martes, febrero 27, 2024

ECONOMÍA Y POLÍTICA: Encuesta rigurosamente vigilada

MIGUEL ÁNGEL FERRER
Las encuestas de opinión son un mecanismo o procedimiento estadístico que permite conocer las preferencias o los deseos y gustos de las personas sobre cualquier tema. Son una teoría y una práctica socio-demográfica científica de utilización universal y centenaria.
Una encuesta bien realizada, es decir, como mandan los cánones, permite conocer con gran exactitud lo que piensa en determinado momento una sociedad o una comunidad cualquiera.
Por estas razones científicas es que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) optó por las encuestas científicas como método para designar a su candidato a la Presidencia de la República en las elecciones de 2024.
También se escogió este método porque las encuestas científicamente realizadas no pueden ser influidas, manipuladas o cuchareadas por nadie.
Y hay que tomar en cuenta, igualmente, que la encuesta de Morena será un sondeo rigurosamente vigilado por millones de ciudadanos y múltiples instituciones públicas y privadas, nacionales y extranjeras.
Así que cualquier anomalía o salida de ruta será denunciada públicamente por las entidades vigilantes, lo que descarta cualquier intento de manipulación exitosa.
Debe decirse, además, que la vigilancia del sondeo morenista incluirá la realización de las llamadas encuestas espejo, es decir, sondeos alternativos que desmentirían de inmediato toda intención de cuchareo.
Y hay que decir, adicionalmente, que la encuesta morenista se ajustará a un compromiso de aceptación, por cuenta de los participantes, de las reglas públicas establecidas para el sondeo.
Esa aceptación pública significa que, una vez hecho el compromiso, nadie puede echarse para atrás sin pagar un alto precio, en simpatía popular y en prestigio y futuro político, por la retractación. Y mayor todavía ese costo si quien se retracte decide postularse a la Presidencia por cualquier otro partido político de izquierda o de derecha.
La suerte, como diría el clásico, está echada. Tendremos que esperar el resultado de la consulta popular. Pero hasta ahora nada lleva a suponer que haya o pueda haber mano negra.
Y la conclusión lógica es que  los millones de sufragantes  que tienen como preferencia a Morena votarán por quien resulte vencedor en este sondeo verdaderamente histórico y libre de sospechas de fraude estadístico.

Artículos relacionados