¿Wellness en la oficina?: Grupo Human

0
185

Mauricio Sánchez

CEO de Grupo Human

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de noviembre (Almomento.MX).- Procurar el bienestar y salud de los colaboradores de la empresa permite mantener el desempeño de los mismos en óptimas condiciones, esto se ve reflejado de forma positiva en la productividad y nivel de competitividad de la compañía. Enfermedades como el estrés, sobrepeso, daños en la vista y una mala postura son algunos de los padecimientos más comunes que presentan las personas que laboran en alguna empresa, tras largas jornadas laborales.

El ausentismo laboral, derivado de estas enfermedades,  provoca una disminución del 13% en los niveles de productividad laboral de acuerdo a la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh). Conocer la causa de la disminución en la productividad laboral le permite a las empresas desarrollar estrategias para mejorar el bienestar de sus colaboradores y por ende disminuir las pérdidas económicas que representan los gastos en salud y accidentes laborales, implementar un programa Wellness corporativo, es una gran ejemplo para cumplir este cometido.

Una persona que goza de buena salud es más feliz y por consiguiente su desempeño laboral es mejor, contar con este tipo de persona en una empresa es más sencillo de lo que pudiera parecer,  a través de un trabajo constante, plasmado en un programa de bienestar laboral, algunos beneficios son:

Aumento de la felicidad. Los colaboradores que forman parte de programas de bienestar laboral están más satisfechos con su trabajo al percibir que la empresa se preocupa por ellos.

Mayor rendimiento. El cuidado de la salud, la buena alimentación y el ejercicio influyen de manera positiva en el desempeño de los colaboradores, mejora la concentración, aumenta la energía y motiva a las personas.

Compromiso con la compañía. Se mejora la relación entre colaboradores, al percibir el interés de la compañía por su desarrollo personal, aumenta su lealtad y compromiso para con la organización.

Ahorro de costos. Las empresas que invierten en programas enfocados a cuidar la salud física y emocional de sus colaboradores pueden ahorrar una fuerte suma de dinero. En México las empresas pierden hasta $3,300.00 millones de pesos anuales debido a una mala administración del tiempo, el estrés y las distracciones que pueden ocasionar accidentes laborales.

Lo principal es un cambio de hábitos, algunos programas sólo buscan que los colaboradores hagan más ejercicio, se realicen un chequeo médico o dejen de fumar, sin embargo,  para que las iniciativas wellness corporativo tengan éxito, es necesario que el plan de acción se enfoque en crear conciencia sobre el bienestar físico y el cuidado de la salud,  haciendo énfasis en los beneficios personales y profesionales para los profesionales. La siguiente son consideraciones básicas para implementar un programa de wellness en la organización.

Diagnosticar. Para implementar un programa de bienestar corporativo es necesario evaluar a los miembros de la organización, tanto a nivel individual como grupal para diseñar e implementar un programa que se adecue a sus necesidades. Un mal diagnóstico puede ocasionar una mala respuesta en la ejecución del programa.

Motivar a los colaboradores. Gran parte del éxito del programa se debe a la respuesta de lo miembros de la empresa, lograr una motivación y un compromiso verdadero por parte del personal es posible si se establecen metas claras y esquemas de reconocimiento que estimulen la participación.

Trabajo constante. Para lograr un cambio positivo en el bienestar de los colaboradores se requiere de un arduo esfuerzo personal y un compromiso organizacional.

Enfocarse en el bienestar.  Un ambiente de trabajo positivo puede influir en el éxito del programa. Lograr un cambio en hábitos como la alimentación, el descanso y la actividad física requiere disposición, compromiso y una actitud positiva por parte de los profesionales.

Inversión a largo plazo. Un programa de wellness corporativo representa una reducción considerable de costos para la compañía, el retorno de la inversión se verá reflejado en el rendimiento de los colaboradores, aumentando la competitividad de la empresa.

Procurar la salud de sus colaboradores así como su bienestar y satisfacción laboral es responsabilidad de toda empresa, sin embargo, el compromiso necesario para generar un cambio efectivo es una cuestión de motivación personal,  por lo que es necesario que los directivos fomentan la autogestión y autonomía de los profesionales en cuanto al cumplimiento de los objetivos del programa de bienestar.  Los miembros de la empresa deben estar alineados con los objetivos del programa y las líneas de acción a seguir para alcanzarlos.

El cuidado de la salud y el bienestar puede ser utilizado como estrategia de negocios para potencializar el capital humano de la empresa al contar con profesionales más optimistas, innovadores, creativos y comprometidos con su trabajo.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios