fbpx

HÉCTOR MOCTEZUMA DE LEÓN

Muy tarde se dio cuenta Margarita Zavala Gómez del Campo, que Felipe Calderón es un lastre para su proyecto de un nuevo partido político. No se enteró o no quiso enterarse de que en las redes sociales repudian al ex -presidente a quien responsabilizan de dejar a México sembrado de cadáveres.

Muy tarde y, después de que el Instituto Nacional Electoral les propinó un severo revés a las aspiraciones de la pareja Calderón-Zavala, que podría ser definitivo si el TEPJF lo avala.

En efecto, Zavala preside la Asociación Civil la Asociación Civil “Libertad y Responsabilidad Democrática” que fue el origen de México Libre, pero dejó que su esposo la rebasara por la derecha y Felipe asumió el papel de dirigente.

Calderón quiso mostrarse como el gran líder oposición al presidente Andrés López Obrador y su movimento Morena, aún cuando en los últimos meses se intensificaron, en las redes sociales, las acusaciones de corruptelas durante su gobierno y, lo peor, la viculación de su ex -Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, preso en una cárcel de Nueva York, con el cártel de Sinaloa, de quien según la fiscalía a cargo de Bryan Cohen recibió millones de dólares. Y el libro de Olga Wornart vino a darle la puntilla.

En un esfuerzo desesperado por salvar su proyecto partidista, Margarita que tiene adeptos en un sector de la derecha, busca deslindarse de Felipe; pero también tiene sus pecadillos, que las redes sociales no le perdonan, como es el hecho de beneficiar a su familia con negocios al amparo del poder. Y tambié por la ayuda que le dio a su prima Marcia Altagracia Gómez del Campo, socia de la gurdería ABC de Hermosillo, Sonora en donde murieron 49 niñas y niñas. Pariente que nunca pisó la cárcel a pesar de su responsabilidad en el accidente y que pasea su impunidad entre la alta sociedad de la capital sonorense.

Desde que manifestaron su intención de formar un nuevo partido, la gente criticó la desmedida ambición de la pareja Calderón-Zavala, que no acepta aquella conseja de los viejos políticos mexicanos: “el qué ya bailó que se siente”. Ellos ya bailaron al ritmo de Mariachi Loco.

*****
Adivine usted ¿quién tiene en la bolsa el contrato para reclutar el personal que operará el Tren del Istmo? Ni más ni menos que Víctor Flores, el corrupto dirigente ferrocarrilero que detenta lo que quedó de Ferrocarriles Nacionales de México y maneja los fondos de los jubilados. Otorgar un contrato de esa dimensión al “porro” Flores contradice la lucha contra la corrupción del actual gobierno. ¿Ya se les olvidó a los morenos que el rijoso dirigente ferrocarrilero, amante de las pulseras y los relojes de oro, los retó en inumerables ocasiones a liarse a golpes en la Cámara de Diputados a donde llegó en dos legislatura con el apoyo del PRI? ¿O se mochó?..El “apagafuegos” de la 4ª tranformación, Ricardo Monreal tuvo aque entrar ayer al quite para ofrecer la mediación del Senado en el conflicto que se presenta en la Comisión Nacional de Derechos Humanos cuyas oficinas se encuentran tomadas por tres asociaciones de mujeres que demandan la salida de Rosario Piedra Ibarra…Sólo un partido ha logrado revocar la decisión del órgano electoral, (IFE), fue Fuerza Ciudadana, (2002-2003) de Jorge Alcocer Villanueva, el actual coordinador de asesores de la Secretaria de Gobernación. Pero de nada sirvió porque en la única elección que participó perdió el registro.

circuitocerrado@hotmail.com @HctorMoctezuma1

Comentarios

comentarios