AMLO rompe con tradición de casi un siglo: no tendrá foto presidencial

204
(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero (AlMomentoMX).— Desde el mandato de Abelardo Rodríguez (1932-1934), se volvió una tradición colocar en las oficinas de gobierno una fotografía del presidente en turno. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, 86 años después, terminó con esta costumbre.

De acuerdo con el diario Milenio, el mandatario decidió no colocar un retrato oficial presidencial, por lo que en ninguna oficina de las dependencias federales hay una imagen de él. “Es el respeto a la investidura, pero no la promoción de la persona”, declaró Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia.

Eso sí, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sí estará colgada una fotografía del mandatario en turno. Aunque, según Jesús Ramírez, la fotografía no tuvo ningún costo porque fue tomada por el propio equipo de Comunicación Social.

Foto: Milenio

La Sedena solicitó al representante del Ejecutivo una imagen para colocarla en la cima de los escalafones castrenses en las zonas y regiones militares del país, en calidad de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas; así que López Obrador se retrató en su despacho en Palacio Nacional para entrega su fotografía a dicha dependencia, misma que está en proceso de entrega.

Esta determinación del Presidente no es nueva, señaló la publicación. Durante su gestión en el entonces Distrito Federal (2000-2005), el tabasqueño tampoco tuvo una fotografía oficial como jefe de Gobierno.  El propio López Obrador recurre al tema de la austeridad para romper con la tradicional foto presidencial.

En ese tiempo decidió usar, en cambio, una imagen de Benito Juárez y parte de la frase del Benemérito de las Américas: “Los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir en la honrada medianía”.

Milenio destacó que la fotografía presidencial de Enrique Peña Nieto ha sido la más cara, pues gastó dos millones de pesos en la sesión, impresión, montaje y reproducción de las imágenes.

Dicha sesión, que fue realizada el 29 de diciembre de 2012, estuvo a cargo de Héctor Armando Herrera Peralta. La familia Herrera ha tomado, desde José López Portillo, las fotografías presidenciales.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios