fbpx
CSz7KcJW4AAJibB
Foto: Twitter

CIUDAD DEL VATICANO, 2 de noviembre (Al Momento Noticias).- La Santa Sede informó del arresto de dos ex colaboradores cercanos al Papa Francisco por sustracción y filtración a la prensa de documentos relacionados con el proceso de reforma de las finanzas de la Santa Sede.

Se trata del clérigo español Lucio Ángel Vallejo Balda y la joven ítalo-marroquina Francesca Chaouqui, quienes fueron respectivamente secretario y miembro de una comisión formada por el pontífice para asesorar en dichas reformas.

Tras los arrestos efectuados este fin de semana, Vallejo Balda sigue detenido mientras la joven fue puesta en libertad porque no se consideró necesario mantener medidas cautelares en su contra, también por la colaboración mostrada en la investigación.

Según la sala de prensa del Vaticano, estas dos personas fueron convocadas para ser interrogadas el sábado y el domingo en el marco de una investigación conducida por la Gendarmería Vaticana desde hace unos meses.

Los interrogatorios fueron solicitados “sobre la base de los elementos recogidos y de las evidencias obtenidas” con respecto a “sustracción y divulgación de noticias y documentos reservados”.

Ambas personas formaban parte de la Comisión Investigadora de los Organismos Económicos y Administrativos del Vaticano (COSEA), la “comisión referente de estudio y de análisis sobre la organización de las estructuras económico-administrativas de la Santa Sede”, instituida por Jorge Mario Bergoglio en julio de 2013 y desmantelada tras cumplir sus objetivos.

“Por los resultados de estos interrogatorios las dos personas fueron retenidas en estado de arresto en vista del seguimiento de las investigaciones”, precisó una nota vaticana.

Este lunes, los fiscales vaticanos Gian Piero Milano y Roberto Zannotti convalidaron los arrestos pero procedieron a dejar en libertad a Chaouqui para la cual no se necesitaron otras medidas cautelares, “también con motivo de su colaboración con las investigaciones”.

La situación de Vallejo Balda está siendo considerada todavía por la Oficina del Promotor de Justicia, es decir la fiscalía vaticana.

Según la ley IX del Estado de la Ciudad del Vaticano aprobada por el Papa Francisco el 13 de julio de 2013 la divulgación de noticias y documentos reservados es un delito para la justicia civil pontificia.

El Vaticano también se refirió a la anunciada publicación en los próximos días de dos libros escritos justamente con los documentos sustraídos por los ex colaboradores y advirtió que los mismos “son fruto de una grave traición de la confianza ofrecida por el Papa”.

Sobre los autores de los textos, los periodistas italianos Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi, calificó su trabajo como fruto de “una operación para sacar ventaja de un acto gravemente ilícito de entrega de documentación reservada” y advirtió que la justicia vaticana está analizando consecuencias jurídicas y eventualmente penales.

“Publicaciones de este tipo no ayudan en modo alguno a establecer claridad y verdad sino, sobre todo, a generar confusión, interpretaciones parciales y tendenciosas. Urge evitar absolutamente el equívoco de pensar que eso sea un modo de ayudar a la misión del Papa”, sentenció.

AMN.MX/ogm/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *