fbpx Desnutrición y obesidad infantil, retos para la salud pública en México | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de febrero (AlmomentoMX).- Mientras 33.2% de niños entre 5 y 11 años padecen obesidad, hay más de un millón que padecen desnutrición, señaló la diputada María Eugenia Ocampo Bedolla.

Paradójicamente, mientras nuestro país ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, existen más de un millón de niños que padecen desnutrición, lo que sigue representando un enorme reto para el Estado mexicano, afirmó la diputada María Eugenia Ocampo Bedolla.

En entrevista, la legisladora de Nueva Alianza manifestó su preocupación por “la situación contrastante que viven los menores mexicanos y que seguirá existiendo, mientras no se emprendan acciones conjuntas que contrarresten estas cifras”.

La también Secretaria de la Mesa Directiva refirió que según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (ENSANUT MC) 2016, el 33.2% de los niños de entre 5 y 11 años padecen sobrepeso y obesidad.

En contraste, alrededor de millón y medio de menores sufren desnutrición.

Lo anterior, señaló la diputada por Morelos “es reflejo de la mala alimentación que existen entre la población mexicana, pero también da cuenta de la falta de acceso a los alimentos, sobre todo en un sector vulnerable de la población”.

Dijo que pese a los avances para erradicar la desnutrición infantil, “todavía falta mucho por hacer y erradicar esta problemática social que afecta significativamente a los sectores con menos recursos, principalmente la población indígena”.

Muestra de ello, indicó, es que de acuerdo con la UNICEF, entre los menores de cinco a catorce años de edad, la desnutrición crónica es de 7.25% en las poblaciones urbanas, y la cifra se duplica en las rurales.

Por su parte, la obesidad infantil sigue creciendo a pasos agigantados, debido entre otros factores, a que los productos ultraprocesados y con alto contenido calórico (comida chatarra y refrescos) resultan ser “más baratos” que los alimentos tradicionales (carne, pescado, fruta, verduras, etcétera) para la población con menos recursos.

Por lo anterior, dijo, es que las autoridades federales deben emprender acciones conjuntas para concientizar a la población sobre los hábitos alimenticios, pero también, aseveró, impulsar programas para garantizar a todos los sectores de la población su derecho a una alimentación sana.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios