fbpx

Jorge Herrera Valenzuela

Estimo que el centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no despertó emotividad alguna a la mayoría de los gobernantes, porque es una oportunidad para hablar de patriotismo, para resaltar el nacionalismo, sin caer en los extremos. Las circunstancias internas y las externas que estamos viviendo en este 2017 son propicias, particularmente para que en las escuelas primarias, secundarias e inclusive en las preparatorias y vocacionales, las nuevas generaciones conozcan un importante pasaje de nuestra historia.

Sabedor de que la enseñanza de la Historia Patria o Historia de México es deficiente, es de vital trascendencia que hoy, frente al acecho de que somos por parte del presidente de Estados Unidos, haya una estrategia académica para enseñar a niños y a jóvenes, entre otros capítulos, el referido a los trabajos del Congreso Constituyente de Querétaro. Conocer el articulado de la Carta Magna, saber quiénes la redactaron, la debatieron y la aprobaron, es una forma de honrar la memoria de esos mexicanos.

Hemos visto en los noticieros y programas de televisión que poco o nada saben las personas, entrevistadas en las calles, sobre el centenario de la Constitución Política. Vergonzoso es el calificativo más noble para quienes siendo legisladores, diputados federales, no supieron dar contestación a las preguntas sobre este tema, argumentando todos los pretextos a su alcance; hubo quienes huyeron, por no saber cuántas artículos integran el texto constitucional, así como dijeron  no saber el contenido de artículos como el tercero, el 27 y el 123, relacionados con la educación, con la riqueza del subsuelo y los derechos y obligaciones de los trabajadores.

 MINIMIZAN RECONOCIMIENTO A MÚGICA

“Ante la crisis de valores revolucionarios y progresistas que vivimos en la actualidad, es menester evocar a Francisco J. Múgica, quien fue reconocido por sus propios compañeros constituyentes como “El Padre de la Constitución de 1917”, señalan las dirigentes Irma Hernández Cortés y Rosa Isla Martínez Martínez, de la Fundación  y de la Brigada que llevan el nombre del prócer michoacano, en su escrito dirigido al presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El deseo de quienes integran esas dos agrupaciones, es que el nombre de Múgica Velázquez sea colocado con letras de oro en la parte frontal del recinto legislativo, antigua sede de la Cámara de Diputados, en Donceles y Allende, del Centro Histórico de la Ciudad de México. Los asambleístas aprobaron la solicitud, pero han decretado que el nombre de ilustre constituyente sea colocado en una de las columnas del recinto.

A las voces de protesta de las mencionadas dirigentes, se une el escritor y analista político Francisco Estrada Correa, autor de la más completa biografía del general Múgica, considerando que hay muchos y bien fundados argumentos para rendir al michoacano un merecido homenaje, a su altura, porque Múgica mantuvo siempre “su lucha en la oposición en forma ejemplar y llena de lecciones”. Los promotores de este reconocimiento, estiman que “se ignora y se minimiza el último capítulo de la vida de Múgica, motivado  por su decepción debido a las desviaciones de la Revolución”.

HONORES AL CONSTITUYENTE JALISCIENSE

Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, gobernador priista en Jalisco, el pasado domingo hizo un reconocimiento público a los Constituyentes de 1917. Los restos del abogado Luis Manuel Rojas Arriola descansarán en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y su nombre en letras de oro está inscrito en la Cámara de Diputados, donde también se colocó la leyenda “5 de Febrero de 1917”. El constituyente, originario de Ahualulco de Mercado, presidió las 68 sesiones del Congreso Constituyente de Querétaro y le correspondió entregar el documento a Venustiano Carranza.

Lo realizado por Sandoval Díaz, el primer gobernador que se pronunció contra “el gasolinazo” y convocó a la unidad nacional en protesta por la política del magnate republicano que gobierna en Estados Unidos, marcó la pauta a sus homólogos para que rindan honores a los 218 constituyentes que participaron en los debates celebrados en el entonces denominado Teatro de la República.

He aquí algunos nombres de esos egregios mexicanos: Alberto Terrones Benítez, de Durango; Esteban Baca Calderón, de Nayarit; Hilario Medina Gaona y Alfredo Robles Domínguez, de Guanajuato; Francisco Figueroa Mata, de Huitzuco, Guerrero; Alfonso Cravioto Mejorada, de Hidalgo; Heriberto Jara Corona y Cándido Aguilar Vargas, de Veracruz; Jesús Romero Flores, de La Piedad, Michoacán, quien fue el último superviviente. Murió el 1 de noviembre de 1987, a los 102 años de edad.  Su nombre fue impuesto a la biblioteca del Senado y fue director hasta su muerte.

La Medalla Belisario Domínguez le fue otorgada, por el Senado de la República, a cuatro diputados constituyentes: generales Esteban Baca Calderón, en 1955; y Heriberto Jara Corona, en 1959; al abogado sinaloense Ignacio Ramos Praslow, en 1972; y al profesor Jesús Romero Flores, en 1976. Baca Calderón  y Ramos Praslow fueron parte de la diputación jalisciense, no de su respectivo lugar de nacimiento.

PREGUNTA PARA MEDITAR:

¿Quiénes serían los diputados constituyentes de la Ciudad de México, que merecieran ser recordados en los aniversarios de la promulgación del documento?

LO QUE OÍMOS EN LA CALLE

MIEDO ATERRADOR INVADE A INDOCUMENTADOS

La política impuesta por el millonario republicano y excéntrico presidente de Estados Unidos en contra de los indocumentados, mayoritariamente mexicanos, creó un ambiente de terror, de intranquilidad, de incertidumbre, entre familias que tienen veinte o más años residiendo y trabajando en territorio norteamericano. El miedo les invade y lo piensan mucho antes de salir a la calle para ir a su trabajo, para hacer sus compras, para ir al médico, porque temen ser detenidos y deportados. Cuando son arrestados y llevados a los recintos, el asesoramiento que les brinden no impide su repatriación. Hay quienes entraron a la Unión Americana con visa, pero se venció y eso los pone en peligro de ser aprehendidos. Desgraciadamente nada, ni nadie, detiene al moderno nazifascista.

 DENUNCIA INJUSTICIAS EN LETONIA

El joven estudiante de ingeniería Daniel Reynoso Lesperance sigue recluido en una prisión de Riga, capital de Letonia, acusado por el danés Marco Dalkilic, sin que éste sujeto haya aportado prueba alguna de que nuestro paisano le robó una tarjeta de crédito. La juez B. Horuna ordenó el encarcelamiento “porque el acusado puede ser un peligro para la sociedad”. Daniel fue llevado ante la autoridad el 20 de diciembre pasado, haciéndole firmar una escrito en idioma letón y del cual nunca ha tenido una traducción al español ni al inglés. En comunicación con sus familiares, pide que se le apoye para que no sigan cometiendo una injusticia, pues no existe ninguna prueba judicial en su contra. Ojalá y el secretario de Relaciones Exteriores pudiera ordenar se proporcione, vía la embajada o consulado, auxilio a este joven del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, que anda en un intercambio académico.

DÍA DE LA LEALTAD, HACE 104 AÑOS

La madrugada del 9 de febrero de 1913 hasta el Castillo de Chapultepec llegaron a comunicarle al Presidente Francisco I. Madero, que militares se habían sublevado, tomado Palacio Nacional. Era el movimiento armado encabezado por los generales Bernardo Reyes, Manuel Mondragón y Félix Díaz (sobrino de don  Porfirio) y fueron repelidos por la tropa comandada por el general Lauro Villar. Reyes murió en esos hechos. Madero, escoltado por 300 cadetes del H. Colegio Militar, montó  en su caballo y salió por Paseo de la Reforma, Avenida Juárez, Plateros (hoy Madero) hasta llegar a Palacio Nacional. Comenzaba “La Decena Trágica”, inspirada por el embajador norteamericano Henry Lane Wilson para derrocar a Madero y darle el poder al usurpador Victoriano Huerta. Entre los cadetes estaba José López Portillo y Weber, padre de quien de 1976 a 1982 fue Presidente de México. Esta es una de las páginas negras de nuestra historia.

“LOS DIABLOS ROJOS” EN SU CENTENARIO

Este domingo 12 de febrero se cumplen, por fecha, los cien años del Club Deportivo Toluca. El renovado Estadio Nemesio Díaz será el escenario del encuentro de “Los Diablos Rojos” y los “Tiburones Rojos” del Veracruz, dirigidos éstos por el chileno Carlos Reynoso y los anfitriones por el argentino Hernán Cristante. Los seguidores del Toluca recordarán a los jugadores Vicente Pereda, “El Diablo Mayor”, así como a: Carlos “Monito” Carus, Wedell Jiménez, Amaury Epaminondas, Albino Morales, Ricardo “Tuca” Ferreti, José Saturnino Cardoso y al estimado amigo Juan Dosal. El periodista y gran amigo Pepe Nader, que hace años se fue, sería el más feliz porque era el fanático número uno del Club Toluca y promotor del equipo de veteranos.

P.D. Dos personajes de esta semana. Primero las damas. Elizabeth Alexandra Mary Windsor está por cumplir 90 años de edad y el pasado día 6 cumplió 65 de ser Soberana del Reino Unido. En su honor la Fábrica Real de Moneda acuñó varias monedas, la de mil libras en oro macizo tiene un valor de 62,000 dólares, algo así como un millón y cuarto de pesos mexicanos. Para los coleccionistas. También para coleccionistas, el jersey número 12 de los campeones Patriotas de Nueva Inglaterra. La prenda no está en venta, su propietario Tom Brady, el legendario quarterback con 5 anillos de igual de triunfos en Superbowl, lo reportó como robado. “Se perdió” en los vestidores del equipo.

jherrerav@live.com.mx

Comentarios

comentarios