fbpx As empresarial: ¿Hacia dónde va el planeta? | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

La Responsabilidad Social

Por: Bertha Eugenia Sotres Mora

Cuándo nos preguntamos ¿el planeta, hacia dónde va?

Hay quienes se quedan mudos, otros reflexivos… mientras en el ámbito científico se pronostica que estamos cerca de la sexta gran extinción.

¿Y esto de la sexta extinción a qué se refiere?

 

A un solo hecho: el consumo desmedido de recursos y el uso de combustibles fósiles han acelerado el deterioro del planeta.

Haciendo un recuento histórico, La Tierra ha sufrido cinco grandes extinciones. La última y más devastadora fue hace 65 millones de años, cuando junto con los dinosaurios también desaparecieron el 60 % de las especies que poblaban el planeta.

En el caso de las extinciones, todas han tenido en común que fueron causadas por fenómenos naturales, como una lluvia de meteoritos, la explosión de una estrella, o movimientos de las placas tectónicas.

La extinción a la que ahora nos referimos, presenta, a diferencia de las anteriores causas que no son naturales, sino producidas por la acción del hombre. Esto sin duda es alarmante, sobre todo cuando nos damos cuenta que es tan devastador el impacto del hombre sobre el planeta que algunos científicos coinciden en llamar a la época en la que vivimos Antropoceno.  

La sobreexplotación de recursos

En opinión de los científicos del Instituto de la Universidad Nacional Autónoma de México, “hemos entrado sin duda en la Sexta Extinción Masiva”. ¿Cuáles son las causas? En el origen de esta gran extinción se encuentra la superpoblación humana, con grandes necesidades de recursos y un creciente impacto en el medio ambiente. Las causas que generan esta desaparición progresiva de especies son dos principalmente: La sobreexplotación de los recursos naturales (deforestación, caza y pesca, etcétera) Una economía basada en los combustibles fósiles (que contaminan la atmósfera) y están produciendo un calentamiento global de consecuencias nefastas para los ecosistemas.

Un ejemplo muy claro de la primera causa, la sobreexplotación de recursos, es el del pez globo. Este animal, capaz de hincharse para asustar y alejar a depredadores, y venenoso para evitar así su desaparición, ha sobrevivido miles de años, y sin embargo no parece que vaya a sobrevivir a  la moda del sushi y el sashimi. La pesca intensiva de este animal para abastecer el mercado japonés ha disminuido su población en un 99,9 % en los últimos cuarenta años según la ‘Lista Roja de Especies Amenazadas’ de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La moda del pescado crudo también ha llevado al atún rojo del Atlántico a “estar muy cerca del colapso”: la industria pesquera captura estos peces cuando aún son demasiado jóvenes para reproducirse.

La superpoblación humana implica un gran consumo de recursos y una contaminación creciente. Este impacto ha estado rompiendo el equilibrio natural del planeta.

Un ejemplo del efecto del calentamiento global sobre las especies es el caso de los corales. El calentamiento del agua y la acidificación de los océanos (debido al aumento del dióxido de carbono en la atmósfera) son las principales causas de que los corales estén muriendo a gran velocidad.

 

Comentarios

comentarios