domingo, mayo 26, 2024

A 8 años del multifeminicido y homicidio de la “Narvarte” honramos la memoria y seguimos exigiendo justicia por Rubén, Yesenia, Nadia, Alejandra y Mile

CIUDAD DE MÉXICO.- Hoy, como desde hace 8 años, recordamos y exigimos memoria, verdad y justicia para Alejandra Negrete Áviles, Mile Virginia Martin, Yesenia Quiroz Alfaro, Nadia Vera Pérez y Rubén Espinosa Becerril.

Ese fatídico viernes 31 de julio de 2015, hoy sabemos que 3 hombres ingresaron al departamento 401 de Luz Saviñón 1909 en un operativo coordinado por otras dos personas que acompañaron de cerca en todo momento a los autores materiales, apoyándose con una red de comunicación con por lo menos 10 personas, con el objetivo de asesinar a nuestros seres queridos.

Por ocho años las familias y litigantes hemos resistido e incidido en que las autoridades cumplan con su labor de agotar todas las líneas de investigación y dar con todos los responsables, tanto materiales como intelectuales del crimen.

A finales del 2020, más de cinco años después de los hechos, la defensa de las familias y víctimas obtuvimos copia de la Averiguación Previa en cumplimiento a una orden judicial. Sin embargo, fue solo hasta diciembre del 2021 y octubre del 2022 que tuvimos acceso a nueva evidencia que ayuda a entender el caso. Esta información, cabe destacar, estaba en manos de las autoridades desde el inicio de la investigación. Así, ahora tenemos información sobre diligencias iniciales y videos que muestran parte del trayecto de algunos de los perpetradores cuando llegaron y dejaron el edificio de la Narvarte. Esta información fue procesada y analizada junto con un grupo de expertos, y con ello hoy sabemos que:

– Hay por lo menos dos personas más que acompañaron a los otros 3 hombres que ingresaron al departamento quienes para la Procuraduría y ahora Fiscalía no existían pues nunca condujeron diligencias para verificar información.

– Conocemos ahora, que para que el crimen se cometiera se realizó un operativo con apoyo de una red de comunicación en la que participaron por lo menos 10 individuos. Pero, debido al tiempo transcurrido, evidencia y datos (por ejemplo sábanas de llamada) se han desvanecido, perdiendo datos que pudieran dar con la identidad de cada una de las personas que participaron.

A 8 años, seguimos sin saber por qué fueron asesinadas Nadia, Yesenia, Mile, Rubén y Alejandra. Seguimos sin saber quién mandó a que las y lo mataran. Además, seguimos esperando respuestas sobre por qué la investigación fue entorpecida. ¿Qué intereses se protegieron y se siguen protegiendo? ¿Por qué se obstaculiza la justicia y se oculta la verdad?

Después de 8 años del crimen, por lo menos 70 periodistas más han sido asesinados en vínculo con su labor y en promedio, 11 mujeres son asesinadas en México cada día. Las autoridades entonces le han fallado no solo a las familias de las víctimas de este caso, sino a la sociedad mexicana. Gobiernos de diferentes partidos han prometido que habría justicia, pero lo que ha mostrado este caso y sobre todo el actuar de las autoridades, es que la impunidad en México es sistemática, y que las redes detrás de los crímenes operan independiente de quién esté en un cargo.

A lo largo de ocho años, hemos resistido y por eso, ante las omisiones, revictimización, violencia institucional y discursos vacíos, hoy seguimos exigiendo:

● Agotar todas las líneas de investigación, incluida la línea Veracruz, la cual tiene relación con el activismo de Nadia Vera y la labor periodística de Rubén Espinosa.

● Realizar todas las diligencias necesarias para determinar la identidad de todas las personas partícipes del hecho, así como de aquellas personas que han perpetuado la impunidad por estos 8 años.

● Continuar con las investigaciones sobre las y los funcionarios de la entonces PGJCDMX involucrados en la manipulación y desvío de la investigación, así como de la filtración de información del caso.

● Agotar en su totalidad todas las líneas de investigación con la finalidad de saber cuál fue el móvil del crimen. No deben descartarse líneas de investigación y debe entenderse el posible entramado entre las mismas.

● Dejar de revictimizar a las familias, considerando su calidad de víctimas y dejarlas de tratar como responsables de la investigación.

● Generar diligentemente todas las acciones que aseguren la reparación integral del daño para las familias, incluyendo las medidas de rehabilitación, restitución y satisfacción, las cuales siguen al día de hoy pendientes.

● Exigimos que en el proceso de reparación simbólica se construya en conjunto con las familias, donde exista una disposición de las autoridades para escuchar, respetar la opinión y decisiones de las familias en relación a la memoria y dignificación de Mile, Yesenia, Nadia, Alejandra y Rubén.

● Exigimos la responsabilidad de las autoridades a cumplir a cabalidad con la Recomendación 4/2017 emitida por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM).
AM.MX/fm

Artículos relacionados