fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.— La Fiscalía General de Justicia capitalina informó que el choque de dos trenes en la estación Tacubaya, de la Línea 1 del Metro, fue a consecuencia de errores humanos y omisiones del conductor, así como de la reguladora del puesto central de control del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

En conferencia de prensa (virtual), Ulises Lara, vocero de la Fiscalía, indicó que los dictámenes periciales revelaron que se ignoraron los procedimientos de seguridad que recibieron ambos empleados, por lo que de haber actuado conforme a los manuales se hubiera podido evitar el accidente ocurrido el pasado 10 de marzo, en el que un usuario murió y 41 más resultaron lesionados.

Indicó que tanto el peritaje de la Físcalía, como el de una empresa alemana TÜVRheinland que se contrató para otro, coincidieron en los resultados obtenidos. Ante ello, agregó, el Ministerio Público ejercerá acción penal por los delitos de homicidio culposo y lesiones. 

El funcionario recalcó que no se trató de una falla del tren, ya que apenas dos días antes del hecho, el 9 de marzo, se había realizado mantenimiento y se encontraba en condiciones óptimas para su funcionamiento.

Conductor, obligado a aplicar el frenado

Al salir de la estación Tacubaya en dirección a la estación Observatorio, el conductor del convoy 33 recibió alertas en su tablero de control. Ante esta situación, el sistema de seguridad del tren actuó, bloqueándose en automático.

De acuerdo con los manuales operativos del Metro, el conductor estaba obligado a aplicar el frenado del convoy, mediante la maniobra de estacionamiento de emergencia en rampa.

Mientras que la reguladora de la línea no instruyó al conductor a realizar esas medidas, que implicaban mantener el convoy detenido de forma segura, sino por el contrario, le instruyó a que avanzara.

Debido a ello, el conductor cambió el modo de pilotaje automático a manual limitado, con la autorización de la reguladora del Puesto Central de Control. En este modo de conducción no se cuenta con ningún dispositivo de seguridad del tren.

“Durante ocho minutos, distintas personas entraron y salieron de la cabina del conductor, cuando los manuales señalan que para ese momento debería de ponerse el frenado manual y con calzas en cada vagón, además de desalojar el tren.

“De acuerdo al registro de la caja negra, aunado a lo anterior, se observaron que las diferentes maniobras provocaron que se perdiera la fricción del aire del sistema de frenado; durante esos ocho minutos, el puesto de  centro de control nuevamente debió indicar que se aplicara el freno de estacionamiento en cada vagón, desalojar el tren, así como prevenir al operador del convoy 38 que se encontraba en la estación Tacubaya, lo cual no ocurrió”, puntualizó el funcionario.

Te recomendamos: 

Cuatro personas permanecen hospitalizadas tras choque en Metro Tacubaya

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Por Redacción/dsc

Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.