sábado, junio 22, 2024

DESESPERACIÓN PEÑISTA

Jorge Meléndez Preciado
Invitado por Causa Común, la organización que encabeza María Elena Morera, Enrique Peña Nieto mostró, una vez más, que lejos de aceptar las críticas, los señalamientos, las opiniones diversas, su único interés es buscar, sin conseguir, que su administración ha sido un éxito o, lo más grave, incomprendida por los ciudadanos.
Frente a datos precisos de que los delitos en todos los órdenes han aumentado: homicidios dolosos, robos, secuestros, desapariciones, extorsiones, etc., el habitante de Los Pinos respondió: no debemos hacer bullying a las instituciones en materia de seguridad.
Aparte del anglicismo utilizado, la RAE señala que bulear es: “El acoso físico o psicológico al que someten de manera continuada, a un alumno sus compañeros”. Algo que no tiene nada que ver con las críticas a las instituciones, por eso varias agrupaciones dijeron que esa descalificación del funcionario atenta contra la libertad de expresión (Francisco Rivas del Observatorio Nacional Ciudadano, Reforma, 14 de noviembre).
Peña Nieto aceptó que en los últimos años hubo un repunte en los índices de violencia (el doble), pero afirmó que “cerraremos con buenos números el último año” (sic que cree en platillos voladores).
Pidió Enrique: “reconocer los avances en materia de seguridad (ya que) en lo que va de su sexenio se han neutralizado a 108 de los 122 objetivos de la PGR” (capos de los cárteles). Aunque no dijo que ello no ha traído disminución en los índices delincuenciales. Simplemente el 13 de noviembre se encontraron 14 restos humanos en Copanatoyac, Guerrero (Sin Embargo, 14 de noviembre) y en la delegación Coyoacán se filmó a un tipo asaltando con pistola a un automovilista. Dos casos entre una lista extensísima.
Peña dijo que no se militarizará al país y que hay un “absoluto respeto a los derechos humanos”. En este segundo caso no hay certeza, ya que de no ser por Data Cívica: 31 mil 968 desaparecidos, de los 32 mil 227 conocidos, no tendrían rostro ni sabríamos quiénes son. Algo que no ha realizado ninguna institución, menos la PGR que luego de más de tres años, no encuentra a los 43 normalistas de Ayotzinapa.
La señora Morera señaló que Causa en Común hace críticas, propuestas e investigaciones acerca de la violencia en México. Y que los políticos hace bullying “cuando destruyen (las instituciones), cuando usan el dinero público y usan las policías como escoltas”. Acerca de esto último, se empata con los cartones de Alarcón (El Heraldo, 14 de noviembre) y Rictus (El Financiero, ídem), donde los guaruras no dejan pasar a un ciudadano y Peña Nieto destruye a los establecimientos gubernamentales, respectivamente.
Doña María Elena también dijo que fue un proyecto fallido trasladar la seguridad pública a la secretaría de Gobernación (Miguel Osorio Chong, presente en el acto, tragaba bolitas como dice el lugar común), porque no es bueno mezclar la seguridad con la política.
Para rematar, la directora de Causa en Común indicó que han aumentado la violación a los derechos humanos, el secuestro, las extorsiones se hicieron parte de la vida misma de los ciudadanos, los homicidios llegan a proporciones bélicas y de continuar este panorama “está en riesgo la estabilidad nacional”.
Por otro lado, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, alertó: debemos poner fin al optimismo que todo va bien y sobre todo “a la simulación y discursos de optimismo triunfalista contra la violencia (citado por Salvador García Soto, El Universal, 14 de noviembre).
La embajadora de Estados Unidos aquí, Roberta Jacobson, indicó: la situación mexicana no es lo mejor y debe ponerse a tono con las prácticas internacionales que piden menor violencia en los países del orbe.
En el mismo tono de reclamo a las palabras oficiales estuvieron Gabriela Capó, de Insyde, y Santiago Roel, de Semáforo Delictivo, quien apuntó que a Peña Nieto lo bulea la realidad (Reforma, 14 de noviembre).
El citado Francisco Rivas abundó: no estamos lastimando a nadie, ni humillando; estamos señalando fallas y aun cuando se señalan no se hace nada (ídem).
Y en otros terrenos, pero como parte de los reclamos en diversos lugares, el ministro José Ramón Cossío, advirtió: ante el panorama de corrupción e impunidad, los jueces no pueden confundirse; que los casos de corrupción lleguen a la judicatura, para que afecten muchos intereses.
Y sabemos que la corrupción policiaca y de las fuerzas armadas es enorme, amén de impune.
jamelendez44@gmail.com
@jamelendez44

Artículos relacionados