fbpx
l
En casos extremos se llega hasta el divorcio o la separación

GUADALAJARA, 5 de enero (Al Momento Noticias).- El director de la Clínica del Sueño del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco, Daniel Hernández Gordillo, informó que realizaron una investigación para establecer el papel de la familia en pacientes con apnea del sueño.

Apuntó que el estudio fue denominado “Disfunción familiar en paciente con apnea del sueño”, y en total fueron evaluados dos grupos, uno conformado por 67 pacientes del nosocomio recién diagnosticados con apnea del sueño, contra otro de 24 personas sin ese trastorno.

La apnea del sueño es la interrupción completa y momentánea de flujo de aire nasobucal causada por una obstaculización en las vías respiratorias, especialmente mientras se duerme, lo que genera los ronquidos.

Hernández Gordillo manifestó que con base en entrevistas con pacientes con apnea y sus familiares, se pudo advertir que en hasta 56 por ciento de los casos existían conflictos derivados de la condición de la enfermedad.

“El ronquido fue lo que más se refirió por parte de esposas y esposos, sabemos además que no es fácil convivir con el paciente con apnea, ya que duerme a media conversación por la somnolencia, además de que frecuentemente está deprimido, irritable y fatigado”, señaló.

El especialista detalló que el trabajo de investigación surgió a raíz de que los neumólogos que intervienen en esta clínica sospecharon que podrían existir roces entre los familiares y cuidadores del paciente con apnea.

Señaló que por fortuna ninguno de los núcleos estudiados llegó a divorcios o separaciones, pero encontraron mucha potencialidad para que así sucediera debido a la disfuncionalidad que se originó desde que su ser querido inició con los síntomas de la enfermedad, “y fueron el ronquido y la somnolencia los más característicos”.

Daniel Hernández precisó que el estudio continuó con un seguimiento de tres meses posteriores a ofrecer al paciente tratamiento a base CPAP, aparato que brinda presión positiva continua en las vías aéreas y que debe colocarse a nivel de nariz y boca mientras la persona duerme.

Mencionó que en dicho periodo se observó una mejoría en la relación entre la familia y el paciente hasta en 40 por ciento de los casos y tendencia a erradicar la disfuncionalidad en su mecánica familiar.

Es sorprendente el hallazgo, dijo, toda vez que la disfuncionalidad familiar que se presenta en el paciente con apnea es equiparable incluso a la que se presenta en familias donde existe un paciente con intento suicida o con asma.

Resaltó que este estudio sienta precedentes para lograr un mayor intervencionismo en el paciente y en su familia para evitar impactos colaterales derivados de la condición de la enfermedad de su ser querido.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *