fbpx Tratamientos moleculares, nueva opción para pacientes con cáncer de mama
l
Es el primer tratamiento dirigido a células agresivas 

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de septiembre (Al Momento Noticias).- Actualmente existen tratamientos con moléculas innovadoras eficaces en el tratamiento del cáncer de mama, que alargan el tiempo de vida y disminuyen los síntomas en las pacientes, aseguró la oncóloga Cynthia Villarreal Garza.

El trastuzumab es el primer tratamiento dirigido contra células agresivas del cáncer de mama, el cual demostró mejorar la tasas de curación en pacientes en etapas localizadas en mama y ganglios axilares, precisó la especialista.

 

Recordó que el cáncer de mama es la principal causa de muerte en las mujeres en México, pero dijo que se puede detectar en etapas tempranas en la mayoría de los casos si se siguen las recomendaciones de revisión.

“Es necesario acudir a una valoración médica inmediata en caso de detectarse una anormalidad para favorecer el inicio de un tratamiento oportuno”, añadió.

En caso de confirmarse el diagnóstico, agregó, es esencial evaluar la etapa del cáncer y la presencia de marcadores que permitan conocer el pronóstico y decidir el tratamiento a seguir.

En alrededor de uno de cada cinco pacientes con cáncer de seno, las células cancerosas tienen demasiada cantidad de una proteína que promueve el crecimiento, conocida como HER2/neu (o simplemente HER2), en sus superficies.

Los casos con demasiada cantidad de esta proteína tienden a crecer y a propagarse de manera más agresiva si no reciben un tratamiento especial, advirtió Villarreal Garza.

“A medida que los investigadores han aprendido más sobre los cambios genéticos que causan cáncer en las células, han podido desarrollar medicamentos más recientes diseñados para combatirlos de manera específica.

“Estos medicamentos dirigidos funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia. Generalmente originan pocos efectos secundarios y suelen ser menos severos”, explicó.

El trastuzumab es el primer tratamiento dirigido contra las células HER2 y demostró mejorar las tasas de curación en pacientes con cáncer de mama en etapas localizadas, por lo que se recomienda su administración durante un año.

Al respecto, el doctor Jerónimo Rodríguez Cid destacó que en la actualidad la ciencia avanzó mucho en los tratamientos de este tipo de padecimiento, por lo que ahora se cuenta con otras terapias blanco (moléculas dirigidas).

“Como es el caso de los anticuerpos monoclonales Pertuzumab y Trastuzumab Emtansina (este último constituye un anticuerpo conjugado), las cuales están dirigidas al receptor HER 2, aumentando la efectividad y prolongando la supervivencia”, señaló.

“En el caso de Pertuzumab, cabe señalar que ya fue aprobado por las autoridades sanitarias mexicanas como tratamiento de primera línea en pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 positivo”, mencionó.

Trastuzumab Emtansina es la primera terapia conjugada para el tratamiento en segunda línea para el cáncer de mama metastásico, cuando el tratamiento inicial no es eficaz o deja de serlo y está aprobado para su uso en México.

Agregó que “la combinación de Trastuzumab y quimioterapia DM1 brinda una mejor calidad de vida a los pacientes, al evitar que sufran efectos adversos y atacando directamente a las células tumorales”.

Estudios clínicos demuestran que con la combinación de Pertuzumab, Trastuzumab y quimioterapia, la media de supervivencia de los pacientes es de 56.5 meses, es decir, casi cinco años, comparado con una expectativa de menos de dos años cuando solo se emplea quimioterapia.

Ambas moléculas ofrecen una mejor calidad de vida al paciente, con mejoría en la supervivencia, lo cual significa un avance en pro de las personas con diagnóstico de cáncer de mama avanzado.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayoría de las muertes por cáncer de mama se dan en países de bajos ingresos, donde el diagnóstico se realiza en etapas muy avanzadas.

A su vez, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) prevé que en América Latina y el Caribe, la incidencia de esta enfermedad se incremente en 46 por ciento para 2030, de ahí la importancia de tratamientos innovadores y menos agresivos.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *