lunes, abril 22, 2024

Dividenz revela auge de inversiones mexicanas en tecnología y diversificación en EE.UU

/COMUNICAE/

Para mediados de 2023, el número de cuentas de inversión en entidades como casas de bolsa alcanzó los seis millones aumento del 31.4% en comparación con el mismo periodo del año anterior

En 2024, más mexicanos se adentran en las inversiones, impulsados por avances tecnológicos, una extensa variedad de productos financieros y un cambio de ideología. La idea de que se necesitan grandes capitales para invertir es cosa del pasado. Gracias a iniciativas públicas y privadas, tanto nacionales como internacionales, ahora es posible acceder a diversas opciones de inversión, obtener rendimientos con tarjetas de débito, acceder a oportunidades de inversión desde $100 MXN y hasta participar en el mercado de bienes raíces transnacionales.

Según la última Encuesta de Inclusión Financiera (ENIF) de 20211, muchas personas recurrían a métodos tradicionales de ahorro e inversión como tandas o préstamos a familiares y amigos. Para mediados de 2023, el número de cuentas de inversión en entidades como casas de bolsa alcanzó los seis millones aumento del 31.4% en comparación con el mismo periodo del año anterior2. Este incremento en las inversiones nacionales refleja un interés creciente en oportunidades más modernas y variadas.

Esta tendencia creciente en adentrarse en diversos productos financieros, motivado por el objetivo de incrementar el capital, ahorrar y diversificar, ha sido especialmente impulsado por la tecnología entre las generaciones más jóvenes. En este sentido, la evolución tecnológica ha abierto accesos a nuevas oportunidades de inversión, incluso en mercados extranjeros, haciéndolas más accesibles y atractivas para todo el mundo.

Sin necesidad de ser expertos, la tecnología ha transformado la forma de invertir, permitiendo ingresar a instrumentos internacionales sin salir de casa. Las aplicaciones móviles ofrecen la posibilidad de monitorear rendimientos en tiempo real, esta innovación hace que invertir sea más sencillo y atractivo, democratizando el mercado financiero para un espectro más amplio de personas.

La decisión de los mexicanos de destinar capital fuera del país es un fenómeno multifactorial, influenciado por un entorno económico y político en constante evolución. Si bien México ofrece diversas oportunidades financieras, muchos individuos están buscando diversificar sus activos en respuesta a varios factores, como la volatilidad monetaria local, la búsqueda de estabilidad financiera y la oportunidad de ingresar a mercados más robustos.

Pese a los momentos de fortaleza que el peso ha experimentado, los mexicanos siempre han presentado una inclinación por destinar capital en el vecino del norte, Estados Unidos, debido a la solidez y potencial de crecimiento de su economía. Adicionalmente, las percepciones de volatilidad política y económica en México también influyen significativamente en las decisiones de inversión. Los cambios en las políticas económicas, la inestabilidad política y las dudas sobre el crecimiento económico a largo plazo impulsan a considerar mercados con perfiles de riesgo más bajos y con un potencial de crecimiento más predecible. Invertir en activos denominados en dólares se ve como una estrategia para protegerse contra incertidumbres económicas y aprovechar la estabilidad y seguridad que las otras economías tienen.

En este contexto, mercados como el de Estados Unidos se vuelven particularmente interesantes. Una de las opciones más llamativas dentro de dicho país es el mercado inmobiliario, que ofrece numerosas ventajas. Invertir en propiedades americanas implica el acceso a una gran industria con una amplia gama de opciones y sectores, desde propiedades multifamily hasta industriales. Estos negocios permiten beneficiarse de ingresos estables por alquileres y un potencial de apreciación a largo plazo.

Al respecto, Iván Chomer, CEO de Dividenz, una plataforma de inversiones en bienes raíces norteamericanos, comentó “frente a una Latinoamérica históricamente caracterizada por fluctuaciones económicas e incertidumbre política, los inversores mexicanos se han destacado como el grupo más prominente de Latam en el mercado inmobiliario estadounidense. Esta tendencia, lejos de ser aleatoria, está impulsada por la proximidad geográfica y la confianza en la solidez económica y política de Estados Unidos”.

Dividenz se presenta como una plataforma innovadora que con tan solo un pasaporte vigente y ser mayor de edad, se tiene acceso a esta herramienta que desde USD 2.000 abre las puertas a instrumentos de inversión posicionados en activos inmobiliarios. Cash y Deals, son los productos que ofrece la compañía, ambos tienen rendimientos anuales en dólares con utilidades semanales y mensuales.

En resumen, el auge del interés entre los inversores de México, encuentra su fundamento en la tecnología y la diversificación de productos financieros. El mercado de bienes raíces se consolida como una alternativa sobresaliente, atractiva por sus rendimientos en divisas y su inherente solidez financiera. Estos factores promueven perspectivas de inversión más amplias y seguras, posicionando a los bienes raíces como una vía privilegiada para la consolidación patrimonial y la generación de ingresos constantes en dólares. 

Fuente Comunicae

Artículos relacionados