fbpx

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS, 6 de enero (AlmonentoMX) – El presidente electo de Estados Unidos escribió en la red social Twitter que “de ninguna manera” Toyota va a fabricar en México el modelo Corolla para el mercado estadounidense.

La marca japonesa es la más reciente automotriz en recibir las críticas de Trump por acudir a México para fabricar automóviles con destino al mercado de Estados Unidos.

Trump ya había criticado a General Motors por fabricar automóviles en México. Ford canceló sus planes de invertir US$1.600 millones al sur de la frontera y va a expandir sus operaciones en territorio estadounidense.

Toyota había anunciado en abril de 2015 sus planes de invertir US$1.000 millones para fabricar el Corolla en México, en Guanajuanto y no Baja California como indica Trump en su tuit.

Por su parte, el gobierno japonés a través de dos importantes funcionarios apoyó hoy a la empresa nipona Toyota Motor y la creación de empleo del fabricante automotriz en Estados Unidos después de que el presidente electo Donald Trump amenazó con imponerle aranceles aduaneros si sigue adelante con la anunciada inversión de 1.000 millones de dólares para construir una nueva planta en la que se ensamblaría los autos Corolla, en el estado de Guanajuato, en México.

Al menos dos hombres de primera línea de Shinzo Abe, como el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, y el ministro japonés de Economía, Comercio e Industria, Hiroshige Seko, expresaron la posición de Tokio ante la advertencia que lanzó Trump a Toyota y que también alcanzaron a empresas de otro origen como General Motors, Ford y Carrier.

“Toyota ha estado intentando ser un buen ciudadano corporativo para los Estados Unidos”, dijo Suga, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kyodo.

Por su parte, Seko, destacó el aporte laboral de las empresas niponas del sector automotor en la primera economía del mundo.

 

Agradece Trump a Ford

 

El presidente electo Donald Trump agradeció este miércoles la decisión de la automotriz estadounidense Ford de cancelar sus planes para construir una fábrica en México, tal como la empresa anunció la víspera.

“Gracias Ford por cancelar una nueva planta en México y por crear 700 nuevos empleos en Estados Unidos. Esto es sólo el comienzo: sigue mucho más”, escribió Trump en su cuenta de mensajes de Twitter.

La automotriz anunció que había cancelado sus planes de construir una planta de mil 600 millones de dólares en el estado de San Luis Potosí, donde ensamblaría sus autos modelos Ford Focus.

La empresa reveló además que crearía 700 empleos adicionales para construir vehículos eléctricos e híbridos en la planta que tienen en la comunidad de Flat Rock, en el estado de Michigan.

La decisión ocurrió luego de que durante semanas Trump hubiera criticado a la empresa por su decisión de invertir en México y de transferir toda la producción de sus modelos pequeños a ese país.

El mismo martes, además, Trump advirtió a la automotriz General Motors que impondría “altas tarifas en la frontera” a los vehículos Chevy Cruze que fabricara en México y que exportara a Estados Unidos.

El director de Ford, Mark Fields, negó que la decisión de cancelar su planta en México hubiera sido tomada por las críticas de Trump, y explicó que se debía a una baja en la demanda de autos compactos.

En una entrevista con el diario The New York Times, Fields puntualizó sin embargo que avisaron a Trump antes de dar la noticia, y que tanto el presidente electo como el vicepresidente electo Mike Pence, se mostraron complacidos con la decisión.

Asimismo, Fields celebró las políticas de Trump, de menores impuestos y de impulso a la creación de empleos en Estados Unidos.

“Tenemos un presidente electo que dijo muy claramente que una de sus primeras prioridades es hacer crecer la economía. Eso debe ser música para nuestros oídos”, aseguró Fields.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios