OTRAS INQUISICIONES: Reforma Energética: Aumentos e inflación

0
146

Pablo Cabañas Díaz
A cuatro años de que el Presidente Enrique Peña Nieto enviara la iniciativa de la Reforma Energética (agosto de 2013) y que el Senado empezara la discusión y finalmente la aprobara (diciembre de 2013), la Reforma, que supuestamente, bajaría precios de los energéticos y colocaría a México en un lugar preponderante en el mercado mundial de hidrocarburos va en sentido contrario: los precios aumentaron y las energéticas mexicanas están prácticamente en quiebra.

Varias de la preguntas realizada durante de Reforma Energética que tuvo lugar en el año 2013 era si : ¿la inversión extranjera en el petróleo acelerará el desarrollo del país? Si no ha sido así en el pasado, ¿qué condiciones y garantías se establecerán para que ahora sea diferente? Si estos beneficios no se cumplen, ¿cuál sería la consecuencia que deberían asumir quienes promueven, aprueban y aplican la reforma? ¿Cuánto va a bajar el precio del gas y en qué periodo? ¿Qué alimentos tendrían a bajar de precio, cuánto y durante cuánto tiempo?

Este año en su discurso durante la ceremonia que conmemoró el 79 aniversario de la Expropiación Petrolera en México, el presidente Enrique Peña Nieto mencionó que aquellos que no están de acuerdo con la reforma energética es por irresponsabilidad y desconocimiento.

Las respuestas se empiezan a dar y los resultados son contrarios a lo prometido en la Reforma Energética. México es el país con los mayores precios de energéticos de los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con una variación anual de 16.2 por ciento, casi el triple del promedio que fue de 5.8 por ciento. De acuerdo con el reporte “Precios al consumidor” del mes de octubre, México no sólo estuvo por arriba del promedio de la OCDE, también del bloque que compone la Unión Europea, que fue de 2.9 por ciento y de Chile, el otro país latinoamericano que integra la organización, cuyos precios en los energéticos tuvieron una inflación de 4.1 por ciento.

La medida de la OCDE incluye precios de gasolina, gas y electricidad entre otros. En el mes reportado se presentó una desaceleración de la inflación anual de energéticos en la mayoría de los países de la OCDE, sin embargo, no se reflejó en el caso de México.

Antes de esta liberalización, que comenzó en marzo pasado, el Gobierno estableció una alza de precios de entre el 14 por ciento y el 20 por ciento el 1 de enero, una medida que causó fuertes movilizaciones y altercados en todo el país. La implementación de la Reforma Energética “avanza” en sus vertientes de hidrocarburos y electricidad mediante las 66 nuevas empresas petroleras, las 28 firmas eléctricas y la llegada de 26 nuevas marcas de gasolinas, ha destacado el titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell.

Sin embargo, la falta de infraestructura para producción y transporte, así como la dependencia de los ingresos públicos al impuesto cobrado a los combustibles sigue impidiendo que las grandes promesas del Gobierno federal sobre menores precios en los energéticos se materialicen en los bolsillos de la ciudadanía e industrias, han planteado diversos analistas energéticos.

La inflación de los alimentos de México queda también entre las más altas, ocupando el cuarto puesto, con una fluctuación a 12 meses de 7.6 por ciento.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación general en octubre se ubicó en 6.37 por ciento, su nivel más alto en 16 años.
En el último reporte sobre las perspectivas económicas del Banco de México, los analistas consultados por organismo estimaron que la inflación general seguirá subiendo este 2017 para cerrar diciembre con 6.49 por ciento.

Comentarios

comentarios

Loading...