domingo, abril 21, 2024

¿Cuántas niñas y mujeres adolescentes han sido víctimas de feminicidio en México?

CIUDAD DE MÉXICO / SemMéxico.-Las cifras de incidencia delictiva del fuero común 2015-2024 que publica el SESNSP demuestran que esta forma de violencia contra las mujeres de entre 0 y 17 años ha disminuido en el país al comenzar el año en curso: mientras en enero de 2023 se registraron 7 incidentes de este delito contra niñas y adolescentes a nivel nacional, los feminicidios de niñas y adolescentes en México disminuyeron a 6 en enero de 2024.

Lo anterior implica que mientras que en enero de 2023 se reportaba un feminicidio de mujeres de 0 a 17 años cada 4 días y medio en el país, para enero de 2024, se registró un feminicidio de niñas y mujeres adolescentes en México cada 5 días.

No obstante, la violencia feminicida con armas de fuego contra niñas y adolescentes no disminuyó en el mismo periodo: cuando en enero de 2023 se vio 1 feminicidio con arma de fuego de mujeres de entre 0 y 17 años a nivel nacional, para enero de 2024 se había registrado 1 feminicidio de niñas y adolescentes con arma de fuego en el país.

En total, de enero de 2015 a enero de 2024 se han registrado 751 feminicidios de mujeres de entre 0 y 17 años en México, de los cuales 106 fueron con arma de fuego y 114 con arma blanca. De estos feminicidios contra niñas y mujeres adolescentes, 127 han tenido lugar en Estado de México, 62 en Veracruz y 58 en Jalisco; concentrándose en estas tres entidades uno de cada tres feminicidios de mujeres de entre 0 y 17 años registrados de enero de 2015 a enero de 2024 en el país.

Los feminicidios de mujeres de 0 a 17 años representaban el 9.9% del total de los feminicidios registrados en el país de enero de 2015 a enero de 2024.

¿Qué se puede hacer para reducir los feminicidios de niñas y adolescentes?

En la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) realizamos actividades de incidencia política para promover que el Estado mexicano haga mayores esfuerzos para efectivamente prevenir, atender y restituir esta grave violación a los derechos de la infancia y la adolescencia. A continuación presentamos algunas recomendaciones que hemos generado para romper el ciclo de violencia contra niñas y adolescentes:

A tres años de adoptada la iniciativa Spotlight, en materia de Avances legislativos en torno a la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres y niñas, ya fueron presentados cuatro paquetes de reformas sobre: niñas y niños en condición de orfandad por feminicidio; de feminicidio y feminicidio infantil; además, de incorporar la perspectiva de género en las responsabilidades administrativas y una más en materia de violencia familiar.

Todas estas propuestas ya fueron enviadas a las comisiones correspondientes para su análisis y trámite legislativo y posteriormente, serán enviadas al pleno para su análisis y aprobación (ONU, 2021). Sin embargo, aún se necesita de mucho impulso e incidencia dentro del poder legislativo para que estas reformas puedan ser aprobadas, con el fin de que se impacte a un universo mucho mayor de leyes que puedan abonar a la protección de miles de niñas, adolescentes y mujeres en el país.

Romper con el ciclo de la pobreza y la violencia es trabajar en contra de la estructura y el sistema patriarcal que ha permitido crear estereotipos y que continúa justificando la violencia estructural que se ejerce en contra de las niñas y las adolescentes. Es necesario informar, no solo a la población, sino también a las personas funcionarias públicas, capacitándolas e incluyendo el enfoque de género en su quehacer diario, ya que el Estado es el responsable de garantizar y proteger los derechos de niñas y adolescentes.

Asimismo, es necesario que los organismos y colegiados ya creados para atender estas problemáticas dentro del Gobierno federal, sean fortalecidos y reactivados. De igual manera, que se les dote de fuerza política y presupuesto suficiente para lograr que sus iniciativas, acciones y seguimiento a las mismas pueda tener un mayor alcance e impacto en las políticas públicas en favor de las niñas y las adolescentes y que, a su vez, los Colegiados instalados dentro del SIPINNA sesionen de manera periódica, en específico la COMPREVNNA.

Como sociedad es necesario estar dispuestos a hacer un cambio cultural, así como muchas mujeres y hombres dentro de algunas comunidades indígenas, quienes están rompiendo el ciclo de comercialización y venta de niñas. Todas y todos podemos aportar rompiendo el ciclo de la violencia contra las niñas y las adolescentes.

Si quieres apoyarnos promoviendo que el Estado mexicano tome medidas más efectivas para prevenir, atender y restituir los feminicidios de niñas y adolescentes por favor visita nuestras redes sociales: facebook.com/derechosinfancia.org.mx.

En México, 6 de cada 10 mujeres adolescentes de entre 15 y 17 años han sufrido al menos un incidente de violencia -emocional, física, sexual o económica- a lo largo de su vida.1

Las niñas y las adolescentes enfrentan violencia en todos los espacios en que habitan: su hogar, la escuela, las calles, espacios comunitarios, el ciberespacio. Esta violencia proviene tanto de personas cercanas, familiares y amistades, como de personas desconocidas.

Las adolescentes de 12 a 17 años representan el 80% de las desapariciones de personas menores de 18 años en México.2 En 2020, fueron víctimas de feminicidio 112 niñas y adolescentes (de 0 a 17 años), esto representó el 11.5% del total de feminicidios en el país, con un incremento de casi 18% respecto a 2019.3 Además, 4 de cada 10 adolescentes ha experimentado algún tipo de violencia sexual.4

Aunado a las altas tasas de feminicidio, desaparición y violencia sexual, entre otras, persisten múltiples barreras relacionadas con su edad que les impiden recibir oportunamente servicios adecuados y acceso a la justicia.

También existen diversas prácticas nocivas que están profundamente arraigadas y que se basan en estereotipos sobre lo que se cree que es o debe ser una mujer y una niña, lo cual tiene consecuencias a lo largo de sus vidas y manifiesta múltiples formas de violencia en su contra.

Por ejemplo, el acoso y abuso callejero comienza cuando las niñas tienen 9 o 10 años, intensificándose entre los 12 y los 15 años. En 2015, el 98.4% de matrimonios de personas menores de 15 años registrados en el país se trataba de niñas y adolescentes mujeres con hombres mayores de 18 años.5

La violencia de género que las niñas y las adolescentes enfrentan tiene particularidades que no siempre quedan manifiestas cuando hablamos de violencia contra la mujer o violencia contra la niñez. Visibilizar las experiencias y riesgos de violencia de género que enfrentan relacionados con su edad, desarrollo y crecimiento, permitirá identificar necesidades de protección y atención específicas para ellas.6

Voces de las niñas y adolescentes

Las niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe han priorizado una serie de problemas que enfrentan diariamente y sus exigencias son:

1. Las niñas y adolescentes demandan vivir libres de violencia

2. Las niñas y adolescentes, y aún más, las niñas y adolescentes afrodescendientes, piden que no las cosifiquen y sexualicen

3. Las niñas y adolescentes quieren ser tratadas sin ninguna discriminación

4. Las niñas y adolescentes demandan educación sexual integral

5. Las niñas y adolescentes quieren participar y decidir sobre las cuestiones que les atañen

6. Las niñas y adolescentes necesitan justicia climática para crecer

7. Las niñas y adolescentes deben ser visibles en las estadísticas

Fuente: Derechos de las niñas para un futuro en Igualdad
AM.MX/fm

Artículos relacionados