fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo (AlmomentoMX).- En un país donde impera una insultante pobreza extrema, está por transmitirse en Latinoamérica un nuevo reality con familias de la élite mexicana, muy a lo Kardashiana.

En junio, el canal latinoamericano TLC estrenará ‘Dinastías mexicanas’ (‘Mexican Dynasties’), un reality show que mostrará la vida de tres familias de la clase alta mexicana: Oscar Madrazo y su hermana, Raquel Bessudo y su hija, y Fernando Allende con su esposa e hijos.

De acuerdo con la información de Abraham Monterrosas Vigueras, para Yahoo Vida y Estilo, ya fue transmitido en el canal Bravo en EEUU y ahora llega a Latinoamérica para mostrar un México al que, ciertamente, muy pocos tienen acceso: lujos, excesos y glamour. Incluso, a pesar de ser realizado en la Ciudad de México, está grabado enteramente en inglés y lo anuncian como el retrato de un grupo de poderosos que “desafían los estereotipos, levantan algunas cejas y muestran con orgullo sus estilos de vida exagerados”.

“Estamos fascinados porque estamos presumiendo a México a través de este reality”, contó Raquel Bessudo. Sin embargo, pareciera más bien que lo que están presumiendo es el estilo de vida que tienen: joyas, viajes, alfombras rojas, excesos… una apuesta contradictoria en un país con 53 millones de personas viviendo en pobreza y 9.4 millones en pobreza extrema.

Además, sus protagonistas no son precisamente el modelo de un México ‘real’. Los Allende, por ejemplo, viven en Estados Unidos y solo se trasladaron a la ciudad por 90 días para filmar el reality. Mismo caso el de la hija de Raquel Bessudo, una socialité cuyo esposo fue el dueño de los refrescos Jarritos.

Y los Madrazo forman parte de una de las familias más poderosas del país, quienes han logrado una fortuna en bienes raíces y negocios al amparo del poder público, según denuncia la revista Proceso. Federico Madrazo, padre de estos hermanos, fue el primer concesionario en traer autos de lujo a México.

Por ello, suena un tanto extraño, no que estos socialités exhiban su vida ante las cámaras, sino que vendan este programa como el retrato de un ‘México diferente’. “Estos clanes familiares se han forjado nombres y fortunas en el mundo del entretenimiento, las bebidas y los automóviles de lujo, y te llevarán a su salvaje vida”, se lee en la página de Bravo TV, donde se transmitió este programa en Estados Unidos.

El tráiler solo viene a reforzar el ‘drama’ en la vida de estos protagonistas, con un Fernando Allende confundido con la tecnología del hogar, su hijo en los estudios de grabación jugando a ser cantante, Bessudo criticando el maquillaje dorado, y Madrazo manejando preocupado por no saber qué desviación tomar en su auto de lujo.

Sin embargo, no es la primera vez que la vida de la clase alta de México es mostrada en televisión. Ya han existido otras emisiones con mayor o menor éxito, como ‘La vida con Oli Peralta’ (Unicable) y ‘Made in Mexico’ (Netlflix). De hecho, este último recibió críticas tanto de medios de comunicación como de los propios usuarios en las redes sociales.

“El reality show de Netflix está dotado de clasismo, lujos, y poderes sociales, en todos los capítulos se dicen portar con mucho orgullo la nacionalidad 100% mexicana, su nacionalidad, pero consumen marcas estadounidenses y les cocinan chefs franceses”, señalaba una de las críticas.

También te puede interesar: Juanpa Zurita, cuando el estilo de vida de un ‘influencer’ no convence de su filantropía

Viviendo en la burbuja

 

Este tipo de shows, émulos de las Kardashian en todas sus presentaciones, no funcionan en México, dado el público mayoritario que tiene este país. Pero sus protagonistas insisten, o al menos esto fue lo que dijo Fernando Allende para el programa ‘Buenos días, familia’: “Entiendo que muchas familias se han identificado con nosotros y han visto un reflejo de ellos mismos en nosotros. Y es por eso la gran aceptación que ‘Mexican Dynasties’ está teniendo”.

A lo que su esposa agregó: “Este programa es para que nos apoyemos todos los latinos, para enseñarle al mundo que realmente somos gente buena”. Pero lo más bizarro fue cuando la entrevistadora remató diciendo que este reality está poniendo “el nombre de México muy en alto”.

¿Es en serio? ¿”El nombre de México muy en alto”? Es decir, un mexicano que ha vivido la mayor parte del tiempo en el extranjero, una socialité que habla de moda y unos hermanos integrantes de una de las familias más poderosas del país, ¿serán nuestro mejor ejemplo para hablar de la familia típica mexicana con la que todos pueden identificarse?

¿No resulta insultante un programa así en un país donde la mitad de la población vive en la pobreza? ¿No será que están confundiendo el término “gente buena” con el de “gente bien”?

AM.MX/fm

(Fotos: Rene Zorilla/Bravo/NBCU Photo Bank vía Getty Images)

Comentarios

comentarios