¿Cómo afectará a los productores mexicanos el aumento en los aranceles del jitomate?

109

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de marzo (AlMomentoMX).- Gracias al Acuerdo de Suspensión Antidumping que fue firmado en 1996 entre México y Estados Unidos, nuestro país se ha convertido en el décimo productor de jitomate a nivel mundial y en el número uno en exportación.

A la fecha, el 80 por ciento de la producción del jitomate mexicano se exporta a Estados Unidos, convirtiéndose en el tercer producto más importante en las exportaciones agroalimentarias de México, después de la cerveza y el aguacate.

Imagen de Confederación Nacional Campesina.

Desde 1996 Florida presentó al Departamento de Comercio Norteamericano (AST) una petición de investigación de Dumping al tomate mexicano que se determinó positiva luego de que los productores mexicanos se comprometieron para no vender por debajo de un precio de referencia.

22 años después, los productores de jitomate de Florida acusan a sus contrapartes mexicanas de vender por debajo de un precio acordado en el acuerdo de suspensión (dumping) y la fecha limite para llegar a un acuerdo que beneficie a ambos países será el 7 de mayo de 2019.

Resultado de imagen para productores mexicanos de jitomate

Desde el pasado 6 de febrero, el Departamento de Comercio de Estados Unidos mandó una carta a los productores mexicanos para informarles que da por terminado el Acuerdo de Suspensión de Aranceles para el jitomate. El documento establece que si alguna de las partes firmantes quiere terminar el acuerdo cuenta con un plazo de 90 días para hacerlo.

En caso de que dicho acuerdo finalice, alrededor de 380 mil trabajadores agrícolas y sus familias se verían afectados, pues más del 50 por ciento de la producción nacional procede de unidades menores a 2 hectáreas.

También se afectaría a casi otro millón más de trabajadores de otras industrias y servicios relacionados que dependen del sector.

Imagen relacionada

Los Estados de la República donde habría mayores afectaciones en las operaciones agrícolas serían Sinaloa, Baja California, Jalisco, Sonora, Michoacán, Querétaro y Guanajuato; y pequeños productores en Chiapas, Morelos, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo y Veracruz, estos últimos podrían perder su único medio de subsistencia.

 

AM.MX/vgs

Comentarios

comentarios