fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de noviembre (Al Momento Noticias).- Este jueves fue el turno para el líder Pumas de la UNAM, quien apenas salió “vivo” del estadio Luis “Pirata” Fuente, al caer por la mínima diferencia de 1-0 contra el Veracruz, que puedo haber sacado un mejor resultado.

El argentino Daniel Villalva, al minuto siete, anotó el único gol del partido perteneciente a la ida de los cuartos de final del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX, que significó un triunfo vital pero para nada definitivo a favor de Tiburones Rojos.

El Pumas que cayó en el puerto, fue una de las peores versiones del certamen, pero en casa el próximo domingo deberá mostrar la razón por la que terminó en la parte alta de la tabla y tratar de romper la maldición del superlíder, cosa que solo han podido hacer Toluca, Pachuca y Santos.

El comienzo del encuentro fue la clara muestra de que la liguilla es otro torneo, parecía que Tiburones Rojos era el líder y Pumas el octavo, debido a la gran intensidad y determinación que puso el cuadro de casa desde el comienzo del cotejo.

Un desconocido Universidad Nacional sufrió de forma inmediata para que Alejandro Palacios evitara el primer tanto con gran lance a cabezazo de Leobardo López, pero en la segunda jugada del partido apareció en el segundo poste Villalva para impactar de cabeza y colocar el 1-0.

“Pikolín” Palacios comenzó a ser figura para Pumas contra un dominio marcado de los escualos, que no supo aprovechar su mejor momento y vio como dos goles le fueron anulados en el primer lapso por claros fuera de juego.

El uruguayo Juan Albín puso a trabajar en dos ocasiones al portero auriazul, quien reaccionó a potentes disparos, uno de ellos en tiro libre, mientras que Villalva mandó otro remate apenas por un costado.

El poco desempeño de los felinos en la cancha molestó al técnico visitante Guillermo Vázquez, por los que de inmediato puso a calentar al argentino Daniel Ludueña y a Marcelo Alatorre, este último entró antes del descanso por Van Rankin, quien tuvo que ver en el primer tanto del encuentro.

El dominio de los “escualos” era tal que incluso el arquero local Sergio García pasó desapercibido en el primer tiempo ante la escasa llegada de los Pumas, que mejoró un poco en el complemento para calmar el entusiasmo en la cancha y en las gradas.

Poco antes de la hora de juego Ludueña ingresó al campo para equilibrar las líneas universitarias e incluso sacó un buen disparo que exigió a “Matute” García para un leve despertar de Pumas. Después Javier Cortés cabeceó el balón apenas por arriba del horizontal.

El balón pasó de un dueño a otro en el cierre del compromiso sin que las áreas vivieran peligro, salvó un reclamo de los jarochos por una falta de Luis Fuentes contra Villalva muy cerca del área universitaria, pero que el árbitro marcó la falta afuera para negar un posible penal a los de casa.

Ahora “el tiburón” irá a CU con el sabor un poco amargo por no aprovechar el juego en casa y sacar una mayor ventaja, mientras que los de la UNAM tendrán que ganar por el mismo marcador o por diferencia de dos goles en caso de recibir un tanto, para continuar su camino por el título.

El Diablo no pudo mantener a Puebla en la lona, le empata el juego de ida

Con un primer tiempo insípido, pero una segunda mitad por más emocionante, el Puebla vino de atrás, para respirar en la liguilla del Torneo de Apertura 2015 de la Liga MX y empatar 2-2 contra Toluca.

En un remodelado estadio Cuauhtémoc, los mexiquenses se habían adelantado 2-0 por conducto de Omar Arellano, al minuto 15, y del colombiano Fernando Uribe, al 45, pero La Franja igualó el choque con los tantos del cafetero Luis Gabriel Rey al 51 y del uruguayo Robert Herrera al ocaso del encuentro.

Por lo anterior, el Diablo está obligado a ganar o empatar el domingo en casa con un marcador similar o menor para avanzar a semifinales, mientras que el Puebla está obligado a vencer por cualquier resultado o igualar de 3-3 para arriba y de esa forma acceder a la siguiente fase.

La primera parte del juego de ida lució desangelado para los de casa y un Toluca sin mucho esfuerzo y bien planteado en el campo se fue con ventaja de 2-0 al descanso gracias a su contundencia.

El argentino Enrique Triverio ganó el balón dentro del área con el permiso de la defensa poblana, se dio la media vuelta y sacó disparo bien atajado por su compatriota Cristian Campestrini, pero Omar Arellano estuvo atento para empujar el balón al fondo de las redes, lo que significó el 1-0.

La Franja comenzó a tener más el esférico pero las ideas se le nublaron una vez que se acercaba al último cuarto de cancha, elementos como Christian Bermúdez, Matías Alustiza y Gabriel Rey, no podían entenderse para desplegar un buen futbol, a pesar de tener la calidad en los botines.

Tras una mano no intencionada del defensa “choricero” Paulo da Silva, que generó los reclamos de los jugadores locales, se propició en la siguiente acción el segundo tanto de Diablos Rojos con certero cabezazo de Uribe luego del buen trazo de Carlos Esquivel.

Para el complemento, el timonel de La Franja, el argentino Pablo Marini, recurso el barco al efectuar dos modificaciones en busca de la reacción, que no tardó mucho tiempo en dar resultado, ya que con cabezazo de Rey para el 2-1, los de casas estaban de vuelta en el encuentro.

El partido tomó la emoción que le faltó en el primer lapso y se abrió, por lo que los dos conjuntos tuvieron oportunidad de anotar. La afición local de igual forma estuvo metida con su escuadra.

El empate estuvo cerca para Puebla tras un error del arquero Alfredo Talavera, quien soltó el balón, éste le cayó a Alustiza pero su remate fue bien tapado por la oportuna barrida de Antonio Ríos. En un contragolpe la visita acarició el tercer tanto pero el poste le negó un golazo a Esquivel.

Puebla se acordó de que es liguilla, jugó con mayor voluntad y en defensa apostó al mano a mano con la intención de rescatar la igualada, por lo que Toluca se mostró peligroso en los contragolpes, en alguno de ellos Moisés Velasco obligó al atajadón de Campestrini y en otro el peruano Christian Cueva perdonó en un testarazo a bocajarro.

No obstante, el alma estuvo del lado camotero y cerca del final La Franja rescató la igualada 2-2 con el remate machucado del charrúa Robert Herrera, quien se fue al ataque y superó al arquero de Selección para el empate de alarido, digno de “fiesta grande”.

El juego se decidirá hasta el domingo, gracias, tal vez, al mejor duelo de los cuartos de final del balompiés mexicano; en el “infierno” se espera ver otro capítulo similar con un Toluca que ya no deberá desaprovechar tales ventajas con un Puebla capaz de levantarse en un parpadeo.

AMN.MX/fh/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *