lunes, abril 22, 2024

¡25 mil armas decomisadas!

CIUDAD DE MÉXICO.- En los primeros cuatro años del sexenio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha requisado 25 mil, 127 armas al crimen organizado, entre ellas lanzagranadas, lanzacohetes (sic), ametralladoras, fusiles, subametralladoras, escopetas, pistolas y armas hechizas, principalmente en los estados de Tamaulipas, Michoacán, Sonora, Guanajuato, Jalisco, Zacatecas y Baja California.

De acuerdo a una solicitud de transparencia, el Ejército Mexicano consigna que más de la mitad de las armas que ha “asegurado” a presuntos delincuentes sorprendidos en flagrancia, son en estas siete entidades federativas. Mosaico variopinto en dónde se presentan actividades del Cártel del Golfo y Cártel del Noreste (Tamaulipas), Caballeros Templarios y Cártel de Jalisco Nueva Generación (Michoacán), Cártel de Sinaloa y grupos independientes (Sonora), Cártel de Jalisco y Cártel Santa Rosa de Lima (Guanajuato), CJNG (Jalisco), CJNG y Los Arellano Félix (Zacatecas y Baja California).

En la solicitud número 330026423001737, la Sedena consigna que es en Tamaulipas donde más “chamba” contra la delincuencia organizada ha tenido y donde más requisas de armamentos ha hecho con la siguiente numeralia: 2 mil, 872 fusiles, 400 pistolas, 79 rifles, 66 carabinas, 60 escopetas, 40 revólveres, 29 ametralladoras, 7 subametralladoras, 3 lanzagranadas y un lanzacohetes.

De acuerdo con La Opinión de México, el periodo de aseguramiento en Tamaulipas y en otras entidades comprende del primero de diciembre del 2018 al primero de enero del 2023. En requisas le sigue, Michoacán con 2 mil, 141 fusiles asegurados, 595 pistolas, 146 escopetas, 81 rifles, 67 carabinas, 58 revólveres, 21 subametralladoras, 16 ametralladoras, 5 lanzagranadas, 4 subfusiles y un lanzacohetes.

En Sonora, las fuerzas castrenses han logrado requisar al crimen organizado el siguiente armamento: 2021 fusiles, 883 pistolas, 80 revólveres, 78 rifles, 38 escopetas, 34 ametralladoras, 31 carabinas, 10 subametralladoras, 4 lanzagranadas, 4 pistolas ametralladoras y un lanzacohetes.

A través de la Plataforma Nacional de Transparencia, el Ejército Mexicano consigna que también han sido “asegurados” 79 camiones adaptados por el crimen organizado conocidos como “monstruos”. De esta requisa, la mitad (39) han sido “desmantelados” en la entidad de Tamaulipas.

GUANAJUATO, ARTILLERÍA PESADA

En Guanajuato, entidad que desde hace un par de años vive una guerra convulsa entre el avance expansivo del Cártel de Jalisco Nueva Generación y el repliegue del Cártel de Santa Rosa de Lima, ha orillado a trabajar horas extra al Ejército Mexicano que tiene la siguiente numeralia de requisa de armas en el bajío mexicano: Mil, 211 pistolas, 802 fusiles, 303 revólveres, 173 escopetas, 102 rifles, 30 carabinas, 30 subametralladoras, 5 lanzagranadas, 2 pistolas ametralladoras, una ametralladora y un lanzacohetes.

En Jalisco, la tierra donde hoy domina la organización de Nemesio Oceguera Cervantes “El Mencho”, las fuerzas castrenses han tenido los siguientes resultados de “aseguramientos”: 961 fusiles, 532 pistolas, 66 revólveres, 61 rifles, 57 carabinas, 49 escopetas, 24 ametralladoras, 18 subametralladoras, 8 lanzagranadas, 5 pistolas ametralladoras y dos subfusiles.

En cuanto al número de lanzagranadas, el Ejército Mexicano ha “asegurado” 45 artefactos de este tipo en todo el país; mientras que de los llamados lanzacohetes (sic) ha “requisado” 10 lanzacohetes, principalmente en las entidades de Sinaloa, Tamaulipas, Nuevo León, Jalisco y Sonora.

El lanzagranadas es un arma que dispara un proyectil de gran calibre especialmente diseñado, a menudo con una carga explosiva fuerte; mientras que el lanzacohetes es un artefacto adaptado para lanzar misiles.

ZACATECAS, DECOMISÓ DE FUSILES

En Zacatecas, una de las entidades con más homicidios y desapariciones el año anterior, el Ejército Mexicano ha tenido diversos enfrentamientos con el crimen organizado, teniendo como resultado los siguientes aseguramientos: 919 fusiles, 217 pistolas, 42 revólveres, 39 rifles, 38 carabinas, 13 escopetas, 9 ametralladoras, 7 subametralladoras y 3 lanzagranadas.

En Baja California, la Secretaría de la Defensa Nacional apuntala la siguiente estadística en armas requisadas: 815 pistolas, 526 fusiles, 115 revólveres, 79 escopetas, 74 rifles, 21 carabinas, 9 subametralladoras, 4 ametralladoras, un lanzacohetes y una pistola ametralladora.

En Sinaloa, el Ejército Mexicano ha llevado a cabo la requisa de cuatro lanzagranadas y 2 lanzacohetes en lo que va del sexenio, pero también 476 fusiles, 206 pistolas, 28 ametralladoras, 13 rifles, 12 escopetas, 6 carabinas, 6 revolver, 5 subametralladora y una pistola ametralladora.

En México son la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina-Armada de México quienes llevan la batuta en el combate al crimen organizado en la montaña, zonas costeras, ciudades altamente violentas y en serranías y congregaciones.

En cuanto al número de cartuchos requisados, el Ejército Mexicano contabiliza un total de seis millones, 496 mil, 132 municiones comprendidas en el periodo primero de diciembre del 2018 al primero de enero del 2023.

Las entidades donde más se requisan cartuchos son: Sonora (3 millones, 772 mil municiones), Tamaulipas (836 mil, 637), Michoacán (431 mil, 479), Zacatecas (232 mil, 490) y Jalisco (192 mil, 836).

El Ejército Mexicano señala que en Tamaulipas, además de las 39 camionetas conocidas como “monstruos”, también se han asegurado un “camión adaptado”. Estos artefactos son utilizados principalmente por el llamado Cártel del Golfo y sus distintas escisiones, pero también por el Cártel del Noreste.

Los “monstruos artesanales” son vehículos con un alto blindaje, de fabricación casera, a las cuales, las distintas células del crimen organizado los camuflajean a su antojo y les colocan las siglas de su organización.

En Jalisco, la organización de Nemesio Cervantes Oseguera, “El Mencho” ha pugnado por adaptar camiones en las zonas serranas y darles blindaje, así como adecuarles metralletas y otras armas rápidas para enfrentar a sus rivales. Aquí, de acuerdo con la Sedena, el Ejército Mexicano ha logrado desmantelar diez camiones.

En Michoacán y Sonora, la Sedena ha logrado requisar seis y tres camionetas adaptadas y conocidas como “monstruos”.

En Jalisco también, el Ejército Mexicano requisó a la delincuencia organizada una retroexcavadora, la cual era utilizada para cometer ilícitos del fuero federal.

En Zacatecas y San Luis Potosí, las fuerzas castrenses han llevado a cabo el decomiso de una camioneta adaptada como monstruo para delinquir y atacar a sus rivales.
AM.MX/fm

Artículos relacionados