fbpx Detenida en Plaza Artz es integrante del Cártel de Tláhuac | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de julio (AlmomentoMX).-  Agentes de la Policía de Investigación confirmaron que Esperanza Gutiérrez Riojano, de 33 años de edad, la mujer que asesinó a balazos el pasado miércoles a dos hombres de nacionalidad israelí, identificados como Azulay Alon y Jhony Ben Suki en el interior del Restaurante “Hunan” de la Plaza Artz Pedregal, es integrante del Cártel de Tláhuac,

Refirió que un cártel mexicano la contrató para atacar a dos personas, por lo que recibió 5 mil pesos como pago por sus servicios y hoy teme por su vida, de acuerdo con el diario El Universal.

En un inicio, la detenida aseguró que es gatillera y que cobra 5 mil pesos por cada “jale”. Refirió que en esta ocasión fue contratada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y añadió que las personas que dispararon en el estacionamiento del centro comercial eran originarios de Jalisco, según las declaraciones que dio a las autoridades reveladas por  los reporteros David Fuentes y Kevin Ruiz.

Otra línea de investigación en el crimen contra Benjamín Yeshurun Sutchi y su escolta Alon Azulan indica que el primero habría traicionado a un sujeto llamado Erez Akri-shevsky, quien habría hecho negocios con grupos delictivos que trasiegan droga en México y Colombia.

Sutchi llegó a nuestro país a inicios de la década de 1990, cuando formaba parte del equipo de inteligencia de Israel, conocido como Mossad, para atender casos de secuestros en el país. Las autoridades aseguran que es uno de los principales vendedores de armas de fuego a grupos de narcotraficantes.

El hecho presumiblemente obedece a un ajuste de cuentas entre grupos criminales de la delincuencia organizada.

“Por lo tanto podría tratarse de arreglos con la mafia israelí y se lleva a cabo la identificación plena de ambos sujetos así como de sus antecedentes penales”, resaltaron las fuentes consultadas.

De acuerdo con las líneas de investigación que siguen los informantes, al parecer la mujer vive en la Colonia del Mar, y se desempeñaba como sicaria de dicha organización criminal, por lo que ya se investiga si está relacionada en otros tantos asesinatos ocurridos en la capital “Incluso, la pistola que ella utilizó en el asesinato de los dos judíos, no la compró en siete mil pesos, esas armas cuando mucho en el mercado negro valen hasta tres mil pesos y se la prestó otra persona que también forma parte de la misma organización, pero al momento, la mujer no ha querido decir muchas cosas, toda vez que teme por su vida”, señalaron.

Esperanza, –comentaron-, es tiradora y asesina profesional, sabe como manejar un arma; lo cual se notó precisamente en la forma en que ejecutó a las víctimas y la forma en que trazó su plan para lograrlo.

“Con lo único que no contó es que iba a ser traicionada por sus dos cómplices, que se dieron a la fuga en un carro Versa Azul, sobre la avenida Periférico Sur en dirección al poniente, del cual se investigan todas sus características para ubicarlo en las próximas horas”, explicaron.

Eran dos delincuentes reconocidos y buscados por las autoridades de justicia de su país por asesinato y estar ligados al crimen organizado.

Los sujetos eran originarios de las ciudades Bat Yam y Tel Aviv, respectivamente y al parecer uno de ellos (Jony Ben) utilizó una identidad falsa para llegar a tierras aztecas y su verdadero nombre es Ben Sutji, quien en 2006 fue identificado como el principal introductor de cocaína en México y ya se investiga el hecho.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios