fbpx

Carlos Galguera Roiz

Durante franjas importantes de mi vida, la actual incluida, ha sido mi gran reto la búsqueda final, la referencia definitiva, nunca perfilada suficientemente…, me ha generado polémicas fuertes, no siempre agradables y comprensiones escasas…, como ves una “delicia” de la que no he sido capaz de disfrutar, pero….

Hoy después de recorrer un libro, “Curso acelerado de ateísmo”, López Campillo y Perreras, sugerentes contenidos en las Lecciones e infumables diálogos “aclaratorios”, me ha surgido de repente, inesperadamente, una especie de catarsis como nunca antes había sentido; de tal suerte, que pienso, plena convicción, mi vida ya no podrá ser igual…

Larga batalla buscando el sentido más auténtico, más profundo, creíble, mis razones existenciales, las conexiones con la más alta trascendencia, si es que la hay. De pronto sentí que algo iluminaba los innumerables laberintos, tantas veces, inútilmente, recorridos…, estaba en la playa llanisca de Toró cuando tuve la sensación que había llegado a la Cumbre o rondaba sus aledaños…

Todo parte de una pregunta elemental, casi infantil, pero de implicaciones verdaderamente universales. ¿Existe Dios? los creyentes lo afirman con contundencia y los que lo niegan lo hacen con similar vehemencia. Para los primeros decir que durante siglos se trató de verificar su afirmación usando la razón; no hubo manera de encontrar vías con suficiente rigor Científico para avalar esta existencia, así que sus defensores concluyeron: este tema es cuestión de Fe, pero con este “argumento”, partiendo del viejo axioma que la Fe es un don gratuito, aparentemente discrecional, parece que algo faltaba para convencer al ciudadano, medianamente pensante…

Así que para rematar posiciones los creyentes añadieron el eslabón “definitivo”: La Revelación, es decir el SER SUPREMO nos desvela su existencia a través de Textos y mensajeros de Su confianza… la ignorancia de la Racionalidad para aceptar a Dios, queda patente ante el mundo.

Pero claro, podía haber muchos aspirantes a este modelo, así que se proyectaron sobre la Humanidad un amplio abanico de “revelaciones”, tantas como religiones, con sus dioses respectivos, indisolublemente aparejados, fueron apareciendo…

¿Cómo se fue configurando este panorama? Bueno, los seres humanos, desde su aparición en nuestro planeta Tierra, ante enigmas sin explicación y necesidades imperiosas de supervivencia, fueron creando dioses para buscar salidas a los laberintos, a su vez estos dioses tenían que contar con aparatos organizativos para canalizar las diversas creencias, dando explicaciones, estableciendo normas y señalando flechas para vivir en marcos difíciles, muchas veces hostiles…

Veamos pinceladas históricas para ir centrando nuestro planteamiento. Los hebreos crearon a Jehová, luego fue Yahvé… crueles y rencorosos en defensa de sus pueblos, necesitaban terrenos, para lo cual había que exterminar ocupantes…

La necesidad de acabar con el clima de odio, llevó a algún judío a crear un Padre bondadoso, que sacrificó a su hijo Jesús, con el mensaje del Amor…; el Cristianismo, en sus múltiples versiones apareció en el Mundo.

La necesidad de unificar un pueblo, llevó a Mahoma a crear Alá, misericordioso y generalísimo de los ejércitos…

La necesidad de Paz, llevo a Buda a crear el Nirvana…

Así podríamos recorrer todos los dioses y religiones-soporte que se construyeron en el mundo a lo largo de la Historia, buscando siempre el sentido más profundo de la estancia humana en este irrelevante planeta, de una Galaxia irrelevante también, que carecían de pistas verdaderamente rigurosas, a la vista…

Los dioses fueron necesarios, mientras el desarrollo humano estaba en sus más primarias fases, impotentes e ignorantes los humanos, encontraron sus tablas de subsistencia, explicación, esperanza, sentido a sus cortas travesías terrenales, en los dioses que fueron estableciendo…

Pero los conocimientos humanos crecieron tanto, que los dioses-explicación, han perdido evidente relevancia…, cuando se conocía poco de los procesos científicos, recurrir a los dioses era lo único disponible…

Bueno, entro ahora en terrenos de visión personal, ante el panorama presentado, lo que pomposamente encabeza esta reflexión, surgida de pronto en las cercanías de la Cumbre.

Yo me eduqué en familia católica, transité por muchos altibajos, respecto a la Religión heredada. Mi desarrollo intelectual a rozado, cierta frecuencia, con la ortodoxia católica, pero he mantenido mi presencia en sus templos; mucha gente pensaba, quizás piensa, que yo soy un ferviente practicante, pero esto no responde con exactitud a mi posición, lo que pasaba, pasa y pasará, creo sinceramente, es que en mis cotidianas prácticas y visitas a las Iglesias Católicas, he encontrado Paz y Lucidez, enfoque estrictamente personal, más cercano al estilo budista que a la Ley y los Profetas impartidos en los actos religiosos católicos, pero todo perfectamente compatible para mi…

Después de mil batallas, innumerables crisis, muchísimas horas de búsqueda, diversos enfrentamientos… encontré al fin lo que señalo más arriba, una fantástica inspiración, hace pocos días en la playa de Toró, algo inesperado, potente…

Entiendo ahora, cierta profundidad y alguna perspectiva, planteamientos ateos; esos seres, medio apestados para muchas sociedades de nuestra Civilización, que niegan la existencia de Dios; lo que niegan es el calificativo a los dioses generados y mostrados en mis razonamientos previos, que dicen representar a la figura de DIOS, único, verdadero, el que está, en exclusiva, insisto en este concepto, en el trasfondo de todo el Universo, imposible reconocer tantos dioses para una tarea tan grandiosa como incompartible…

Pero esta visión quiere decir, para mí, que la figura de los dioses que han “reinado” y protagonizan con frecuencia el encarnizado panorama religioso que ha prevalecido siglos en nuestro planeta, y aun persiste…, ha sido, en general, con las desviaciones esperables en las obras con intervención humana, muy válidos en muchas ocasiones y en casi todas las alternativas, generando grandes creaciones y propiciando valores muy importantes…

Para mi nueva concepción, han representado, a su manera, la figura irrepresentable de Dios, esa entidad infinitamente grande, a la que solo podemos acercarnos y sentir de alguna manera, desde nuestra orilla, a través de símbolos…; trato de trasmitir, torpemente tiene que ser, mi descubrimiento, imposibles acercamientos, sin recurrir a las intuiciones, como la que me ha surgido cerca de la Cumbre…

Mi gran descubrimiento…

Los dioses, religiones asociadas y toda su parafernalia de acompañamiento e impulsión, se han ido bajando de sus pedestales, imposible plantear para todas ellas la representación exclusiva y plena de Dios…y mucho menos la prevalencia de alguna frente a sus competidoras. Siempre me ha sacudido un cuadro que tiene que ver con la figura de Dios, tal como me ha aparecido en mi visión, recién experimentada, que quizás he podido esbozar y que va a servir, junto a algunas consideraciones finales, para cerrar esta, seguramente para algunos, elucubración, para mí ha significado un cambio de percepción en mi vida, compatible con mis posiciones religiosas actuales, extraña armonía, que ha sido, para mí, un regalo impagable……

Una niñita pasea por todos los lugares con su osito de peluche, ella ama a esa figura. ¡¡Pero si es un muñeco de trapo!! piensan algunos escépticos, que se cruzan con la entrañable pequeña…. El gran mensaje que nos regala esta imagen es verdaderamente grandioso. El osito es de peluche, de acuerdo, pero el amor de la pequeñina es verdadero…

Bueno, es una reflexión demasiado larga y seguramente torpe, pero siento que acabo de abrirme un camino nuevo de auténtica liberación, entrando en mi “tierna” 8ª década de subsistencia, siento que una renovada savia recorre mis esencias más vitales, todas las largas sendas recorridas, no significan, para mí, el menor rastro de decepción, ni arrepentimiento, frustración… solo han servido para llegar a mi actual visión, que representa, desde los alrededores de la cumbre, una sensación incomparable de plenitud…

Veo claro, como colofón a esta larga inmersión, que si alguien llega a este nivel de liberación, proceso absolutamente personal, las cadenas, muchas consistencias y colores, que nos tienen literalmente sitiados, podrían evaporarse…

Espero sirva algo a alguien, una cosa es segura, para mí este difícil esfuerzo, seguramente incompleto, me ha significado mucho, quizás te lo puedas imaginar…

 

Comentarios

comentarios