fbpx
l
Necesitan la hemodiálisis los enfermos cuyos riñones ya no funcionan. Foto: archivo  

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de enero (Al Momento Noticias).- Un verdadero “via crucis” viven decenas de pacientes del servicio de hemodiálisis del Centro Médico Nacional (CMN) 20 de Noviembre del (ISSSTE), desde que hace un mes inició la remodelación del área.

Desde entonces, los enfermos han tenido que acudir a diversos servicios privados en diferentes áreas de la zona metropolitana del Valle de México, de tal suerte que “un día podemos ir a Satélite y otro a La Villa y de eso nos enteramos, a veces, el mismo día de la cita”, señalaron algunos de los pacientes.

Esta situación entró en crisis el viernes pasado cuando los derechohabientes fueron informados en el Hospital Guadalupe del Grupo Ángeles, ubicado en La Villa, que ese sería el último día que podrían realizar ahí la hemodiálisis, pues el contrato con la empresa Fresenius había concluido.

Ante la falta de información, algunos se presentaron desde las 8:00 de la mañana en el CMN 20 de Noviembre, pero no fue sino hasta casi las 11:00 horas cuando médicos del servicio de hemodiálisis informaron que serían atendidos en una clínica de Satélite, Estado de México.

“Lo que no entienden o les vale (a las autoridades) es el riesgo en que se ponen nuestra salud y la vida si no recibimos la hemodiálisis como está programado”, dijeron los afectados.

La falta de información sobre el lugar al que deben acudir implica, además, perder tiempo en sus respectivos empleos, sin contar con que para algunos implica largos traslados porque viven en los estados de México, Morelos o Hidalgo.

“Acá nos dan un justificante por unas horas, las que dura el tratamiento de hemodiálisis, pero si es más de media mañana (como hoy) y no sabemos el lugar donde nos atenderán, ese papel ya no nos sirve en el trabajo”, mencionaron.

Las personas con insuficiencia renal crónica que requieren las hemodiálisis para suplir las funciones de sus riñones deben someterse al procedimiento tres veces por semana.

En el CMN 20 de Noviembre hay 42 pacientes en esta condición y están divididos en dos grupos. Uno asiste los lunes, miércoles y viernes, y el otro, martes, jueves y sábados.

A pesar de las inconformidades de los pacientes, el director del nosocomio, Luis Gallardo, director del nosocomio, explicó que mientras los trabajos en el hospital no concluyan, los derechohabientes seguirán yendo a los servicios privados contratados por Fresenius, y según él, los pacientes están satisfechos con la atención que han recibido.

También comentó que la empresa encargada de la remodelación ha prometido abrir la nueva área el próximo lunes 19 de enero.

De acuerdo con información que obtuvieron algunos de los enfermos, las enfermeras ya reciben la capacitación para operar los nuevos equipos y lo que aún falta es la entrega de los insumos indispensables para realizar las hemodiálisis.

Luis Gallardo resaltó que la medida implica la modernización del servicio con infraestructura de alta tecnología y mayor comodidad para los pacientes, aunque no precisó en cuánto tiempo estarán listas las nuevas instalaciones.

De acuerdo con el contrato, la empresa a cargo de los trabajos de remodelación, Fresenius, se comprometió a garantizar la continuidad de las terapias de los pacientes mientras se realizaban las obras, pero no aclaró que para ello los enfermos deberían recorrer grandes distancias.

AMN.MN/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *