jueves, mayo 30, 2024

Activistas se pegan a los marcos de “Las Majas” de Goya en el Museo del Prado

CIUDAD DE MÉXICO.—  En protesta por la emergencia climática, dos activistas de Futuro Vegetal se pegaron este sábado a los marcos de los cuadros de “La maja desnuda” y de “La maja vestida”, de Francisco de Goya, los cuales se encuentran expuestos en el Museo Nacional del Prado en Madrid, España.

En medio de ambas pinturas escribieron el mensaje “+1.5º C”, como parte de la alerta por la subida de temperatura mundial que “provocará un clima inestable y graves consecuencias en todo el planeta”. Las imágenes fueron captadas en video y difundidas por la misma organización.

Fuentes del Gobierno confirmaron que la Policía se ha llevado a los dos activistas, que han sido desalojados “sin problemas adicionales”. Mientras que la dirección del Museo del Prado informó que las pinturas no han sufrido daños, aunque es posible que los marcos pueden tener ligeros desperfectos. 

Ante la manifestación, la sala fue desalojada. La brigada encargada de mover las obras y un trabajador de mantenimiento se desplazaron hasta el museo para pintar de nuevo la pared. Tiempo después, la sala, con ambos cuadros, ha vuelto a reabrir al público.

El material utilizado para la manifestación —el pegamento con el que los activistas se han adherido a los marcos y el espray que han utilizado para pintar la pared— era de plástico, por lo que han podido eludir con facilidad los detectores de metales instalados en la entrada.

 “Estoy aquí pegado porque la semana pasada la ONU hacía oficial que ya es imposible contener el calentamiento del planeta en 1.5 grados, sobrepasando los límites marcados en el Acuerdo de París y comprometiendo nuestra seguridad alimentaria”, afirmó uno de los activistas durante el suceso.

Esta protesta se suma a otras que se han sucedido en las últimas semanas, como la de dos ecologistas que lanzaron sopa de tomate a “Los Girasoles” de Van Gogh,  en la National Gallery de Londres, o la de los dos activistas que lanzaron puré de patata a un cuadro de Monet en Alemania.

Además, este 4 de noviembre, cuatro activistas ecologistas de la organización Última generación lanzaron sopa de guisantes sobre el cuadro “El Sembrador” (1988) de Van Gogh, y se pegaron con pegamento al muro donde estaba expuesto, en el museo del Palacio Bonaparte en Roma. Según las autoridades del recinto, la pintura no sufrió daños debido a que estaba protegida con un cristal.

Te recomendamos: 

Grupo Planeta expondrá su extensa oferta literaria en la edición 36 de la FIL Guadalajara

AM.MX/dsc

Inauguran planta trituradora de residuos de la construcción San Lorenzo: Avance en el programa “Basura Cero”

El complejo cuenta con tres máquinas con tecnología alemana que separan acero y otros metales del concreto mediante un tren de trituración. El material resultante se tritura en diferentes tamaños y se transforma en concreto ecológico y bloques reciclados que se utilizarán en obras públicas.
Redacción/dsc
Redacción/dsc
Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.

Artículos relacionados