fbpx CABEZA DE PLAYA: Emergencia en España | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Carlos Galguera Roiz

Vivimos en España, se palpa en casi todos los ambientes, una encubierta, pero absolutamente tiránica, dictadura, que se ha conformado con alianzas de minorías, como mínimo “non sanctas”…

El factor aglutinante de este status es el independentismo catalán, sin absolutamente ninguna careta de disimulo y con un inesperado, parecía impensable, aliado situado en la Presidencia del Gobierno de España…

Un cuadro con inocultables tintes de patetismo, dirigido desde cenáculos secesionistas en Cataluña; aquí, ahora mismo en España, el principio democráticos clave, prácticamente universal, la voz del pueblo en las urnas, para ejercer el Poder como corolario evidente…, esta figura irrenunciable, ha desaparecido de los tableros.

Se ha instalado, como consecuencia de este panorama, una peligrosa desazón en el grueso de la Sociedad Española, como si hubiera caído en una trampa mortífera y encontrara todas las salidas cerradas…

Peligrosa situación; cuando la presión de las calderas aumenta, sin que esta fuerza creciente encuentre sistemas para “descargar” su potencia latente, válvulas anti explosión se llamarían técnicamente, llegará un punto y momento, donde esta combustión alcanza sus límites y superado el coeficiente de diseño, el artefacto salta por los aires…

El Sr. Sánchez, presidente no respaldado por el voto ciudadano, sino surgido a través de una moción de censura al gobierno anterior, prometió delante de la Nación entera, que consumada la expulsión del partido, acusado de mil corrupciones, convocaría, “cuanto antes”, elecciones, para que tome el mando del país, la opción que la ciudadanía señale…

Pues no, una vez instalado en el palacio de la Moncloa, el actual presidente se olvida de esta elemental línea democrática y aprovecha todas las palancas del Poder, para continuar usufructuándolo, sin el respaldo ciudadano y pagando a los grupos minoritarios, el precio de esta escalada espuria…

El panorama es de tal gravedad, que no podríamos darle etiqueta de normalidad, como el inquilino de la Moncloa pretende, porque el grueso de la ciudadanía se siente demasiado frustrada, como señalábamos arriba y así las cosas, el artefacto social, de una u otra manera, podría acabar estallando…

¿Qué hace el Sr. Sánchez ante este marco sociopolítico, ciertamente crispado? huye, absoluto pavor ante confrontaciones con la prensa, no posee prestigio internacional, hoy día todos los entresijos de los países se saben casi al instante, entre los altos mandatarios del mundo, eso sí, exhibe su apuesta figura, pero carente de contenido, con lo cual resulta una secuencia que forzosamente debería resultar corta…

Un detalle particularmente significativo y consecuencias a la vista.

Un tribunal regional de Alemania, dicta sentencia para extraditar al ex presidente de Cataluña, huido, para que sea juzgado en España, en contra del criterio del Tribunal Supremo Español, solo por el delito de malversación de fondos, justifican que la rebelión reclamada por la Justicia española, no ha lugar, ya que no se ejerció la violencia suficiente…

Una charlotada, absolutamente infumable.

Bueno, ante esta situación, el presidente Sánchez muestra su respeto a las decisiones judiciales, se olvidó decir que se refiere, exclusivamente, a las alemanas, lo cual significa que desprecia a las españolas, no cabe término medio, y en estas últimas estamos hablando, nada menos, que del Tribunal Supremo…

La figura Cantinflesca de Sánchez, ha traspasado todos los límites, sin rastro del agudo humor del genial mexicano…

Esto tiene mal cariz…

A raíz de este contexto,  la consecuencia a la vista que señalábamos arriba, cuadrillas de vociferantes han tomado las calles de Barcelona ayer mismo, con sus autoridades al frente, exigiendo la ex carcelación de los políticos presos, con graves delitos presuntos a sus espaldas y el retorno de los que señalan como exilados, realmente huidos de la Justicia…

Un país como España no debería haber caído tan bajo…, la caldera se acerca a los límites de resistencia en cualquier país con dignidad…

Comentarios

comentarios