ESTADO DE LOS ESTADOS: Segundo debate, ¿sin pejefobia?

236

Lilia Arellano.

 

“No hay espectáculo en verdad más odioso,    que el de los talentos serviles”: José Martí.

 

 

  • Segundo debate, ¿sin pejefobia?
  • INE apuesta su exigua credibilidad con el nuevo formato
  • Se acercan líderes de la Coparmex a AM López Obrador
  • TLCAN: se acabó el plazo en EEUU;van a tiempos extra
  • Inaceptables calificativos de DT a los migrantes: México
  • Xenofobia también en frontera sur del país: Crisis Group
  • Cibercriminalidad mexicana sigue, advierten autoridades

 

Ciudad de México, 21 de mayo de 2018.- Mañana 20 se les pondrá a la terna sobreviviente y rezagada de la elección presidencial “de a veinte”, como se dice refraneramente ante un panorama nada agradable. O tal vez sea mejor referirse a la canción de los cochinitos: “de los cuatro que tenía, de los cuatro que tenía, una se rajó otra vez… nada más me quedan tres”. Los temas a tratar pondrán en evidencia lo inútil del paso del candidato sin colores por la titularidad de Relaciones Exteriores y también dejarán en entredicho a quien prefiere sean sus hijos educados en el extranjero. El Bronco habrá de manejar el terruño fronterizo para intentar verse como todo un conocedor. Sin embargo, el pulso lo tendrá el tabasqueño, falta ver como lo aplica.

 

De ahí la existencia de un interés mucho más amplio en el segundo debate entre los candidatos a la Presidencia de la República, no sólo por el nuevo formato y el avance en las campañas así como la definición de la intención del voto, desde ahora, sino por los temas de tremenda actualidad a discutirse en tres bloques: comercio exterior e inversión; seguridad fronteriza y combate al crimen trasnacional; y derechos de los migrantes, englobados en el eje temático “México en el mundo”, el cual espera incidir en los electores indecisos. El desarrollo del encuentro medirá si continúa siendo el único objetivo de los participantes derrumbar en las preferencias al tabasqueño o ya tomaron la decisión de darnos a conocer si tienen alguna idea de cuál debe ser el rumbo del país en el futuro inmediato y el que debe continuarse a largo plazo.

 

Los posicionamientos de los aspirantes revelarán, si hacen a un lado la pejefobia,  un adelanto del tipo de gobierno y administración federal que tendremos tras los comicios del 1 de julio, precisamente en  áreas de gestión oficial sobre rubros estratégicos de la Nación,  los cuales se salieron de control del gabinete peñanietista y demandan resolución inmediata. El telón de fondo es un gran espectáculo mediático tendiente a superar el récord histórico de televidentes que batió el primer encuentro: 11.4 millones de personas.

 

El formato contribuye a incrementar las expectativas sobre este ejercicio democrático a realizarse en Tijuana, Baja California –entidad donde predomina el abstencionismo- el próximo 20 de mayo a las 21:30 horas, el horario se cambio para no pelear por el rating con la final de la liga mexicana de futbol. Por primera vez se permitirá la intervención del público, con turnos para preguntas sorteados entre los 42 ciudadanos, 21 hombres y 21 mujeres, de entre los 18 a 65 años o más, quienes estarán presentes. Cada uno de los segmentos comenzará con una pregunta hecha por el público y responderán a las reglas establecidas por el Instituto Nacional Electoral (INE).

 

El formato combina las preguntas de los periodistas y lo que en la tradición anglosajona se conoce como town hall, es decir, asamblea comunitaria, la cual está pensada para que las inquietudes de los ciudadanos detonen la discusión entre los candidatos. En este cara a cara, no habrá aplausos o actividades que afecten el desarrollo del debate, el cual será moderado por León Krauze y Yuriria Sierra, quienes podrán replantear y dar seguimiento a las preguntas para evitar que los participantes las eludan.

 

Más saborizante se agrega a este novedoso ejercicio democrático en México, basado en las experiencias de países como Estados Unidos, Chile, Argentina y Brasil, con la renuncia de Margarita Zavala. Aunque el resultado es incierto, pues se desconoce si será realmente un termómetro auténtico de lo que opinan y quieren saber los votantes, o si será imparcial y funcionará. El reto para las autoridades del INE es mayúsculo con esta apuesta por modernizar los debates en México, caracterizados por su acartonamiento y rigidez, lo cual los hace tediosos y aburridos y, en muchos casos, inútiles ante la intención de promover el voto razonado de los votantes. Poca confianza hay en los consejeros y funcionarios del INE, quienes tienen muy bajos niveles de evaluación entre los mexicanos.

 

Los consejeros electorales perfilan suprimir el tiempo de intervención que le iba a corresponder a la esposa de Felipe Calderón, por lo cual el debate tendrá alrededor de 20 minutos menos de duración. También por ese motivo, el orden de intervenciones se recorrerá, por lo cual Andrés Manuel López Obrador será el primer candidato en hacer uso de la voz.

 

Todo parece indicar el costo del segundo debate será superior al del primero, en cuya organización, producción y realización, el pasado 12 de abril, el INE erogó 12.7 millones de pesos con impuestos incluidos  -mucho más de lo previsto-  para el segmento digital, el servicio de distribución, grabación y transmisión; logística y preparativos, así como la atención de asistentes y medios de comunicación, entre otros gastos. Sin duda la democracia en México es cara y sigue prevaleciendo la sentencia imperante desde hace varios sexenios: si cuesta dinero es barato para la gobernabilidad.

 

Dejando de lado el tema del rating, en el fondo se debatirán cuestiones fundamentales para el futuro del país en el concierto internacional, cuyo control desde hace mucho se le fue de las manos a los integrantes del gabinete de Enrique Peña Nieto, y los cuales es urgente retomar por el nuevo gobierno y, de inmediato, por su equipo de transición.

 

ANTES DEL DEBATE

 

Todo parece indicar el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial es irreversible. Así lo señalan todos los sondeos sobre intención del voto y la percepción incluso de firmas internacionales evaluadoras de riesgos para inversionistas trasnacionales. De ahí el cambio de actitud y acercamiento de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) al candidato de la coalición Morena-PT-PES, registrado el jueves. Aprecian cerca el cambio de régimen y desean acomodarse dentro de él. Les tranquilizó la declaración de AMLO: “no habrán arbitrariedades, actos autoritarios, ni confiscación de bienes; no van a haber expropiaciones, vamos a actuar siempre de conformidad con la ley”. Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex, celebró dé garantías el tabasqueño de respeto al Estado de derecho y la libertad de expresión.

 

Las principales firmas especializadas en sondeos de opinión del país, como Mitofsky, dan cuenta de que tras el primer debate entre los aspirantes presidenciales, las preferencias se volvieron a estabilizar pasadas tres semanas y mantuvieron la tendencia de incremento de la distancia entre el primero y el segundo lugar. La preferencia electoral “efectiva” por alianzas en el mes de mayo es totalmente favorable a Andrés Manuel López Obrador con una intención del voto de 44.5%; le sigue Ricardo Anaya con 28%; en tercer sitio se rezagó José Antonio Meade con 19.8%; y el independiente sobreviviente, Jaime Rodríguez “El Bronco”, registra apenas 3.7%. Tanto Meade como Anaya registraron ligeros decrementos en su intención del voto entre abril y mayo, según la medición de referencia.

 

También los agregadores serios de encuestas confirman esta amplia ventaja del tabasqueño frente a sus adversarios: Oraculus considera que López Obrador estaría en el intervalo (41-46%), Anaya en segundo lugar (27-32%) y Meade en tercero (18-22%). En el caso del Observatorio Electoral del CEDE, AMLO alcanzaría aproximadamente 44%; Anaya en segundo lugar con 29% y Meade en tercero con 21%.

 

La campaña por la Presidencia de la República inició el 30 de marzo pasado, la precampaña arrancó el 14 de diciembre de 2017, así que si consideramos 5 meses, la campaña de López Obrador ha hecho crecer a su candidato casi 10 puntos, Anaya sólo uno, mientras los otros aspirantes, incluida la declinada Margarita Zavala, han disminuido entre uno y cinco puntos. Este sondeo también confirma el rechazo del electorado mexicano a los partidos políticos. El PRI es el más repudiado (62%), seguido del PAN (43%), PVEM (41%), Panal (35%), Morena (33%), PRD (30.7%) y PT y MC (28%, respectivamente).

 

Respecto a las propuestas de cambio o continuidad, la mayoría de los electores (58%) considera debe haber un cambio drástico en el manejo de la economía y de la inseguridad; solamente el 6% opina no debe haber cambios en ambas variables. Para los consultados, quienes menos representan el cambio son Meade (57% dice que no habría cambio); y “El Bronco” (50%). En contraste, López Obrador (34%) y un poco menos Anaya (23%) son vistos como los que harían un cambio total.

 

En cuanto a la percepción de los ciudadanos sobre los candidatos en el transcurso de las actividades proselitistas, destaca que López Obrador obtiene sus mejores menciones en “es más cercano a la gente” y “esta haciendo la mejor campaña”; en el caso de Anaya y Meade, para ambos su mejor evaluación es en “preparación académica” y la peor en “cercano a la gente”. No obtuvieron mención en la variable “¿el más honesto?”.

 

COPARMEX SE ACERCA A AMLO

 

AMLO precisó ante los integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) busca la transformación de México “no para establecer una dictadura, sino una auténtica democracia”. Ante los empresarios con quienes mantuvo discrepancias en diversos temas, como la elección del Fiscal general, confirmó: de ganar la Presidencia de la República habrá un auténtico estado de derecho. “No habrá arbitrariedades, actos autoritarios, ni confiscación de bienes; no van a haber expropiaciones, vamos a actuar siempre de conformidad con la ley”, subrayó. López Obrador también calificó de extraordinario que la Coparmex tenga una atención social, en referencia a su propuesta de elevar el salario mínimo.

 

Los integrantes de la Coparmex lo trataron con tersura, con mucho cuidado de no molestarlo, evitando la confrontación con el candidato presidencial puntero. Lo dejaron explicar ampliamente sus propuestas, algunas contrarias a las que la propia Coparmex ha hecho públicas y plasmadas en su Manifiesto México –siete demandas desdobladas en 20 temas específicos, para plantárselas a los candidatos presidenciales-. Los reporteros presentes señalan que “lo dejaron ser y hacer. Ninguna Réplica. Nada que lo incomodara”.

 

Al termino del encuentro, Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, justificó su nuevo posicionamiento explicando: Andrés Manuel López Obrador ha modificado algunas de sus posturas en la campaña presidencial. El representante patronal celebró que el abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia” de señales de respeto al Estado de derecho y la libertad de expresión. “Quiero pensar que es producto de escuchar, que está tratando de encontrar una propuesta que sea mucho más aceptable para sectores amplios de la sociedad”, dijo De Hoyos quien manifestó su satisfacción por la afirmación del tabasqueño en el sentido de que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) puede operar con recursos privados. “Celebró que esté dando definiciones que antes no estaban claras”, precisó.

 

TLCAN, SE LES ACABÓ EL TIEMPO

 

El comercio exterior de México es uno de los motores del crecimiento económico y el desarrollo nacional. Desde la década de los años 80s se abrió la economía mexicana y se adoptó un modelo de desarrollo orientado a la exportación, el cual llevo a la producción mexicana a incorporarse desventajosamente a las cadenas de producción global. A pesar de todo, se ubica entre los principales jugadores en el comercio internacional a nivel mundial, como uno de los efectos de su integración al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en estos momentos en riesgo por las exigencias del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre el mismo.

 

De acuerdo a cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), los países del TLCAN incrementaron el año pasado sus exportaciones e importaciones a sus mejores niveles desde el 2014. México tuvo un incremento de sus exportaciones totales en 2017 de 7.9 por ciento a 410 mil millones de dólares. Canadá las aumentó 7.8% a 420 mil millones de dólares, en tanto que las exportaciones de EEUU subieron  6.6% a 1.5 billones de dólares. En cuanto a las importaciones, éstas se incrementaron 8.8 por ciento en México el año pasado a 421 mil millones de dólares y llegaron a un nivel no visto al menos la última década. Las importaciones de Canadá fueron por 432 mil 500 millones de dólares y las de EEUU de 2.3 billones de dólares, según las estadísticas de la OCDE, las cuales indican que todos salieron perdiendo.

 

Pero ahora este gran y desventajoso flujo comercial –estimado en 2 mil millones de dólares diarios- está en riesgo. México, EEUU y Canadá negocian desde agosto pasado el TLCAN por exigencias de Trump, quien lo considera desastroso para su país y no da señales de querer renegociar realmente este tratado comercial. Las negociaciones están empantanadas y el tiempo se les terminó el jueves pasado para lograr que el actual Congreso vote los términos del nuevo TLCAN, pues el 6 de noviembre los Estados Unidos celebrarán elecciones legislativas en las que los republicanos corren el riesgo de perder la mayoría ante los demócratas, lo que le daría una dinámica diferente al actual proceso de revisión del TLCAN. Por su lado, México celebra elecciones federales el 1 de julio para elegir nuevo presidente de la República y renovar el Congreso de la Unión.

 

Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, afirmó  México, Canadá y su país no están cerca de consolidar las renegociaciones del TLCAN y explicó: “como lo dije la semana pasada, hay diferencias espaciadas en propiedad intelectual, acceso a mercados agrícolas, niveles de mínimos, energía, laboral, reglas de origen, indicaciones geográficas, y muchas más”. Las negociaciones están bloqueadas principalmente por las “reglas de origen”. Washington exige que los autos fabricados en los países del TLCAN tengan más componentes estadounidenses para poder ser importados libres de aranceles, pero no se habían alcanzado consensos en este tema.

 

Prácticamente en tiempo fuera, el aprendiz de canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo en entrevista televisiva que no hay una “fecha fatal” para cerrar las negociaciones sobre el TLCAN. A su vez, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, advirtió que México impondrá cuotas al acero y aluminio proveniente de EEUU, en caso de que el gobierno de DT decida aplicar igual medida a los mismos productos de origen mexicano. Tanto Videgaray como Guajardo confían en que la próxima semana se cierre un “acuerdo en principio”, el cual en México tendrá que ser aprobado por el Senado que entra en funciones en septiembre.

 

Por su parte, Justin Trudeau, primer ministro de Canadá manifestó su confianza en consolidar un acuerdo en las mesas actualmente y externó su optimismo sobre la finalización. Con su propio plazo agotado, el presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Paul Ryan, holgó su fecha limite para recibir la notificación de un acuerdo en principio, el cual había establecido el 17 de mayo pasado. Consideró aún podrían votar un acuerdo en el Congreso estadounidense en el 2018 si se recibe en las próximas dos semanas.

 

XENOFOBIA EN EL NORTE Y SUR DE MÉXICO

 

Esta semana, durante un encuentro en la Casa Blanca con políticos republicanos de California, Trump llamó “animales” a algunos indocumentados, en una mesa redonda sobre ciudades “santuario” y pandillas, entre ellas la MS-13, de la cual denunció su crueldad. También destacó que México “no hace nada” por este país ni en materia migratoria ni comercial. Pero la discriminación y la xenofobia no sólo proviene del norte, también se registra en la frontera sur mexicana, ante la llegada de ciudadanos centroamericanos, quienes huyen de la violencia en sus países, solicitan asilo político y no son debidamente atendidos.

 

Trump afirmó: “estamos expulsando gente del país (…) No se puede creer lo malas que son estas personas”, y agregó: “estas no son personas, son animales. Y estamos sacándolas del país a un nivel nunca visto antes”. También se quejó de México: “Ellos no hacen nada por nosotros. México habla pero no hace nada por nosotros. Especialmente en la frontera. Indudablemente no nos ayuda en materia comercial, pero especialmente en la frontera no hace nada por nosotros”.

 

En esa mesa redonda, DT aseguró pronto buscará un financiamiento completo para construir el muro fronterizo con México, lo cual generará batallas presupuestarias en un Congreso fracturado por sus políticas de migración. Ante esas declaraciones, opositores demócratas reaccionaron. “Los inmigrantes son seres humanos, no animales, no delincuentes, no narcotraficantes, no violadores. Son seres humanos”, indicó Jared Polis, representante por Colorado. En tanto, el gobernador de California, Jerry Brown, sostuvo: “Trump está mintiendo sobre inmigración, sobre el crimen y sobre las leyes de California”.

 

En México, el vocero del presidente Peña Nieto, Eduardo Sánchez, señaló son “absolutamente inaceptables” los comentarios de Trump contra los migrantes, porque los mexicanos que llegan a EEUU son personas que merecen respeto.  De “vecinos distantes a vecinos repudiados” pasó a ser la relación de México con EEUU en el actual gobierno de Trump, quien ha tomado a nuestro país como bolsa de golpeteo para desviar la atención de sus fundamentales acciones de gobierno, sobre todo en materia internacional.

 

En ese contexto, la secretaria de Seguridad Nacional de EEUU, Kirstjen Nielsen, confirmó que el papel de las tropas de la Guardia Nacional enviadas a la frontera con México está siendo ampliado. Actualmente hay mil 600 elementos desplegados en la frontera y se incrementarán a 2 mil 200 cuando se extienda su misión.  Como parte de la Operación Apoyo Guardián (OGS), el gobierno estadounidense asignó miembros de la Guardia Nacional en cuatro de los cinco puertos de entrada de California con México: San Ysidro, Otay Mesa, Tecate y Calexico, donde realizarán funciones de apoyo operativo y vigilancia en las áreas de inspección en la frontera. Este operativo incluye el despliegue de tropas de la Guardia Nacional al Puerto de San Diego, donde fueron destacamentados 108 elementos y se espera la llegada de otros 106.

 

CRISIS DE REFUGIADOS EN EL SUR DE MÉXICO

 

Por otro lado, un reciente informe del Think Tank Crisis Group, constata crece la xenofobia en los estados del sur de México, el cual reseña: “La frontera, de Tapachula a Tenosique, se ha convertido en un cuello de botella de 1.150 kilómetros”.

 

El endurecimiento de los controles migratorios en EEUU ordenado por Trump, disparó las solicitudes de asilo en México (1000% en tres años). Pero las autoridades mexicanas siguen haciendo el trabajo sucio a los estadounidenses, con la ejecución del Plan Frontera Sur, firmado en 2014. Varios analistas consideran existe una externalización de la frontera sur de Estados Unidos al sur de México. Desde que dicho plan fue signado, México detiene y deporta más que el gobierno de Trump.

 

Durante el año pasado, de las 14,500 solicitudes de refugiados, principalmente de El Salvador, Honduras y Guatemala, sólo se han aceptado 13 por ciento. Ante esta crisis de refugiados, como la define ya el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), se ha intentado construir nuevos albergues en Tapachula, pero los intentos fueron paralizados por la presión de los vecinos.

 

Chiapas enfrenta un nuevo escenario: ya no se trata sólo de migrantes en tránsito que quieren llegar a los EEUU. Ahora permanecen al menos el plazo del procedimiento de asilo, el cual puede durar hasta 9 meses por la saturación. En esta entidad, una de las más pobres del país, se está dando una competencia por las oportunidades, las cuales generan tensiones con la comunidad acogida, destaca la ACNUR.

 

Los candidatos a la Presidencia de la República prácticamente no han hecho referencias a este fenómeno migratorio, pues se han centrado más en los emigrantes mexicanos a EEUU, los cuales si tienen derecho al voto el próximo 1 de julio.

 

CIBERCRIMINALIDAD SEGUIRÁ: BANXICO

 

El propio gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, lo advirtió: el ciberataque que alteró la transferencia de fondos entre bancos desde finales de abril no ha terminado. Cifró en 300 millones de pesos el monto que los hackers sustrajeron de las cuentas de tres bancos,  1 casa de bolsa y 1 caja de ahorro popular.

 

Desde el 17 de abril pasado, el Banco de México tuvo evidencia de que el sistema financiero estaba siendo objeto de un ciberataque. El 27 de abril, cuando llegó el momento en que las empresas dispersan a través de la banca la nómina de sus empleados “fue muy claro que ya enfrentábamos otro tipo de ataque”. “Con independencia del monto (…) el ataque vulneró el funcionamiento del sistema, causó preocupación en la gente y afectó a los usuarios·, admitió Díaz de León.

 

De acuerdo con la Radiografía del Fraude y Corrupción en México de la firma neoyorkina Kroll, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha recibido en promedio 3.3 millones de reclamaciones del sector financiero por fraudes de este tipo. Según esa firma especializada en temas de riesgo, fraude y seguridad, 8 de cada 10 empresas en México han sido víctimas de algún tipo de fraude. Más de la mitad de las empresas admitieron también haber sobornado a algún funcionario público.

 

O hay respuesta a la interrogante: ¿Por qué despidieron a la subdirectora de pagos del Banco de México señalándola sin dar más información de estar ligada con este ciberataque?

 

DE LOS PASILLOS

 

La incertidumbre en torno a la renegociación del TLCAN empujó la revalorización del dólar. Bancos de la capital mexicana vendían este viernes el dólar estadounidense hasta en 20.34 pesos, es decir, un alza de 27 centavos frente al cierre previo, y se adquiría en un precio mínimo de 18.65 centavos. La depreciación del peso se debió al fortalecimiento del dólar estadounidense frente a las divisas de economías emergentes, como consecuencia del incremento en la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro. El mercado especula que los altos precios del petróleo registrados en las últimas semanas podrían generar presiones inflacionarias en EEUU, lo cual podría llevar a la Reserva Federal (Fed) a subir su tasa de interés a un ritmo más acelerado.

 

 

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de Youtube.com/liliaarellano

 

Comentarios

comentarios