sábado, febrero 24, 2024

Aplazan acto práctico de harakiri en FGJCDMX

CIUDAD DE MÉXICO.- A través de un comunicado, el actor y abogado en derecho Juan Carlos Martínez Nava, explicó que su estado de salud es delicado, pero firme en la conciencia de que efectuará esta acción en protesta de múltiples irregularidades que se han desarrollado en torno a una demanda que presentó hace cerca de diez años, considerando que existe omisión por parte de la autoridad.

Mencionó que las sanciones por la negación de acceso a la justicia está consagrado en el artículo 17 de la Carta Magna, ya que la sociedad tiene a su alcance esta herramienta jurídica para el ejercicio de la acción penal contra grupos antagónicos dedicados al despojo de bienes inmuebles, robo y amenazas cumplidas.

Reveló la existencia de connivencia por parte de diversas autoridades, iniciando con el Instituto de la Vivienda, así como en contra de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, entre otros, que resulte responsable denunciados en la vieja averiguación previa FCH/CUH-8/T1/01102/14-03, radicada ante el Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada en Cuauhtémoc, Agencia Investigadora del MP: Cuh-8, Unidad de Investigación no. 1, Sin Detenido, Primer Turno, misma que festeja el noveno aniversario de impunidad.

Subrayó que su decisión de presentar un acto singular en la práctica de harakiri, es en respuesta a que la Fiscalía de Justicia a cargo de la señora Ernestina Godoy, no ha cumplido con su histórico papel de aplicar la justicia en contra de los responsables que violentaron sus derechos humanos.

Lamentablemente —dijo— me encuentro delicado de salud ya que al realizarme diversos estudios clínicos, los doctores me detectaron una fuerte anemia que ha alterado mi masa corporal, es decir, he bajado de peso de entre 180 a 168 libras en lo que va del año, además de otras complicaciones físicas debido a la falta de acceso a la justicia.

Acusó que la dilación del ejercicio de la justicia se centra en el principal autor de negligencia o de la negativa al acceso a la justicia, ha sido en diversas ocasiones el Licenciado Marco Antonio Hernández Sánchez, Director de Consignaciones de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, quien sistemáticamente e inconscientemente, se ha negado a librar las órdenes de aprehensión contra los responsables del delito de despojo del inmueble ubicado en calle de Dr. Río de la Loza 234, colonia Doctores, Alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, argumentando insulsamente que “en ningún momento tuvimos la posesión”.

Lo cual es totalmente falso —subrayó— ya que la posesión se demuestra en la misma documentación pública del propio INVI, se acredita que el periodista y su hermano tenían la posesión de dicho inmueble.

Aún más, con base en el contenido de los expedientes del propio Instituto de la Vivienda local, con número de querella judicial DEAJI/CAJC/SNCT/000624/2019, de fecha 11 de abril de 2019 remitido a la Licenciada Ana María Esquivel, Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada en Cuauhtémoc Coordinación Territorial CUH-8, Unidad de Investigación Dos S/D, ubicado en calle de Chimalpopoca número 100, colonia Obrera, quien resolvió satisfactoriamente la denuncia y se girara órdenes de aprehensión contra implicado.

Así como en el oficio DEPFPV/CPS/SARE/00043/2019 a través del cual el subdirector de Alto Riesgo remitió en copias simples las constancias que integran el expediente relativo de dicho inmueble, en la cual muestran diversas CÉDULAS DE IDENTIFICACIÓN DEL INMUEBLE de fecha 13 de marzo de 2014, que el INVI a través de José Luis Gerardo Moreno López, funcionario público fue atendido por el suscrito acreditando la posesión.

Asimismo, en dichos oficios muestran que sí tenía la posesión, pero también contiene fotografías exhibiendo diversas obras de arte, las cuales no han querido reconocer su existencia, intuyéndose un robo descarado por parte de la antigua policía judicial que ahora son “grupos organizados” que cometen fechorías en contra de la sociedad.

Por otro parte, también está en espera de la recuperación de sus bienes muebles despojados en la colonia Lindavista, en la Alcaldía Gustavo A. Madero de la capital de la República, de donde también los “guardianes de la ley”, incurrieron en actos anti éticos profesionales, pero aclaró que en breve, una vez repuesto de su salud, pondrá en marcha su singular protesta con el clásico y práctico de harakiri, a la usanza de la cultura oriental.
AM.MX/fm

Artículos relacionados