jueves, julio 25, 2024

Aprovechar el momento histórico del nearshoring para que traiga una prosperidad compartida

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la Coparmex CDMX, Armando Zúñiga Salinas expresó que para aprovechar plenamente la oportunidad histórica que representa el nearshoring, se requieren transformaciones de fondo que atiendan, por un lado, las necesidades de los inversionistas y por otro, generen las condiciones necesarias para que este fenómeno traiga prosperidad a todos los mexicanos, mientras Altagracia Gómez, representante de la presidenta electa de México Claudia Sheinbaum, coincidió en que se debe lograr “una prosperidad compartida” basada en tres pilares: economía al servicio de la gente, momento histórico de México en el mundo y planeación estratégica.

Durante el Encuentro Nearshoring Talks 2024 que realizó el Centro Empresarial de la Ciudad de México en coordinación con El Financiero, el dirigente empresarial enumeró las acciones clave consideradas por el sector privado para lograrlo, como son: La generación de energía amplia, renovable y accesible que permita contar con un suministro suficiente, limpio y a precios competitivos para atraer y retener inversiones, que el siguiente gobierno tiene el deber de realizar porque “se le otorgó el capital político necesario para hacer realidad todas y cada una de las acciones que el nearshoring y la prosperidad de los mexicanos demandan”.

También consideró garantizar el acceso y la distribución equitativa del agua, especialmente en zonas industriales y de alta actividad económica; fortalecer la infraestructura de transporte y logística, así como la seguridad en las cadenas de suministro, para facilitar el flujo de mercancías; impulsar la formación de capital humano altamente calificado, capaz de satisfacer las necesidades de los sectores productivos; y brindar un entorno seguro y con pleno respeto al estado de derecho, es decir, seguridad ciudadana y Estado de derecho, que generen confianza en los inversionistas.

Por su parte, la titular del Consejo Nacional de Desarrollo Regional y Relocalización, la empresaria jalisciense Altagracia Gómez Sierra, expresó que la prosperidad compartida se aterrizará cuando la economía logre impactar y transformar de forma positiva a toda la sociedad.

Es el momento de México en el mundo y no lo podemos desaprovechar. Con él, México está teniendo la posibilidad histórica de romper con cadenas de reproducción, de pobreza, de desigualdades, etcétera, y de crecer como debemos estar creciendo, a 5%, 4% anual, expresó la representante ante los empresarios del próximo gobierno de México.

“Cuando haya más crecimiento, suban los salarios mínimos, los índices de desempleo sean bajos, los récords de inversión extranjera directa se den, el peso esté fuerte y esto se pueda traducir en mejor acceso a derechos económicos, sociales y culturales, entonces habrá responsabilidad compartida”, expresó Altagracia Gómez.

La empresaria destacó que la planeación estratégica es fundamental por lo que se unificarán y coordinarán diversos planes nacionales (desarrollo, hídrico, energético, territorial e infraestructura) para asegurar que coincidan en objetivos, tiempos y presupuestos.

La planeación incluirá la priorización de inversiones públicas y privadas en infraestructura necesaria para hacer a México más competitivo y cumplir con objetivos sociales.

Anunció, además, principios rectores de inversión como son la inclusión de jóvenes, mujeres y sectores tradicionalmente no incorporados en la economía; impulsará a la innovación y a la digitalización, para crear un entorno favorable hacia una economía de mayor valor agregado; la sostenibilidad como un principio fundamental, asegurando que las inversiones tengan impactos positivos en el medio ambiente y las comunidades, y; se consolidarán y especializarán las regiones de acuerdo a sus fortalezas naturales y económicas, creando clusters industriales.

En este ambicioso plan que Altagracia Gómez comanda desde el Consejo Nacional de Desarrollo Regional y Relocalización, afirmó ante más de 500 empresarios reunidos en el Encuentro Nearshoring Talks 2024, que se trabajará en la capacitación técnica de la mano de obra y en una estrategia de promoción coordinada para atraer las mejores inversiones, así como el fomento a la colaboración entre gobierno, sector privado y universidades. Además, se implementará un modelo de coinversión público-privada para proyectos de infraestructura estratégica.

Dijo que el Gobierno de México está comprometido en apoyar a los empresarios y a la iniciativa privada, reconociendo su papel fundamental en la transformación económica del país, y que con estas estrategias México está preparado para convertirse en el líder indiscutible de la nueva forma de globalización y capitalismo, aprovechando al máximo las oportunidades del nearshoring.

Así que para lograr el Desarrollo Regional se perfila el establecimiento de diez corredores industriales y 22 polos de desarrollo de bienestar, abarcando sectores como automotriz, agroalimentario, tecnologías de la información, y más. También se priorizará la infraestructura que conecte centros de producción con centros de consumo, mejorando puertos, aeropuertos, ferrocarriles y sistemas de transporte público y, finalmente, se ofrecerá capacitación, acceso a crédito, capital y comercialización segura para pequeñas y medianas empresas (PYMES), fomentando su inclusión en las cadenas de suministro y exportación.

Zúñiga Salinas consideró que “es una realidad innegable que la relocalización representa una oportunidad sin precedentes para nuestro país. Sin embargo, el gran desafío que enfrentamos es asegurar que los beneficios económicos de este fenómeno alcancen a todos los sectores, desde las grandes corporaciones, hasta las pequeñas y medianas empresas, llegando también a las regiones más vulnerables y a las familias de menos recursos”.
AM.MX/fm

Artículos relacionados