fbpx

CHILPANCINGO, GUERRERO, 31 de mayo (AlmomentoMX/SemMéxico).- En el Estado de Guerrero, solo 37 de más de 500 agresiones sexuales que se cometen, son denunciadas, debido principalmente, a la impunidad, el burocratismo, falta de sensibilidad de las y los servidores públicos en los ministerios públicos y centros hospitalarios, además del clima de inseguridad que prevalece en la entidad.

En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujeres, representantes de distintas organizaciones civiles  de mujeres, dieron a conocer la situación que siguen enfrentando las mujeres en Guerrero, ante las distintas violencias que se ejercen.

Olimpia Jaimes López, de la organización “Mujeres Guerrerenses por la Democracia”, dio a conocer algunas referencias, de la situación de violencia sexual en el Estado de Guerrero, mencionó que de acuerdo al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), en la entidad,  se registraron mil 120 casos por violencia sexual de 2009 a 2016; en tanto que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, reportó que de enero de 2015 a mayo de 2017, se denunciaron 662 violaciones sexuales en la entidad.

De acuerdo a este recuento, de enero a noviembre de 2017, en las agencia del ministerio público, fueron denunciados 534 delitos contra la seguridad y la libertad sexual; de los cuales solo 37 fueron denunciados.

Es decir dijo la activista, “500 delitos que se cometen quedan sin denuncia y por tanto en la impunidad, esas 500 mujeres que han sido violentadas en su vida sexual, tienen repercusiones en su salud y no son atendidas como tal, el sector público de salud no ve esa afectaciones, y todo se queda en impunidad”.

Agregó que el dictamen de la declaratoria de Alerta de Violencia de Género en Guerrero (ACGG), determinó que si bien la Secretaría de Salud capacitó a su personal para mejorar la atención de la víctimas de violencia sexual y familiar, no cuenta con un registro de información sobre la atención brindada a las mujeres víctimas de violencia sexual, por lo que se desconoce cuántos avisos dieron al ministerio público por este delito; cuántas mujeres quedaron embrazadas, a cuantas les brindaron la anticoncepción de emergencia o profilaxis para prevención de infecciones de transmisión sexual, incluidos el VIH.

La norma 046 establece, refirió Jaime López, que además de la atención que el sector debe dar a las víctimas, también debe realizar un registro para generar estadísticas que le posibilite emitir lineamientos y política pública más efectiva “y no se tiene”.

Eva García Estrada, de la organización “Camino con Alas”, rechazó que los casos de violencia contra las mujeres, disminuyan, al contrario, se han incrementado, el problema es que no se está denunciando, debido a diversos factores, entre ellos a la impunidad, el burocratismo, falta de sensibilidad de las y los servidores públicos en los ministerio públicos y centros hospitalarios, así como al clima de violencia e inseguridad que priva en la entidad.

“Cuando una mujer acude a un ministerio público a denunciar, lo primero que le dicen es que al final de cuentas se va a reconciliar con el marido, que mejor se regrese y no lo haga trabajar en vano”, también hacen tan tedioso y tardado el procedimiento, durante el cual, le insisten en que es mejor que no denuncia y regrese a su casa, esto inhibe las denuncias pero no es que la incidencia, vaya a la baja, al contrario, recalcó.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios