sábado, marzo 2, 2024

CIRO GÓMEZ LEYVA, SÍMBOLO DE LA PULCRITUD Y ÉTICA PERIODÍSTICA: JANETT ARCEO

Por Edmundo Cázarez C.
-Segunda y última parte-

Janett Arceo es una digna representante de la mujer mexicana. Atractiva, simpática, inteligente, dinámica y emprendedora. Quienes la conocen, coinciden en afirmar que se trata de una extraordinaria amiga solidaria, sincera, noble y siempre dispuesta a tenderle la mano a quienes más lo necesitan. Una madre soltera ejemplar que asumió ejercer la paternidad/maternidad, con la creencia de que las madres solteras podían con todo el paquete, pero a la vez, firme e inamovible en las exigencias de miles de mujeres que demandan que los hombres deben afrontar su responsabilidad como padres de familia, pues no se trata nada más de traer de traer hijos al mundo, argumentando que las mamás se hagan cargo de todo y hasta se rasquen con sus propias uñas, dejando en el total abandono a los hijos que procrearon.

Poseedora de un talento nato, a los 13 años de edad, tuvo la fortuna de trabajar al lado de dos gigantes de la actuación como lo fueron Enrique Rambal y Rafael Banquells, interpretando magistralmente la etapa infantil de Ángela Peralta en el programa de televisión “El Ruiseñor Mexicano”, de la entonces Televisión Independiente de México –TIM-, Canal 8. Sorprendido por el profesionalismo y entrega de la pequeña actriz, Rafael Banquells no dudó en invitarla a trabajar en la obra de teatro “Gutierritos”, interpretando a la hija de éste célebre personaje, misma que tiempo después, se llevó a las pantallas gigantes con un rotundo éxito.

Sin lugar a dudas, Janett Arceo nació para triunfar. Con absoluta honestidad y humildad, reconoce no haber realizado los estudios correspondientes a la carrera de periodismo ni de comunicación, sin embargo, su participación y desempeño en muy diferentes programas de radio y televisión la ubican como una excelente comunicadora. Durante cuatro años formó parte del exitoso programa La Mujer Ahora, de Fundación Cultural Televisa, teniendo de compañeros a Evelyn Lapuente y Paco Stanley. A finales de los 70´s y principios de los 80´s, participó con Raúl Velasco en la conducción de programas especiales, tales como las eliminatorias del Concurso Señorita México, el Festival de la Canción Ranchera y el Festival OTI. Debido a su profesionalismo, Raúl Velasco titular del exitoso programa de televisión Siempre en Domingo, le confiere la conducción de la emisión dominical durante sus ausencias, lo cual, realizó con total esmero y absoluto profesionalismo.

En 1982, la XEW, La Catedral de la Radio en México, convirtió a Janett Arceo en su locutora estrella a través del programa El mundo de la mujer, el cual, se mantuvo ininterrumpidamente al aíre durante 16 años y con los más altos índices de audiencia. A partir de junio de 1999, decide trasladar su programa Janett Arceo y La Mujer Actual, de la XEW, a  Grupo Fórmula, que actualmente continua al aíre, rompiendo récord de permanencia al cumplir sus primeros 39 años de vida y catalogado como el programa de mayor tradición en la radio.

Para Janett Arceo las cosas a medias no existen, firme en sus convicciones, la verdad es que no para de trabajar, tan es así, en marzo de 2009 debuta en el teatro con la obra Los Monólogos de la Vagina.

En esta segunda y última parte de la entrevista exclusiva que concedió a AL MOMENTO NOTICIAS, con sobrado conocimiento de su intensa actividad dentro de los medios de comunicación, afirma que su colega Ciro Gómez Leyva, es uno de los periodistas más serios, profesionales y claros que hay dentro de los medios de comunicación de nuestro país, a quien califica como símbolo de la pulcritud y ética periodística. Recalca que es un verdadero profesional del periodismo. Respetuoso, culto y educado, a quien se le cree todo lo que informa, lo cual, nos permite caminar de manera segura por la vida del país.

Por último, preocupada por el acontecer nacional y aunque la política no es un tema que domine, asegura que los verdaderos líderes se nos han escapado fuera del país. “Ahora, resulta que ya es delito ser aspiracionista. Aunque duela decirlo, en México carecemos de un líder que sepa llevar a la nación adelante. No dudo que una mujer sería una excelente Presidente de México. A lo largo y ancho del territorio nacional, existen extraordinarias mujeres trabajadoras y profesionales que realizan con absoluta honestidad su cotidiano quehacer en beneficio de los demás” Asimismo, lamenta que Andrés Manuel López Obrador se empeñe en denostar a los medios de comunicación solamente porque no piensan como él. “Es por ello, que debemos tener los ojos bien abiertos. Si estamos divididos, seremos el gran negocio para muchos, pero si no hacemos caso a sus intenciones y en lugar de ceder, nos debemos y tenemos que amarnos y respetamos entre nosotros mismos, porque sólo así, lograremos unir más a México”.

Entrevistada vía zoom, desde la intimidad de su hogar, ubicado al sur de la Ciudad de México, acepta conversar con este reportero. Su rostro luce juvenil, denota el esmerado cuidado que tiene hacia su persona. Dibujando una ligera sonrisa en sus labios, responde:
-De todos los personajes de la televisión con los que trabajaste ¿Cuál te impactó más?
-Uff, me haces una pregunta muy difícil de responder porque te diría que todos. Al primero que quiero mencionar, indudablemente, es don Daniel Pérez Alcaráz…
-¿…Por qué?
-Porque para mí, fue un padrino de lujo y se lo hice saber siempre. Don Daniel fue quien me llevó a la televisión. A quien le viviré eternamente agradecida. Siempre se mostró tan generoso y caballero. Un hombre tremendamente educado, culto y fino en su trato. Siempre olía muy rico con sus lociones…
-¿…Un maestro?
-Lo has dicho a la perfección, un verdadero maestro. Sus ojitos azules transmitían paz y tranquilidad. De niña, estaba fascinada observarlo en persona. Después de mi papá, fue el gran personaje al que admiré muchísimo.
-¿Cómo era don Guillermo González Camarena, creador de la televisión a color?
-Otro tipazo que me dejó una huella increíble. Un hombre extraordinariamente sencillo. Además, era compositor. Se ganaba el cariño y la admiración de quienes lo conocían. Hasta la fecha, sus hijos y yo, seguimos siendo muy buenos amigos.
-¿De qué platicabas con don Enrique Rambal?
-Vaya que vienes preparado para la entrevista. A los 13 años de edad, me tocó interpretar la etapa infantil de Ángela Peralta en el programa “El Ruiseñor Mexicano”, que se hizo para Televisión Independiente de México –TIM-, lo que era Canal 8. Enrique Rambal y Rafael Banquells fueron dos personajes inolvidables. Tiempo después, el señor Banquells llevó al teatro la obra “Gutierritos”, fue el momento más glorioso de mi vida, poder trabajar junto a él, y en una obra ícono, por cierto, también se hizo película y telenovela, me tocaba interpretar a la hija de “Gutierritos”.
-Aunque el tema de Raúl Velasco lo tengo reservado para más adelante….
-Sin darme la oportunidad de terminar de formular la pregunta exclama… “¡Raúl Velasco, por supuesto!! A Raúl Velasco le debo un eterno agradecimiento.
-¿Es verdad que era déspota y hasta grosero con sus empleados?
-No, eso no es verdad. Lo que sí, era un jefe muy difícil, exigente, estricto y lo digo sinceramente, pero también, fue un gran maestro de la comunicación. Raúl Velasco me regaló los momentos más lindos y difíciles de mi carrera. –Intempestivamente se queda callada. Veo que de sus ojos salen un par de lágrimas que provocan el escurrimiento del rímel. Discretamente, toma un pañuelo desechable y se limpia. Se percata que la observo, entre balbuceos, ofrece disculpas por la interrupción de la entrevista. Toma un poco de agua. Un poco más relajada, continua con su ameno relato- “Uff, discúlpame, tocaste fibras muy sensibles. No tengo más palabras para referirme a Raúl Velasco sino con un sincero y profundo agradecimiento por todo lo que me enseñó para hacer televisión”.
-¿Cada quien habla de la feria como le va en ella?
-Repito, para mí, fue un encanto de persona…
-¿Le hablabas de “tú”?
-No, para nada, al contrario, siempre le decía “Señor Velasco”, hasta en mi casa me refería como Don Raúl Velasco. Me quedaría con estos cinco grandes personajes con los que tuve la dicha y el honor de trabajar.
-A 70 años de distancia, ¿Qué televisión se hace actualmente en México?
-Que pregunta tan interesante me formulas. Veo muy poca televisión, te lo digo honestamente…
-…¿Ves poca televisión o no quieres emitir un juicio de tus compañeros?
-Caray, haciendo una selección, por supuesto que hay cosas interesantes. Existen programas que valen la pena verlos y hasta se antojan disfrutarlos con la familia, pero son los menos. La televisión se ha transformado, hasta podemos verla a la carta. Me haces una pregunta muy complicada para mí.
-¿Entre gitanos no se leen las cartas?
-Es que las grandes empresas dedicadas hacer televisión, siguen haciéndola, pero con audiencias mucho muy diferentes. Antes, solamente veíamos los canales 2,4 y 5. Después, surgieron Canal 11 del Instituto Politécnico Nacional, Canal 13 y 7 del Instituto Mexicano de la Televisión –Imevisión- que posteriormente se transformó en TV Azteca. Luego, nacen los canales 22, 34. Hoy en día, hay cientos de canales de televisión en todo el país.
-¿Una memorable televisión matutina que hacían Jacobo Zabludovsky y Guillermo Ochoa?
-No puedo ver mucha televisión y en especial la matutina, porque a esa hora estoy haciendo radio
-¿Qué es lo que ofreces en tu prestigiado programa “Janett Arceo y La mujer Actual?
-Mi objetivo, es hacer un programa que incluya a toda la familia, que nos invite a crecer. Ser mejores personas, pero no que te disminuya o te ridiculice.
-¿Una televisión para jodidos?
-No, no creo que la televisión ni los demás medios se hayan creado para eso.
-Dentro de esa gama de televisión y radio matutina, hay un periodista de nombre Ciro Gómez Leyva, quien se ha expresado generosamente de tu trabajo.
-Uff, yo me refería a la televisión comercial matutina y de entretenimiento. No me refería a las noticias. Las noticias son otra historia. Déjame decirte que alguna vez le comenté personalmente a Ciro Gómez Leyva, que despierto y me duermo con él. Lo último que veo en la noche, es el noticiero de Ciro Gómez Leyva en Imagen Televisión, de lunes a viernes, la verdad, imparte cátedras de cómo hacer un excelente noticiero de televisión.
-A Ciro Gómez Leyva, cada mañana “lo tunden” duro y tupido desde Palacio Nacional.
-Ciro Gómez Leyva es uno de los pocos periodistas serios, profesionales y claros que hay en los medios de comunicación en nuestro país, a quien le tengo una enorme admiración y respeto. Ciro, es símbolo de la pulcritud y ética periodística. Un verdadero profesional del periodismo, respetuoso, culto y educado. Le guste a quien le guste, hoy por hoy, CIRO ES EL SEÑOR DE LAS NOTICIAS, así con mayúsculas y negritas. Un profesional a quien se le cree todo lo que informa, lo cual, nos permite caminar de manera segura. Un gran profesional de los medios de comunicación, un auténtico maestro.
-¿A lo mero macho, no te cansas de hacer televisión y radio durante 39 largos años?
-Ja, ja, ja. Qué bonita pregunta mi querido Edmundo. Hay veces que el cuerpo se cansa. Me gusta tanto hacer lo que hago en Janett Arceo y La Mujer Actual. Si ya sé que cumplimos 39 años…
-¿Ya “chole” con la Janett Arceo?
-Eso es lo que seguramente dirán muchos y hasta se preguntarán si no sé hacer otra cosa.
-Insisto, ¿A lo mero macho, no te cansas?
-¡Pues no!! Han sido ya 39 años de hacer una revista de invitados. La verdad es que no me cansa porque todos los días aprendo algo nuevo. Hemos podido conjuntar a una gran familia de especialistas y mezclar tantísimos temas de interés general para toda la familia.
-¿Qué calificación le pones a tu programa “Janett Arceo y La Mujer Actual”?
-Yo no soy quien deba calificarlo, pero lo que sí creo, es que hacemos un buen programa. La verdad es que no me canso y hasta me levanto con una pila bien cargada. Es por eso que muchas veces he dicho que el micrófono se convirtió en mi amante.
-¿Tener un amante es delicioso?
-Uyy, no sabes, no solamente delicioso sino fantástico. Lo digo metafóricamente, ehhh. Si tu trabajo es tu amante, híjole, pueden pasar las horas, días, semanas y hasta años y no paras. Por ejemplo, hoy, hice el programa de radio de las 10 de la mañana a las doce del día. Luego, de las 12 a las 2 de la tarde grabé el programa de televisión. Hice una pausa para ir a comer con mi hija en su casa, y me regresé de volada para la entrevista contigo. A las 8 de la noche me meto a la computadora para contestar correos y preparar el programa de mañana y voy terminando como a las once de la noche, pero no me canso.
-¿Has pensado en tirar la toalla?
-Yo sé que ya soy una persona grande o de la tercera edad.
-Veo que todavía tienes mucha pila y tenemos a Janett Arceo para rato…
-Muchas gracias por el cumplido, pero la verdad, es que ya soy una persona mayor.
-¿Acaso sientes que ya estas “chocheando”?
-Fíjate que no. Voy a un Club Deportivo, practico natación y hago mucho ejercicio. Tengo buena condición física y mental hasta hoy. Gracias a Dios.
-Para Janett Arceo ¿Qué le ha resultado más difícil, ser papá o mamá a la vez?
-Como yo, hay muchas madres de familia. Janett Arceo eligió ser madre soltera. Hay muchísimas mujeres que lo son y no porque lo hayan elegido, así es como les tocó vivirlo.
-¿Qué es ser papá/mamá?
-Somos mujeres que salimos a la calle para partirnos el lomo y darles de comer a nuestros hijos, cuando supuestamente es algo que solamente le corresponde al hombre.
-¿Cómo cubrir la imagen paternal dentro del hogar?
-Uff, me haces cada pregunta, que insisto, ¿Hiciste cursos de sicología o psicoanálisis? Esa parte no la podemos cubrir por más que queramos.
-¿Cómo lograste combinar tu actividad en los medios y atender a Ximena?
-La infancia de Ximena fue complicada porque yo estaba trabajando todo el día. Gracias a mi mamá que me ayudó a cuidarla durante seis años, hasta que ella falleció. –Con la voz entrecortada y con un nudo en la garganta, no puede esconder nuevamente las lágrimas que se asoman en sus ojos, aun así, decide continuar con su relato- “Mi mamá siempre fue un enorme apoyo para mí, pero tuvo que partir al cumplir su ciclo de vida y me quedé solita con Jimena…”
-¿Sentiste que el mundo se te cerraba?
-Creo que, lo que más trabajo me ha acostado, ha sido sacar a mi hija adelante. A lo mero macho, como tú dices, no fue nada fácil. Me iba a trabajar, hacía circo, maroma y teatro para ir por ella a la escuela. Cuando llegaba de trabajar, era revisar tareas y preparar el programa del día siguiente… Uff, fue algo muy complicado…
-La vida no es nada fácil, aun así, es bella…
-Indudablemente no es nada fácil, pero es tan satisfactorio. Tengo una hija que ama su profesión con una licenciatura en Educación Preescolar.
-¿Te hubiera gustado que siguiera con tu bendita profesión de comunicadora?
-Respeto muchísimo su decisión de no haber seguido mis pasos en esta bendita carrera, pero también, a veces tan ingrata. Si me hubiera dicho que quería seguir esta carrea, por supuesto que la hubiera acompañado y apoyado, pero decidió tomar su propio camino, cosa que le aplaudo con enorme alegría.
-¿Por qué aceptaste que el papá de Ximena dejara de ejercer su responsabilidad?
-¡Edmundo, me sorprendes!! Asumí la maternidad y paternidad, porque las mamás creemos que podemos con todo el paquete y con la ayuda de Dios lo sacamos adelante.
-¿Un exceso de optimismo y delegando responsabilidades que le correspondían al papá?
-Es hasta ahora que recapacito y me sumo a las exigencias de muchas mamás: Que los papás ejerzan su responsabilidad. No se trata nada más de traer hijos al mundo y que las mamás se hagan cargo de todo. ¡No!! Fui una tonta al dejar que el papá dejara de ejercer su responsabilidad que le correspondía por ley, y conchudamente, no lo hizo ni emocionalmente. Mucho menos económicamente. Aparecía de repente, pero a la vez, se convertía en algo conflictivo porque se asumía como papá Santa Claus, sin velar por su hija.
-¿Qué opinas de las niñas de 11 y 12 años que ya son mamás solteras?
-¡Eso es terrible!! Su infancia se ve frustrada y truncada por una irresponsabilidad. Edmundo, mil gracias por esta entrevista que me tiene llena entusiasmo. Desde estas líneas, quiero abrazar a todas esas madres solteras que, como yo, tuvimos que sacar una familia adelante en medio de todas las vicisitudes. Con miles de críticas y situaciones incomodas, pero siempre, con la frente muy en alto porque lo hacemos con mucho amor. Tener un hijo, es una verdadera bendición del cielo.
-Con la confianza que me dispensas ¿Janett Arceo, necesita de alguien para que le haga “piojito” en su cama?
-¡No!!, por supuesto que no. No lo puedo negar, he tenido otras parejas, pero nunca he vivido con ninguno de ellos, mucho menos, después de que nació mi hija. Me he dedicado a cuidarla, pero también, cuidarme yo como mujer. Velando siempre por el bienestar y la tranquilidad de las dos, transmitiéndole un buen ejemplo.
-¿Cuándo te invitaban al cine o a comer, ibas acompañada por Ximena?
-Por supuesto, era paquete completo…
-¿…Y ahora que tu hija vive aparte?
-Estoy muy feliz viviendo sola, dedicándome en cuerpo y alma a esto de la comunicación.
-¿Qué prefieres, un madurito sabroso o un escuincle baboso?
-Ja, ja, ja, ¡Edmundoooo!!, ninguna de las dos cosas y te lo digo de corazón. Estoy dedicándole toda la atención que merece Janett Arceo Maldonado. He trabajado mucho, mucho, pero con muuucho entusiasmo casi las 24 horas del día.
-¿Fuiste víctima del acoso sexual por parte de productores para que te dieran un papel?
-¡Jamás!! No sé si porque era muy fea y flaquita. Gracias a Dios, nunca sufrí de acoso sexual.
-¿Qué haces en tus ratos libres?
-Me los dedico con mucha pasión. Yo misma me pregunto: Janett, ¿Qué es lo que quieres? Si quiero ir al cine o al teatro, pues me lanzo solita y no me cuesta ningún trabajo… ¡Para nada!! Créeme, estando sola, disfruto más de las cosas. No tengo problemas para invitarme un café o a comer.
-¿Cómo te cae Janett Arceo?
-Órale, hasta eso, me caigo muy bien y la llevo poca madre con ella, ja, ja, ja.
-De todos los personajes que has entrevistado en “Janett Arceo y La Mujer Actual” ¿Cuál te ha impactado por las cosas que te haya contado?
-Uff, cada pregunta que me haces… Me han impactado muchos, por ejemplo, una señora que tiene un hijo con parálisis cerebral, la cual, me hizo llorar al observar directamente la paciencia que le tiene y todo lo que hace para atenderlo y estimularlo en cada uno de sus movimientos para lograr que se valga por sí mismo cuando ella ya no esté a su lado. Terminé la entrevista bañada en lágrimas y dándole gracias a Dios que mi hija esté totalmente sana.
-¿Y los famosos a quienes entrevistas?
-Aunque mi programa no es de espectáculos, las historias de vida que me han contado, Uff, claro que me han conmovido. Mi programa no es de chismes, sino que me meto con la persona. ¡Y mira que tú no cantas nada mal las rancheras!! A estas alturas de mi vida, estoy aprendiendo de ti, de cómo llevar una entrevista de manera tan deliciosa y sin cansar al entrevistado, sino que lo provocas para que saque todo lo que trae adentro.
-Ups, gracias por el cumplido, pero yo solo pregunto…
-Y lo haces muy bien!! No entiendo porque no estás al frente de un programa de radio o de televisión, sería un éxito. Tus entrevistas son una delicia. Voy a platicarlo con mis jefes en Grupo Fórmula, ¡Lo prometo!!
-¿Qué otro personaje de tus entrevistados te dejó marcada?
-Una mujer a la que tuve la fortuna de convivir durante sus últimos cinco años de vida, fue la grandiosa Emma Godoy. Nunca voy a olvidar su presencia tanto en mi vida como en mi programa. Una mujer adelantada a su tiempo. Una estudiosa de la vida. Un extraordinario ser humano que amó la filosofía de la vida y se dedicó a estudiar para enseñar, con varias carreras a nivel doctorado, pero también, la vida la premio con varios reconocimientos importantes, además, decidió ser soltera sin otro objetivo que el de enseñar y ser feliz. Y vaya que la grandiosa Emma Godoy supo disfrutar de la vida, ante ella, mis respetos. Estuvo muchas veces en mi programa y me dejó impactada por su norme calidad humana.
-¿Una comunicadora del tamaño de Janett Arceo, tiene caducidad?
-Uff, me pones en cada aprieto. Ja, ja, ja. Pues yo creo que sí. Ya me busqué el código de barras por todo mi cuerpo y no encuentro ni un sello ni nada. Llegará algún momento en el que tendré que parar mi marcha. La vida me dirá en qué momento debo hacerlo.
-¿Tendrás la entereza para saber asumirlo?
-Pues no me quedará de otra. Tendré que prepararme para ello. Nunca he pensado que me voy a eternizar frente al micrófono ni de las cámaras de televisión. Me siento muy plena mientras pueda seguir conduciendo un programa, y que lo que diga “al aíre”, sea congruente. Teniendo un estupendo equipo de producción como el que me acompaña y mientras siga teniendo la cobija de esta enorme casa, Grupo Fórmula, que me ha respaldado y apoyado.
-¿Te dolió dejar Radiópolis, en donde permaneciste 17 años “al aíre”, a través de los legendarios micrófonos de la XEW, la catedral de la radio desde México?
-Uff, hay tantas historias que contarte acerca de mi estancia en la XEW, que te faltaría espacio. ¿No te cansas de preguntar? Para concluir tu pregunta anterior, llegará un momento en el que sepa dar las gracias al aíre y no a destiempo…
-¿Te dolería que la gente que te escuche en la radio dijera que ya estas “chocheando”?
-¡Por supuesto!! Eso sí que me dolería muchísimo, que la gente dijera: “Ya viste a la Janett que ya ni se le entiende lo que dice”. “Ya debería de retirarse porque lo que dice son puras incongruencias y da pena escucharla” Edmundo querido, por favor, cuando tú me escuches que digo puras idioteces “al aire”, te lo suplico, no me dejes hacer el ridículo.
-¿Eres rica?
-Afortunadamente, soy una mujer que se ha sabido administrar. He aprendido a vivir con lo necesario. No necesito de grandes lujos ni de grandes cosas.
-A estas alturas del partido ¿Qué es lo que más ambicionas?
-Llegar al final de mi vida con total plenitud y agradecimiento hacia Dios.
-Si tuvieras la oportunidad de entrevistar a Dios, ¿Qué le preguntarías?
-¡Vaya pregunta…!! ¿Qué le preguntaría a Dios? Edmundo, me desarmas completamente… Me pide unos segundos para meditar la pregunta, momento que aprovecha para tomar un poco de agua. Se frota sus manos una y otra vez. Al paso de unos minutos, retoma la respuesta: “Le preguntaría: ¿Por qué Señor, se nos ha olvidado que nosotros somos tus manos? ¿Por qué has dejado que la humanidad solamente te estemos reclamando? ¿Por qué tanta injusticia? ¿Por qué todo el tiempo estamos reclamándote, en lugar de agradecer estar vivos? Por favor, Señor, ábrenos la conciencia.
-¿Janett Arceo ya no pide nada?
-Hace mucho tiempo que ya no le pido nada material, solo le pido que le de salud y felicidad a mi hija y a mis semejantes. Qué pregunta tan profunda me hiciste querido Edmundo. Su pudiera estar frente a Dios, solamente le diría, una y mil veces, que muchas gracias por todo lo que me permitió vivir.
-¿Una mujer en la presidencia de México, pondría orden en el país?
-Tendría que ser una mujer muy bien preparada…
-México, siendo un país machista ¿Está preparado para ello?
-Yo creo que sí. Mira, debe ser una mujer inteligente y preparada, que no tenga estas cuestiones que tienen que ver con los compromisos políticos, sino que demuestre totalmente libre en seleccionar a la gente más calificada. Siempre pensando en el bien del país y que ponga orden. Que se note que ella tiene orden en su vida personal, que sea congruente y que además le guste la política, con todos esos ingredientes, claro que sí. Una mujer sería una excelente Presidente de México
-¿Una mujer, el presidente que México necesita?
-Es que no es tanto, sea un hombre o una mujer. Lo que México necesita es una dirección clara. Necesitamos a un auténtico líder. No importa el sexo o el género.
-¿Qué es lo que más nos importa a los mexicanos tener en la presidencia de la República?
-Que sepa llevar al país con fuerza y orden. Eso es lo que nos está faltando.
-¿En dónde encontrar a un líder de esas características?
-Los verdaderos líderes se nos han escapado fuera del país. Ahora, resulta que ya es delito ser aspiracionista. Aunque duela decirlo, hoy en México, carecemos de un líder que sepa llevar al país adelante. Es lo que te puedo decir no obstante que la política no es lo mío.
-Bueno, entonces dime ¿Janett Arceo qué siente ser entrevistada?
-Ay, que me pones muy nerviosa…
-¿Por qué? ¿Acaso te falté el respeto?
-No, no es eso, sino que no sé lo que me vas a preguntar. Me sorprendes con preguntas totalmente inesperadas. Has sido muy atento, amable y todo un caballero. Reconozco tu profesionalismo. Pero tal cual me ves, así soy y te contesto lo que me sale de mi ronco pecho y sin darle más vueltas. Estando frente a frente, te confieso que, para mí, es una posición un poco rara porque jamás me había sentido bombardeada con preguntas de mil temas y agradezco muchísimo tu interés por saber algo más de mí.
-Me gustaría seguir conversando contigo, sé que tienes que preparar tu programa…
-Edmundo, el tiempo que necesites, siempre estaré dispuesta a seguir platicando contigo y no sabes cómo he disfrutado tu muy amena e interesante conversación. Para mí, no fue un interrogatorio, sino una charla entre amigos, y aunque no nos conocíamos personalmente, déjame decirte que me encantó la entrevista que le hiciste a María Félix, “La Doña”, para mí y como mujer, es una joya de arte que vale la pena leer y volver a leer mil veces.
-Entre gitanos no se leen las cartas. Mejor dime en qué sueña Janett Arceo…
-Uyy, sueña muchas cosas. Sueño con un eeeh… mundo más justo…
-¿…Y yo porqué…?
-Ja, ja, ja, Dije “mundo” y no Edmundo. Sueño con un Mundo que sea más equilibrado. Sueño con que la riqueza se pudiera compartir. Que todos pudiéramos tener comida, medicamentos y lo necesario para vivir. Con un planeta educado en donde, de verdad, se ponga interés en brindar una buena educación a los hijos. Los niños y jóvenes de hoy requieren de una educación confiable para tener profesionistas de calidad. Médicos que hayan estudiado y que el dolor de los pacientes lo hagan suyo, y así, salvar vidas, que sepan acompañar amorosamente a quienes se debaten entre la vida y la muerte en las camas de los hospitales, vamos, que no vean a la medicina solamente como un negocio.
-¿A quién le conviene que existan tantos enfermos y no solamente por el COVID?
-Que buena pregunta. A veces, pienso en cuanto a la salud de la población se refiere, que a algunos sectores les conviene que existan tantos enfermos, y eso, enriquece a algunos grupos, ¡Eso, me parece terrible!!
-¿Y qué me dices de gente que permanece en la cárcel y son inocentes?
-Ese, es otro punto muy delicado de tratar. Gente inocente que no tiene ni un solo peso para contratar abogados honestos que les ayuden a recuperar su libertad. ¡Esos son mis sueños!
-¿Te sientes una moderna Doña Quijote de la Mancha…?
-… Sin permitirme terminar de formular la pregunta, un tanto sorprendida, su rostro enrojece ligeramente denotando asombro. Con voz fuerte exclama: ¡Edmundo!! ¿Cómo sabes que mi gran personaje literario siempre ha sido Don quijote de la Mancha? ¡Amo a Don Quijote de la Mancha!! Hora sí que me tienes no solamente sorprendida sino pasmada. Esto, nadie, pero nadie lo sabía. Como fiel seguidora de Don Quijote, creo que todos los días podemos hacer algo para cambiar esa mentalidad y modificar, poquito a poquito, algunas cosas que nos permitan mirar al otro como hermanos, al que no puedes dañar, perjudicar ni mucho menos extorsionar.
-¿Quieres decir aquello de que “Amarás al prójimo como a ti mismo?
-¡Exacto!!, ver en el otro, el poder de Dios, porque eso fue lo que él nos enseñó. Amarnos y ayudarnos, pero en pleno Siglo XXI, tal parece que nada más buscamos cómo fregarnos unos a los otros, y la verdad, no se vale. Cada vez, veo a este mundo más insensible y frio.
-¿Se vale que desde Palacio Nacional inciten el divisionismo y encono entre los mexicanos?
-Por supuesto que no. Es por ello que tenemos y debemos ser más inteligentes que los gobiernos al momento de ejercer nuestro derecho de votar.
-Pero el mal ya está hecho…
-Insisto, antes de ir a votar, nos urge saber quiénes son en realidad ellos y no dejarnos llevar como borregos. Cuando nos demos cuenta que lo único que están haciendo es dividirnos, tenemos que ser más inteligentes y no permitirlo.
-¿A quién le conviene que el pueblo esté dividido?
-Si estamos divididos, seremos el gran negocio para muchos. Pero si no hacemos caso a sus intenciones, si en lugar de ceder nos amamos y respetamos entre nosotros mismos, lograremos unir más a México. México siempre ha sido un país de unión familiar.
-¿Cómo lograremos esto?
-No permitamos que, por diferencias de opiniones, se desbarate una familia y cada quien agarre por su lado y se rasque con sus propias uñas… ¡No!!, ahora más que nunca, necesitamos unirnos. La fuerza se logra con la unión, pero si nos desunimos, nos volveremos débiles y México nunca ha sido un país débil. Los mexicanos somos valientes y fuertes. No permitamos que nos debiliten, y eso, lo tiene que hacer la sociedad.
-¿Tenemos el presidente que merecemos, quien se encarga de denostar a todo aquel que se atreva criticarlo?
-Es muy lamentable. A mí, me duele mucho el día en que saca ese tema Andrés Manuel y empieza a denostar a los medios solamente porque no piensan como él. Es por ello que debemos tener los ojos bien abiertos.
-López Obrador, según él, está construyendo un país mejor…
-Por supuesto que no. Eso, no nos puede llevar a ningún lugar…
-¿Vamos derechito al precipicio?
-Ojalá que no, de verdad, ojalá que no. Ahí es donde entramos nosotros y tenemos que estar muy conscientes de lo que pretenden algunos y no debemos permitir.
-¿Decisiones presidenciales amañadas?
-Claro que hay intereses muy grandes para lograr sus fines y que no son lo que México ni los mexicanos nos merecemos
-¿Votaste por la Cuarta Transformación?
-No, yo no voté por López Obrador y te lo digo sin ningún empacho. ¡Yo no voté por él!!
-¿Qué debemos hacer los medios para lograr la unidad social y no el divisionismo presidencial?
-Creo que cada quien y desde el lugar donde laboramos. Tengo la fortuna de contar con un micrófono en donde no critico a nadie, sino que mi labor es construir e informar, pero tampoco pertenezco al área de noticias, para eso hay programas de noticias.
-¿Una radio hablada para criticar a los demás?
-No, no y no. A mí, no me sirve para nada empezar hablar mal de fulano o zutano, eso lo hacen en un montón de programas dedicados a eso.
-¿Cuál fue tu postura frente a la pandemia?
-Les decía a mis radioescuchas que comieran lo mejor y sano que pudieran, así como acatar las medidas sanitarias establecidas. Si cada uno de nosotros tomamos la responsabilidad que nos corresponde, honradamente hablando, vamos a construir un México mucho mejor. Me llena de alegría saber, qué del otro lado de la radio, me escucha alguien a quien le interesa mejorar su nivel de vida, así sea en las Lomas de Chapultepec, en el Pedregal, en Polanco, en Tepito, Ciudad Nezahualcóyotl. Es un honor que me dispensen su atención y ahora, hasta por Internet me escuchan en cualquier parte del mundo. Todos los días puedes llegar hasta ellos con un mensaje que les cambie la vida, y con eso, claro que valió la pena estar “al aire”
-¿De todos los medios en los que has trabajados, cuál es tu consentido?
-Uff, no elegiría a ninguno porque cada uno de ellos tiene su magia y encanto.
-¿Y qué me dices de tu participación en “Los Monólogos de la Vagina”?
-Hacer teatro es algo hermoso. Gracias a Morris Gilbert, tuve el honor de hacer “Los Monólogos de la Vagina” durante seis años, cada vez que salía para hacer lo que me correspondía en la puesta teatral, salía totalmente conmovida por la respuesta de la gente.
-En cuanto a tu trabajo en la tele, ¿Santo que no es visto no es adorado?
-Hacer televisión tiene su magia, solamente era presentadora de artistas en Siempre en Domingo con Raúl Velasco.
-…¿Y La radio?
-La radio me tiene muy feliz porque, aquí soy yo, es decir, no estoy representando a ningún personaje, solo soy Janett Arceo y te puedo caer bien o muy mal, pero así soy yo. En la radio, tienes una respuesta inmediata de la gente. No te tienen que ver, solamente te escuchan y la gente continúa realizando sus actividades. Con la radio entramos hasta los lugares más íntimos del hogar y sin tocar la puerta. Amo la radio y también soy una radioescucha fiel.
-¿A quién te gusta escuchar?
-Tengo radio en la cocina, en la recámara, en el baño. A Toño Esquinca lo he escuchado pocas veces y me parece un excelente locutor.
.¿Cómo le haces para no perder el piso y conservar ese dinamismo y sencillez que proyectas en la radio y en la tele?
-Que agradable es escuchar esas palabras provenientes de tus labios. Así es como he ido caminando por la vida, sin dobleces ni aparentando lo que no soy. Si así me percibes, uy, qué padre. No utilizo caretas ni falsas posturas. He aprendido hablar de corazón a corazón.
-¿Has recurrido a cirugías estéticas para lucir siempre bella?
-Eres un amor. No, no he tenido necesidad de ello. No me he operado la cara, las bubis ni tampoco las pompis. Conservo una dieta en mi alimentación, hago un poco de ejercicio escuchando y bailoteando la música de Los Ángeles Azules. Soy una fan empedernida de ellos. También me gusta escuchar algo de Ópera, a Javier Camarena y cuando estoy en la computadora, pongo algo de música instrumental de piano.
-¿El reggaeton que te pondría hacer?
-Quizás, me aventaría por la ventana, sus letras son una falta de respeto hacia la mujer.
-Janett, ¿deseas agregar algo más?, de verdad, un millón de gracias por tu valioso tiempo y disposición para esta entrevista.
-Gracias a ti por esta amena e interesante charla que la sentí entre amigos. Reconozco tu inteligencia y profesionalismo porque me llevaste de la mano desde mi infancia hasta el día de hoy. Eres un excelente entrevistador y me siento halagada haber platicado contigo. Me la pasé bomba. En Janett Arceo tienes a una amiga que siempre estará dispuesta a escucharte. He visto muchas de tus entrevistas y las disfruto muchísimo. Recuerdo a Ciro Gómez Leyva la forma tan atinada con la que se refirió a la extraordinaria entrevista que le hiciste a Elena Poniatowska, reconociendo tu talento y profesionalismo. Sigue ejerciendo este periodismo que haces con enorme calidad, porque se nota que amas el periodismo. Un muy Feliz Año Nuevo para tus miles de lectores, que tengan mucha salud, paz y felicidad en 2022, son los deseos de su amiga Janett Arceo.

Artículos relacionados