viernes, mayo 17, 2024

Aborto responde al derecho a la salud pública y no a ideologías: académicos: Caso Puebla donde la ILE es legal por intervención judicial

PUEBLA, PUEBLA / SemMéxico.- El acceso para interrumpir un embarazo de forma segura y gratuita en Puebla no fomenta el aborto, mucho menos incita a desistir de la protección anticonceptiva. Se trata de un derecho que está estrictamente relacionado con la salud pública, no con ideologías, advierten académicas y autoridades educativas de la entidad.

A decir de Mario Ernesto Patrón Sánchez, rector de la Universidad Iberoamericana Puebla y quien representa a una institución que, asegura, no se postula a favor del aborto, sí es necesaria la no criminalización de las mujeres que realizan este procedimiento en el estado porque, además de que hay precedentes judiciales que lo avalan, es un tema que no va de la mano con la postura conservadora de algunos grupos.

Postularse a favor de la llegada de siete unidades médicas para realizar este procedimiento, en un estado donde el Poder Legislativo es omiso a debatir sobre la despenalización del aborto, no está relacionado con la ética ni con la moral, sino con la certeza de que el derecho penal no debe señalar a las mujeres por abortar. “No nos parece que las mujeres tengan que ser criminalizadas por este tema”, afirmó.

Es decir, una persona puede estar de acuerdo o no con el aborto, pero este pensamiento no brinda el privilegio de sentenciar a las mujeres por realizar este procedimiento.

Interrumpir un embarazo no es una decisión fácil, tampoco es sinónimo de diversión o libertinaje, es un derecho y estos no deben cuestionarse ni restringirse, agregan Anayuri Güemes Cruz, doctora en Ciencias Antropológicas e investigadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), y Marcela Cuautle Méndez, maestra en Lectoescritura y doctora en Educación por la Universidad Santander Puebla.

Conservadurismo no debe afectar prácticas médicas

No debe ser una preocupación que, con la llegada de estas unidades a Puebla, más mujeres hagan uso de este servicio que, además, es un decreto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Lo realmente preocupante es que, por la intervención de grupos conservadores con esta nueva orden, no asistan mujeres a ellos, alerta Anayuri Güemes.

“Si no se tiene cuidado en el proceso de esta atención médica, ellos mismos pueden traer consigo una visión conservadora que afecte la accesibilidad a la información y sobre todo a ese servicio, afectando que se abra un espacio para ellas”, opina.

El origen de la idea de que “más mujeres abortarán por diversión” con el servicio gratuito parte de una mentalidad conservadora, que condenó a la mujer a tener relaciones sexuales con el único objetivo de reproducirse. Esto se acentuó aún más en el estado que, lamentablemente, aún ve mal a aquellas que deciden sobre su propio cuerpo, critica.

“Lo que el Estado debe garantizar, además de estas unidades, es que, en la práctica médica de quienes asistirán a estas mujeres no existan actos discriminatorios en su contra, que intenten convencerlas de no abortar”, añade Marcela Cuautle.

Abortar puede seguir como una restricción si influyen en ella actores contrarios a este derecho. De tal manera que, el Estado debe garantizar que este servicio irá de la mano con un acompañamiento para ellas que no las obliguen a desistir, coinciden las especialistas.

“De ninguna manera decidir un aborto se asemeja a cualquier otra decisión, implica una carga afectiva, incluso es una práctica que aunque no es aceptada se ha visto durante toda la historia, pero en la ilegalidad, por razones económicas familiares, de salud y emocionales”, explica Marcela.

Conservadores deben aceptar decisión

Ahora, lo que resta para los grupos conservadores, también llamados “provida”, es acostumbrarse a esta implementación, no hay más. El aborto es un derecho y estos no se cuestionan, independientemente de la ideología predominante de una región, acentúa Anayuri.

“La implementación de estos módulos no va a sensibilizar a las posturas contrarias y tampoco buscan hacerlo, porque la lucha de los grupos a favor del aborto no es para hacerlos cambiar de opinión, sino para que las mujeres tengan acceso a este servicio”, comparte.

No resultará sorprendente que, paulatinamente, con el funcionamiento de estos módulos, estos grupos aumenten sus manifestaciones de rechazo excusándose en su religión. No obstante, dichas protestas serán en vano, la despenalización del aborto no tiene retroceso, agrega.

Unidades médicas obligan al Poder Legislativo

Por otra parte, el rector de la universidad jesuita afirma que ya existe una presión, de orden federal, que obliga al Congreso local a debatir la despenalización del aborto en Puebla para que este servicio no se reduzca a siete unidades y esté disponible en todos los centros médicos del estado.

“Es un tema insoslayable en la agenda legislativa y tendría que ser la actual legislatura la que dé cuenta del señalamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para tener una derivación local”, señala.

Acentúa que existen precedentes judiciales desde el 2021 cuando la SCJN declaró anticonstitucional penalizar a las mujeres por abortar, y la eliminación del aborto como un delito por un juez federal en 2023.

Asimismo, expone que hay un amparo, concedido a colectivos a favor del aborto en la entidad, con el que el Estado se ve restringido a negar este servicio a las mujeres poblanas.

Antecedentes

En la práctica, limitado al acompañamiento y un certificado, Puebla es la entidad número 13 donde interrumpir un embarazo, será posible. Ello debido a un amparo que ganaron activistas y organizaciones feministas para dar acompañamiento a mujeres que decidan interrumpir el embarazo sin que se les criminalice, siete unidades médicas darán el servicio gratuito y seguro de aborto en Puebla.

Marisol Calva, asesora de género en la Secretaría de Gobernación (Segob), informó que tras que en marzo de este año, Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social (CAFIS), Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) y Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) ganaron un amparo, se determinó habilitar unidades médicas seguras para practicar el aborto

A partir de este martes 5 de diciembre, en el estado de Puebla será posible la interrupción del embarazo en siete hospitales públicos, antes de las 12 semanas de gestación, bajo el esquema de amparo. Las mujeres que hagan valer este derecho contarán con el asesoramiento de las colectivas feministas de GIRE, de Odesyr) y CAFIS, tras ganar un juicio contra.

Dónde

Los hospitales habilitados son: el Hospital de la Mujer, los hospitales del ISSSTE en Tehuacán, Teziutlán y Huauchinango, así como en el Hospital General de Zona 20 del IMSS, mejor conocida como “La Margarita” y el Hospital General Zona 35 de Cuautlancingo.

De acuerdo con la Segob, todas las personas que se asesoren o acudan con las colectivas GIRE, CAFIS y Odesyr para que se les emita una constancia, podrán asistir a alguno de siete hospitales referidos a solicitar la interrupción del embarazo.

Dicha constancia será el principal requisito para que haya uniformidad en todos los hospitales y se lleve un registro oficial de número de solicitudes; además se cumplirán los lineamientos para un aborto seguro.

La abogada de GIRE, Melissa Ayala, destacó que el aborto seguro en clínicas del estado es resultado del trabajo de la asociación que representa en conjunto con las colectivas en mención, que en febrero de 2022 promovieron un amparo para cuestionar la penalización de aborto en el Código Penal de Puebla, luego que la SCJN declaró inconstitucional y una violación a los derechos humanos de personas con capacidad de gestar.

Informó que la corte federal estableció la no criminalización de quienes abortan o auxilian a otras personas a interrumpir un embarazo, y solicitó el acceso a los servicios de salud para quienes deseen abortar.

Celebró la disposición del gobierno de Puebla para materializar dichas acciones en el estado, así como para trabajar junto con las asociaciones, lo que consideró es un precedente y el comienzo a un acceso ampliado a la interrupción legal de embarazo en Puebla y todo el país.

Por su parte, Mónica García, de CAFIS, dijo que las personas interesadas pueden acercarse a las asociaciones a través de sus redes sociales para recibir sus solicitudes.

Hay 12 amparos contra criminalización de aborto

El subsecretario Jurídico de la Segob, Arturo Madrid Echegaray, dijo que en Puebla organizaciones promovieron 12 amparos en contra del Código Penal del Estado por la criminalización del aborto.

Informó que el pasado 23 de agosto de 2023 un juez exigió a la Secretaría de Salud estatal reconocer la libertad reproductiva de las mujeres y ejercer su derecho a decidir, así como tomar las acciones necesarias para prestar el servicio de interrupción de embarazo a personas asesoradas por dichas asociaciones siempre y cuando no ponga en riesgo la vida de la gestante.

Hay que destacar que los artículos 339, 340, 341, 342 y 343 que abordan el tema del aborto en el Código Penal del estado no ha sido reformado por parte del Congreso local, por lo que se mantiene el estatus de penalización la interrupción del aborto.

Dicha decisión se tuvo que implementar debido a que el 14 de octubre del año pasado grupos feministas ganaron un amparo para acompañar a mujeres y personas gestantes, por lo que para acceder a este derecho se deberá solicitar el apoyo de CAFIS A.C., ODESYR y/o GIRE.
AM.MX/fm

Artículos relacionados