Inauguran en el centro de Oaxaca, la casa de parteras “Diosas de la oxitocina”

0
90

CIUDAD DE MÉXICO 06  de febrero, (AlmomentoMX/SemMéxico).- Se inauguró este fin de semana pasado en el centro de Oaxaca, un espacio exclusivo para mujeres con conocimientos de partería.

Este oficio es de carácter ancestral, está muy presente en toda América, hoy recibe diversos nombres , como matronas, doulas, parteras, matronas, entre los nombres más conocidos.

Eran las mujeres quienes antiguamente realizaban este trabajo, y son quienes actualmente conocen las formas tradicionales de curar de parto. Este trabajo no ha desaparecido porque se sigue necesitando a estas mujeres al interior de las comunidades en donde no hay doctor ni hospitales.

Ellas son reconocidas por su comunidad, por lo que desempeñan un trabajo en donde se asumen muchas responsabilidades. Como por ejemplo llevar los partos hasta un buen puerto que es el alumbramiento, sorteando todas las complicaciones y carencias que surgen a lo largo de los nueve meses, y también los trabajos del postparto.

Estas oficiantes fueron estigmatizadas primero a través de la Colonia por parte de los protomédicos, mismos que comenzaron a competir con estas practicantes. Siglos después consiguieron sacarlas del quehacer médico con la cristalización de la medicina científica.

Toci:”nuestra abuela” una de las representaciones de la mujer partera y curandera, encontrada en Santa Ana Chiautempan, Puebla

Los médicos de bata blanca institucionalizaron el conocimiento médico, dejando afuera el conocimiento tradicional que engloba ese conocimiento ancestral que posee la partería.

En México estos trabajos de la mujer han sido investigados por estudiosos  de la antropología médica como Irmgard Weitlaner, quien trabajó en Oaxaca, específicamente en la Sierra Mazateca.

La maestra Irmgard Weitlaner Johnson junto con una mujer mazateca

La última etapa de la corriente indigenista del siglo XX en su última etapa conocida como  de corte”participativa” contribuyó a congregar y legalizar a grupos de practicantes tradicionales.

En Oaxaca se concretó la Organización de Médicos Tradicionales de la Sierra Juárez de Oaxaca en 1995, la organización de la Maseualpajti en Puebla en 1994, la OMIECH en Chiapas, y la OMIMPY en Yucatán, por mencionar las más importantes.

La Casa de las Parteras “Diosas de la Oxitocina”

Esta casa fue abierta este fin de semana para atender la salud sexual y reproductiva para mujeres, desde una visión feminista y con sentido humanitario, anunció una de las cinco parteras que emprendieron este esfuerzo, Jovita Ríos Coca.

Expuso que hasta ahora no existía un lugar con esas características, en el cual también se atenderá a mujeres durante el embarazo, se realizará toma de Papanicolaou y se prevé ofrecer talleres y cursos sobre sexualidad para mujeres. Cuenta también con dos espacios para la atención primaria.

La Casa de las Parteras, ubicada en la colonia Libertad de esta capital, es un espacio donde el pago dependerá de la capacidad financiera de las pacientes. No será gratuito, salvo en casos excepcionales, precisó. La atención de partos oscila entre los dos mil y 10 mil pesos, en tanto que la toma del Papanicolaou tendrá un costo de recuperación de los materiales y de laboratorio de 150 pesos.

La oxitocina es la hormona que se genera entre mujeres cuando hacen equipo. Es también la hormona del amor que se produce al momento del parto, explicó la médica partera Jovita Ríos Coca.

En el nuevo espacio trabajarán también las parteras Margarita del Pilar Álvarez Zárate, Judith Pérez Zárate, Leonila Ruiz López, Priscila Chávez Juárez y Sofía Estelí Pitalua Montoya.

AM.MX/dss

Comentarios

comentarios

Loading...