fbpx

CANCÚN, Q.R.-Altos funcionarios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) federal destituyeron a Erika Lozano, directora del Hospital General de Zona Número 3, ubicado sobre avenida Coba esquina avenida Tulúm en el Centro Cancún.

A raíz de que Sol Quintana Roo ventilara las operaciones irregulares que se realizan en los centros hospitalarios de Cancún, originó la primera destitución la presencia de los altos funcionarios para realizar una minuciosa supervisión de en la adquisición y distribución de insumos, instrumentos y equipos de los centros hospitalarios.

Según médicos y enfermeras del centro hospitalario, la breve auditoría reveló las anomalías en la contratación de servicios e insumos. Además, Erika Lozano, directora del Hospital General de Zona Número 3, no entregaba los insumos ni equipo a médicos y enfermeras en plena contingencia sanitaria por COVID-19.

En estas páginas informamos que el desprecio administrativo de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Quintana Roo hacia las vidas humanas se refleja en la asignación de recursos al destinar una cantidad inmensamente mayor al combate de “plagas urbanas” que a la compra de oxígeno domiciliario.

La indolencia de la titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada Estatal Quintana Roo IMSS, Xóchitl Refugio Romero Guerrero, no solo pone en riesgo a médicos, enfermeras y enfermeros, camilleros, personal administrativo, intendencia y seguridad, sino también a arriesga a la recuperación de los pacientes frente al COVID-19.

En lugar de redireccionar recursos para que su personal haga frente a la mayor pandemia que alcanzó a Quintana Roo, la delegada encubre la escases de materiales y protege la simulación de empresas que recibieron millonarios contratos pero que no realizan los servicios o lo hacen a medias.

Los actos de indolencia, simulación e encubrimiento hoy los están pagando con sus vidas decenas de quintanarroeneses quienes no han recibido el tratamiento adecuado para contrarrestar los efectos de la mortal enfermedad.

En una revisión de algunas de las adjudicaciones que otorgó el IMSS Quintana Roo muestra indolencia, por la vida. Con base en información obtenida en los portales oficiales de compras de bienes y servicios, se observa que hace unas semanas la delegación del IMSS en Quintana Roo adjudicó un contrato por $1,314,837.00 (Un millón trecientos catorce mil ochocientos treinta y siete pesos 0/100 MN) a la empresa “Infra del Sur SA de CV” por el servicio de “ventilación mecánica domiciliaria a derechohabientes del IMSS para el 2020”, que no es otra cosa que proporcionar oxígeno a los pacientes que lo requieras.

Sin embargo, al mismo tiempo adjudicaron tres contratos a la misma cantidad de empresas por el servicio para mitigar la “fauna nociva urbana”. Las compañías “Duo Alto Nivel en Servicios SA de CV”, “Ecoblue de México SA de CV” y “Servipro de México SA de CV”, el IMSS de Quintana Roo les entregó contratos que suman $6,240,113.00 (Seis millones doscientos cuarenta mil ciento trece pesos 0/100 MN) para el periodo de 2020.

Si bien los dos fallos de adjudicación se realizaron en diciembre de 2019, ambos tienen vigencia para todo 2020 a partir de 15 de enero al 31 de diciembre, lo que demuestra que les preocupa más pagar millonarias cantidades de dinero a empresas por fumigar hormigas, cucarachas y ratas que brindar oxígeno a los pacientes que se encuentran en sus casas en espera de equipo de respiración.

Por otro lado, la delegada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Xóchitl Refugio Romero Guerrero pagó 24 millones 408 mil 960 pesos por 152 mil 556 cubre bocas, es decir que la Institución en Quintana Roo erogó la cantidad de 160 pesos por cada utensilio -que hoy día se venden al doble de su precio en cualquier farmacia o negocio del estado: 10 pesos por pieza-, esto luego de obtener la aprobación de uno de los brazos derechos de la presidencia de la República en el territorio, Arturo Abreu Marín.

El Covid-19 se ha convertido en un negocio redondo para las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social, quienes están haciendo compras o mal invirtiendo su presupuesto en beneficio de unos cuantos y exponiendo a sus trabajadores y derechohabientes.

Estos y otros abusos provocaron la supervisión de los altos directivos del IMSS federal a los nosocomios de Quintana Roo sobre todo a que la entidad ocupa los primeros lugares en número de casos de Covid-19.

La presencia de los directivos también responde a establecer los lineamientos finales que permitan a las Secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) tomar nuevas medidas del Plan DN-III en los nosocomios que están bajo su supervisión.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios