lunes, abril 15, 2024

Costumbres y tradiciones de los menonitas

Adrián García Aguirre / Cdmx

*Hay comunidades hasta en Bacalar, Quintana Roo.
*Los menonitas son políticamente mexicanos de pleno derecho.
*Se han mantenido apartados del resto de la población.
*A partir de fines del siglo pasado, se produjo alguna apertura.
*Ocurrió especialmente en los grupos menos ortodoxos.

En la década de 1980, algunas de las comunidades menonitas más importantes aceptaron usar los automóviles y la electricidad, viajaron incluso hasta Quintana Roo, se asentaron ahí, y algo que hizo que su economía mejorara considerablemente.
Llegó a tal grado ese progreso y aceptación de la modernidad, que actualmente sus actividades representan un alto porcentaje de la productividad en varios estados del país, dados sus atributos para el trabajo pesado.
A pesar de eso, en otras comunidades continúan rechazando el uso de los adelantos que ofrecen las nuevas tecnologías, la mecánica y la modernidad en términos generales, incluida la electricidad, cuyo uso estaba prohibido hasta después de 2001.
Los grupos tradicionalistas ha pretendido mantener el mismo estilo de vida, usos y costumbres que llevaron los primeros menonitas que llegaron a México en 1922, como las casas, hogares típicos organizados de manera peculiar.
En la entrada se encuentra la cocina, sigue la habitación, considerada el centro del conjunto, además de existir una estancia grande que hace el papel de sala de estar, comedor y lugar de trabajo para las mujeres.
Lo obtenido de su trabajo está destinado a mejorar la prosperidad de toda la comunidad. El reparto que realizan de sus cultivos y otros bienes tiene como propósito que nadie pase necesidades.
Además, la acumulación de riquezas está prohibidas y los excedentes deben dedicarse a aumentar la producción.
Todos los miembros de la comunidad están obligados a trabajar en sus tierras. En el caso de los niños que asisten al colegio, su ausencia en compensada con una cuota pagada por su familia.
El cultivo de tierras es la principal actividad económica de los menonitas. Son, igualmente, conocidos por sus excelentes productos lácteos, especialmente de queso.
Otras actividades económicas son la fabricación de muebles, la fabricación de maquinaria para labores agrícolas y la posesión de pequeños comercios.
Las mujeres llevan vestidos de un solo color para ir a misa, mientras que pare el trabajo llevan uno floreado. En la actualidad, el vestido debe cubrir hasta debajo de las rodillas, aunque anteriormente eran todavía más largos.
Las mujeres que permanecen solteras se ponen en su cabeza un pañuelo blanco. Las casadas, por su parte, lo cambian por uno negro. Este último color es también el de los trajes de novia.
Los hombres utilizan para trabajar una prenda denominada overol, que empezaron a usar durante su estancia en Canadá.
El acuerdo al que los menonitas llegaron con el gobierno de Obregón incluía el derecho a mantener una educación diferenciada de la oficial.
En las escuelas aprenden el plautdietsch, un dialecto del alemán que llevan utilizando desde que vivían en Prusia, cuando se vieron precisados a emprender un éxodo iniciado hace siglos, y que parece no terminar.
En el ámbito educativo, existen diferencias entre los conservadores y liberales. Los primeros dividen la enseñanza en cuatro etapas: el aprendizaje de la lectura; el catecismo; el Nuevo Testamento; y la Biblia. Igualmente, también aprenden rudimentos de matemáticas y gramática, aunque no ciencias.

 

Artículo anterior
Siguiente artículo

Artículos relacionados