer de nombre Martha, y sabe que siempre van armados, se mueven en una Cadillac Escalade negra, Mercedes negro, Dodge Ram y/o una Nissan Xtrail negra”.

Minca Minhai Adrián, de 25 años, quien se presentó como “boxeador de tiempo completo”, fue otro de los testimonios incluidos en el reporte: “El día 11 de mayo de 2019 se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas junto con Diaconu Marian en el área común que se encuentra en el segundo piso, refiere que fue cuando escucharon el frenado de los vehículos en el exterior del inmueble y posteriormente vieron la presencia de elementos de corporaciones policíacas, quienes ingresaron al domicilio, rompiendo la puerta de acceso, motivo por el cual bajó a ver qué sucedía y fue cuando lo detuvieron”.

Jesús Morales Acarias, uno de los escoltas de Tudor, fue detenido por la portación de armas de fuego, y relató así la forma en que ocurrió el cateo: “Siendo aproximadamente las 5:30 de la madrugada escuchó que se estacionaron varios vehículos de la Policía, le indicaron que abriera la puerta y le mostraron la orden de cateo a través del vidrio y posteriormente le avisó al dueño de nombre Florian Tudor, le indicó que en ese momento bajaba y fue cuando entraron los policías y le dijeron que se pusiera en el piso.

Lo revisaron y le quitaron el arma de la marca Glock que es del trabajo y la tiene asignada con portación, y aparte le encontraron otra arma Glock calibre 380 y el (rifle) R15 calibre 22”.

En el anterior, relato que coincidió Ángel Rosado Hernández, otro de los escoltas de Tudor, al que también se le decomisó un arma.

El mismo día del cateo a la residencia de Tudor se efectuaron más intervenciones policíacas en un domicilio del mismo empresario rumano en Avenida Cobá, y el 12 y 14 de mayo en dos ranchos.

Tudor y cinco de sus colaboradores fueron detenidos en los cateos, aunque el líder de la banda fue liberado tras promover un amparo en el que alegó que lo habían arrestado ilegalmente e incomunicado por más de 36 horas
AM.MX/fm

Artículos relacionados