viernes, junio 14, 2024

ALFA OMEGA: La partidocracia y Peña Nieto acaban con México

Jorge Herrera Valenzuela

A Egipto lo azotaron diez plagas por negarse a liberar al pueblo que jefaturaba Moisés. En México, desde el inicio del Siglo XXI,  sufrimos cuatro plagas.  Las trapacerías consumadas por funcionarios públicos, “grandes, medianos y chiquitos”, asociados con los dirigentes de nueve partidos políticos y con personajes de la iniciativa privada, beneficiados al recibir millonarias concesiones y millonarios contratos, tienen a millones de seres humanos con “la vida pendiendo de un hilo”.

Nuestras plagas: inseguridad, corrupción, impunidad, partidocracia. Colóquelas como usted guste, que el efecto dañino está en los 31 Estados y en la Ciudad de México. El maleficio cayó en nuestro territorio hace 30 años, creciendo con el paso de los días, de los meses, de los años. Los dos últimos sexenios priistas del siglo pasado marcaron el comienzo de la corrupción y la impunidad, con los hermanitos carlos y raúl salinas de gortari –así con minúsculas–.

La partidocracia, el poder omnímodo de los dirigentes de los partidos políticos sobre la administración pública, aparece en el primer “gobierno de la alternancia”. El control de la tarea política queda en manos de la “oposición”, misma que recibe mensualmente sumas millonarias de parte del Instituto Nacional Electoral. La inseguridad empieza entre el 2006 y el 2012, al declarar el gobierno federal la guerra contra los narcotraficantes, sin una estrategia adecuada, convirtiendo a los respetados soldados y marinos en vulgares policías.

¡Ah!, cuando un priista recuperó la Presidencia de la República ocurrió algo similar a lo que vivimos la noche del 2 de julio de 2000. La gente apoyó a un empresario refresquero que en su campaña prometió “el cambio”, lo que jamás se cumplió. El 1 de diciembre de 2012 la mayoría votó por un joven mexiquense, cuya imagen fue creada también por la mercadotecnia, a través de la televisión. Vicente Fox Quesada cayó del peldaño en que fue colocado, hasta internacionalmente, por su nulidad como gobernante. Enrique Peña Nieto “asombró” con el Pacto por México para respaldar sus reformas constitucionales, sin lograr resultados de beneficio para el país. En ambos casos la ciudadanía se decepcionó, demasiado tarde y nada más podía hacerse.

Corren los últimos días del quinto año del sexenio peñanietista, con las cuatro plagas amplificadas. La inseguridad reina hasta en los más pequeños pueblos de la República Mexicana; asaltos en las calles urbanas, en los caminos estatales, robos a casas habitación (las casas hoy tiene tal protección que similan a una prisión), secuestros por doquier, asesinatos de periodistas. El gobierno y su gabinete de seguridad, no han evitado que las delincuencias “organizada o no organizada”, se apoderen en las fuerzas policíacas municipales y estatales  (incluyendo la Ciudad de México).

Referirnos a la corrupción hermanada con la impunidad, es únicamente para provocar tristeza, indignación y malestar permanente. Gobernadores priistas y panistas saquearon las arcas, salvo tres que están prisión y dos en vías de ser extraditados, los demás, encabezados por los hermanos humberto y rubén moreira valdés (con minúsculas) gozan de su libertad; bueno uno está bajo proceso penal (Rodrigo Medina de la Cruz, de Nuevo León) y otro pagó millonarias fianzas para seguir libre, el panista de Aguascalientes Luis Armando Reynoso Femat.

Finalmente, un suceso también sumamente vergonzoso, es tener un desarticulado Congreso de la Unión. El mejor ejemplo de la fuerza adquirida por la partidocracia, es la unión de los dirigentes de tres partidos políticos (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano) para impedir que se integrara e instalara la mesa directiva de la Cámara de Diputados, hasta que el Presidente de México desista en que el actual Procurador General de la República ocupe la Fiscalía General. Agreguemos que los volúmenes del V Informe de Gobierno tuvo como mensajero a un subsecretario de Gobernación y que el documento fue entregado en la secretaría general –antes oficialía mayor—y que un senador panista fue designado presidente de la Cámara Alta, en contra de la mayoría de sus correligionarios. Más clara no puede ser la voracidad de quienes ejercen, impunemente, la partidocracia.

El pasado jueves terminó el bloqueo tripartita con  la negociación política y un priista asumió la presidencia de la Cámara de Diputados. Peña Nieto y su PRI, ¡derrotados!

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Por qué Enrique Peña Nieto cierra los ojos a la realidad y sigue promocionándose como el Presidente que ha hecho por México, lo que sus tres antecesores no hicieron?

LO QUE OÍMOS EN LA CALLE

RECONOCIMIENTO A GILDA MONTAÑO Y 7 COLEGAS

En un ambiente de franca camaradería y de mucha familiaridad, el Club Primera Plana hizo entrega de reconocimientos a destacados periodistas, procedentes de todo el país, por los años de limpia trayectoria en la noble misión de informar y comentar las noticias que se producen en todos los sectores de una sociedad por ahora agobiada. Hay quienes rebasaron los sesenta años de estar en el periodismo, otros de cincuenta  y más de cuarenta. La ceremonia tuvo lugar el pasado 31 de agosto en el Auditorio de la Federación de Trabajadores al Servicio del Estado y entre los festejados, anotamos a Gilda Lilian Montaño Humprey, Eduardo Arvizu Marín, Gonzalo Álvarez del Villar, Carlos Ferreyra Carranco, Francisco (Paco) Ramírez Domínguez, Octavio Raziel García Abrego, Francisco de la Sota y Abraham Mohamed Zamilpa. Para ella y para ellos, un abrazo de su amigo y colega, JHV.

CUATRO EN LA PASARELA DEL PRI

Aunque la mayoría de los electores manifiesta no tener simpatías por ninguno de los nueve partidos políticos que participarán en el proceso electoral del año próximo, lo cierto es que el domingo 1 de julio serán electos 3,324 funcionarios federales, estatales y municipales. Destaca, por razones obvias, la elección del Presidente de la República. Andrés Manuel López Obrador está apuntado desde el 2006 y para ello se compró su propio partido. En la contienda toda la caballada está flaquísima, diría don Rubén Figueroa, incluyendo a los cuatro que el PRI colocó en la pasarela: José Antonio Meade Kuribreña (se pronuncia “mid”), Aurelio Nuño Mayer, Miguel Ángel Osorio Chong y José Ramón Narro Robles. “Mid” no ha sido, ni es priista. Nuño y Narro afirman que militan en el tricolor y Osorio tiene carrera política apoyado en ese partido, fue gobernador en Hidalgo. Uno puede a llegar a ser el sacrificado, porque es difícil que gane, salvo que el PRI eche mano de personas como Manlio Fabo Beltrones Rivera, Augusto Gómez Villanueva, Ivonne Aracelly Ortega Pacheco y Beatriz Elena Paredes Rangel.

IRMA, JOSÉ, HARVEY Y KATIA, GOLPEAN

Como si no fuera suficiente con todos los problemas que afrontamos dentro y fuera de nuestras fronteras, la madre naturaleza se ha ensañado con los mexicanitos. Pérdidas humanas, sembradíos arrasados, poblaciones incomunicadas por las inundaciones, caída de líneas telefónicas, de cables conductores de electricidad, cierre obligado de comercios, suspensiones de clases en un año escolar que comienza. Pues sí, huracanes, tormentas tropicales y frentes fríos, golpean fuertemente en toda la República. Caprichosamente cada fenómeno es “bautizado” con  nombres como Irma, José, Harvey y Katia. En muchas partes de la Capital del País, el Periférico, avenidas y las calles se convirtieron en ríos, albercas o socavones, congestionándose el tránsito vehicular. Lo mismo ocurrió como en varios municipios mexiquenses conurbados con la Ciudad de México.

MURIÓ EL GRAN ULTIMINIO RAMOS

“El Sugar” de Matanzas, Cuba, el boxeador que en los sesentas abrió las puertas, en los rings de Estados Unidos, al pugilismo latinoamericano, dejó de existir a los 75 años de edad. Ultiminio Ramos se fue, dejando toda una historia boxística y dos notas tristes tras triunfar en sus peleas. Primero José “El Tigre” Blanco y años más tarde el afroamericano Davey Moore perdieron la vida, días después de ser derrotados, en el ring, por “Ulti”, quien fue el primer campeón que tuvo el Consejo Mundial de Boxeo y también obtuvo títulos de campeonato con la Asociación Mundial de Boxeo. Ramos recién estuvo en el programa televisivo del “Coque” Muñiz. Ultiminio llegó en 1960 a México y vivió en el Hotel Virreyes, en el Distrito Federal, cuando Fidel Castro Ruz prohibió el boxeo en ese país. Por esos días también arribó José Ángel “Mantequilla” Nápoles, quien vive en Ciudad Juárez, careciendo de lo más indispensable para su subsistencia, según se supo en el velorio de su paisano.

P.D. La suerte está echada en torno al futuro del zacatecano Ricardo Monreal Ávila, después de ser ignorado por su compañero durante 20 años de altas y bajas en la política mexicana. Monreal no pierde las esperanzas de ser candidato al Gobierno de la Ciudad de México. No hay nada definido, pero lo cierto es que el hombre no se quedará quieto. Se salió del PRI porque ahí se aplicaba “el dedazo” y hoy como militante del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, nuevamente lo vive al favorecerse a Claudia Sheinbaum.

jherrerav@live.com.mx

 

Artículos relacionados