miércoles, abril 24, 2024

56% de las empresas considera a las mujeres un capital invaluable

CIUDAD DE MÉXICO.– El pasado 9 de marzo (9M) miles de mujeres en México y en otros países desaparecieron de sus oficinas como una manera de protestar contra la desigualdad de género que aún existe en el mundo empresarial y en la sociedad. Su ausencia en el espacio de trabajo fue la manera en que demostraron lo valiosas que son para cualquier empresa y país; un claro ejemplo fue la Ciudad de México, que en un hecho sin precedentes este lunes se vieron muy pocas mujeres en las oficinas, plazas comerciales, supermercados, transporte público y bancos, etc.

Y es que, en los últimos años la violencia contra la mujer en México se ha incrementado, llevándolo a ser uno de los países con los niveles más altos entre las 37 naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en materia de desigualdad de género.

Situación que limita la capacidad de las mujeres de participar en la vida económica del país, ya que se enfrentan a menores oportunidades profesionales, sufren un alto grado de acoso y su ingreso es menor que el de los hombres; motivo por el cual cientos de profesionistas mujeres decidieron hacer un paro de labores en marco del día internacional de la Mujer y así demostrar a sus empleadores que son pieza fundamental para sus negocios.

Hecho contundente para que el 56% de las compañías mexicanas manifestaran que considera a su fuerza laboral femenina un Capital Invaluable, debido a que aportan habilidades y experiencia difíciles de encontrar en los hombres, de acuerdo a investigaciones realizadas por Regus – proveedor global en espacios de trabajo flexible – sobre el rol de la Mujer en el mundo empresarial.

Asimismo, el 72% de las compañías cree que las compañías que ignoran incorporar a las mujeres que son madres a sus filas, se están perdiendo una parte significativa y valiosa de la oferta laboral.

“No nos sorprende ver que las actitudes prejuiciosas en contra de las mujeres vuelven a escena y algunas empresas aún se sienten culpables, evidentemente, de aplicar recelos pasados de moda en el entorno de trabajo actual”, manifiesta Mónica Sansores – VP de Regus en México, Colombia y Panamá.

“A medida que el espacio de trabajo evoluciona, se reconoce que las empresas que son capaces de integrar a más mujeres en su fuerza laboral y por ende tienen mejores oportunidades de tener éxito en un mercado altamente competitivo. Afortunadamente, los esquemas de trabajo flexible se están convirtiendo en la norma y las empresas cada vez más descubren que son capaces de proporcionar un entorno laboral mucho más orientado a las necesidades de sus empleados y al mismo tiempo más productivo, simplemente brindándoles flexibilidad laboral.

Reconocer que las necesidades de las mujeres trabajadoras no son excepcionales y extenderlo a todos los empleados proporcionará a toda empresa una mayor productividad y cerrar brechas de género, al país un mejor desarrollo económico y el progreso de una sociedad mas igualitaria”.

Artículos relacionados