DEL ABSURDO COTIDIANO: 2 de octubre no se olvida. CNH acuerda no hacer mítines durante el Informe Presidencial

260

Francisco Medina

El 30 de agosto, se lleva a cabo una agitada reunión del CNH en donde tras una acalorada discusión, se toman siguientes acuerdos:

1) No habrían mítines ni manifestaciones estudiantiles en el Zócalo durante el Informe.

2) El Consejo estaba dispuesto a dialogar lo antes posible con la condición de que fuera público y cesara la represión.

3) Las comisiones estudiantiles fueron designadas.

4) El Consejo desarrollaría una ofensiva política entre todos los sectores populares a través de brigadas, las que tendrían instrucciones de no provocar la represión de la policía y ejército.

5) El Movimiento de los estudiantes no tenía relación alguna con la Olimpiada y no intentaría entorpecer su celebración.

A pesar de esta actitud de apertura del CNH un gran número de estudiantes fueron aprehendidos en los centros laborales a donde acudieron a pedir apoyo a los obreros pero a la par de la represión a las brigadas, estas trabajaban con éxito realizándose festivales populares en Zacatenco y CU y propusieron formar Comités de Lucha de barrios.

En medio de ese contexto de lucha estudiantil y un gobierno autoritario, de un régimen duramente cuestionado se estaba realizando en nuestro país un ambicioso proyecto artístico y cultural, poco conocido y valorado, que se conecta directamente con los XIX Juegos Olímpicos de 1968 y el Comité Organizador de los mismos, que en un primer momento estuvo encabezado por el ex presidente Adolfo López Mateos y tras su grave deterioro de salud, el arquitecto, Pedro Ramírez Vázquez, lo relevó en esta responsabilidad al presidir al Comité y convertirse en la mente maestra de la Olimpiada Cultural que inició el 19 de enero de 1968 y culminó el 31 de diciembre de aquel  fatídico año.

Sucintamente, el objetivo de la Olimpiada Cultural radicó en mostrar a la comunidad internacional un mosaico de expresiones identitarias de México en distintas ramas de las Bellas Artes; y del mismo modo se orientó en la creación y ejecución de un ambicioso Programa Cultural con diversos eventos de artistas nacionales y representantes de los países participantes en los Juegos Olímpicos, que tenía el objetivo de estrechar y fortalecer los lazos de amistad, concordia, paz, respeto y fraternidad entre todas las naciones.

Por esos días se estaba llevando a cabo en diferentes foros de la ciudad el Festival Internacional de las Artes programado del 19 de enero al 31 de diciembre. Comprendió, por una parte, la actuación de 93 conjuntos y solistas (compañías de ópera, orquestas sinfónicas y de cámara, dúos, solistas, ballets, conjuntos corales. de teatro y de jazz) que se presentaron en 1821 funciones; por otra parte, incluyó la presentación de 71 exposiciones. Del total de actos que comprendió el Festival (34), 95 fueron internacionales y 69 nacionales. Además de la Reunión Internacional de Escultores que se realizó del 17 de junio al 31 de agosto. Contó con la participación de 21 escultores procedentes de 15 países, los cuales ejecutaron otras tantas obras monumentales en la Ruta de la Amistad y en las plazas de acceso del Palacio de los Deportes, del Estadio Azteca y de la Villa Olímpica.

AM.MX/fm

(Referencias: Diario Excelsior, El Universal, revista Por Qué?, Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, La Olimpiada Cultural, México, Comité Organizador de los Juegos Olímpicos, 1968-1969)

Comentarios

comentarios