jueves, julio 25, 2024

TRAS LA PUERTA DEL PODER: Genio y figura… AMLO arremete de nuevo vs EU

Roberto Vizcaíno

Cómo llegó se va a ir, así se le recordará a Andrés Manuel López Obrador un socialista frustrado que vivió y transcurre los últimos días de su mandato haciendo gestos y berrinches por ser el presidente del país vecino de la mayor potencia capitalista en el mundo: EU.

Y como tal, ayer renegó en su mañanera al enterarse que el secretario de Estado en el mandato de Donal Trump, el republicano Mike Pompeo consideró que su proyecto de reforma al Poder Judicial “probablemente” iniciará una guerra comercial (entre México) con Estados Unidos”.

“Están muy malacostumbrados a meter las narices en otras partes”, cuestionó.

Pompeo, quien no ocupa ningún cargo en estos momentos, escribió el viernes anterior en The Wall Street Journal que la reforma judicial de AMLO podría derivar en “una guerra comercial entre ambos países y que beneficiará a los carteles”.

Para el mandatario mexicano lo señalado por Pompeo se encuadra en el contexto de la contienda electoral por la Presidencia de Estados Unidos en donde su exjefe Trump lleva la delantera.

“Hay acusaciones mutuas, todo el mundo opina. Pasado mañana va a haber un debate entre el presidente Biden y el expresidente Trump, no se lo pierdan. Así es en Estados Unidos, en México y en todos los países. Cada vez que hay elecciones se desbordan las pasiones”, comentó AMLO.

No hace mucho, un par de semanas, otro de sus objetivos prefereridos, la DEA, fue el blanco de sus críticas y denuestos.

La de ayer fue:

“Están muy malacostumbrados a meter las narices en otras partes… No afecta a nada (la reforma judicial), son puros inventos. Es que ellos se quedaron anclados en la época de la Doctrina Monroe. De América para los americanos, entendiendo que América son ellos nada más. Hay una corriente muy intervencionista”, afirmó.

En esta ocasión el presidente mexicano fue el objetivo concreto del comentario del exjefe de Estado.

En una columna externa al staff de The Wall Street Journal, Mike Pompeo, dijo en su columna bajo el título de: “El legado radical de López Obrador en México”, que su proyecto de reforma constitucional para reorganizar al Poder Judicial en México, pretende que los ministros, jueces y magistrados sean electos por voto popular.

“Los cambios constitucionales y políticos esperados en México alterarán la relación bilateral con Estados Unidos, provocarán caos en la frontera y probablemente iniciarán una guerra comercial. El resultado será el estancamiento económico en México. Solo se beneficiarán los cárteles que introducen veneno en ambas naciones”, presagió Pompeo.

A su vez el presidente López Obrador cuestionó el manejo de la crisis del fentanilo dentro de Estados Unidos.

“Somos distintos y les ayudamos mucho porque evitamos que se trafique droga. De hecho, tienen ellos muchísimo consumo. Es de los países que más consume droga en el mundo. Y en vez de atender las causas, quieren resolver el problema solo enfrentando los efectos”.

No conforme con su respuesta, López Obrador dijo que los modelos de educación que recibieron él y el exsecretario de Estado de EU fueron muy distintos.

“Por eso opina Pompeo. No es un asunto personal, sencillamente Pompeo estudió en una escuela en donde la formación tiene que ver con buscar resolver todo con el uso de la fuerza y yo estudié en una escuela donde me enseñaron que los seres humanos no somos malos”.

Sin duda el presidente López Obrador anda caliente hacia Estados Unidos, luego de que hace una semana el Gobierno de Biden cerro su frontera a las importaciones de aguacate de Michoacán debido a una agresión de delincuentes a 2 inspectores de EU, lo que fue calificado por AMLO como una medida demasiado dura.

El mandatario mexicano se tensó más debido a la orden ejecutiva que lanzó la Administración de Estados Unidos para cerrar la frontera tras superar las 2 mil 500 detenciones de migrantes al día.

O sea, se lleva pero no se aguanta diría mi querida abuela…

DEL DICHO AL HECHO, MUY POCO TRECHO EN LA SENADORA RIVERA

Para la presidenta del Senado, la tlaxcalteca Ana Lilia Rivera lo del debate abierto sobre la reforma al Poder Judicial es casi un mandato y por ello es la primera senadora de Morena que echa andar una mesa para analizar y reflexionar sobre esta iniciativa presidencial con todos los sectores sociales de su estado.

“Se tratará de un ejercicio plural, democrático y abierto”, aseguró.

Y va en línea, dijo, con la encomienda de la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, de informar a la sociedad sobre esta iniciativa que todo indica se abordará y aprobará -si es que Morena y Aliados logran la mayoría calificada, constitucional- en septiembre próximo.

Acompañada por su compañero de fórmula, de Cámara y de estado, el exgobernador Álvarez Lima, la senadora indicó que todo se realizará en Tlaxcala el próximo viernes 28 de junio, de las 10 a las 14 horas, en el Teatro Universitario de la Universidad Autónoma del estado.

Serán invitados todos los sectores y participarán igual integrantes del Poder Judicial del Estado para no sólo informar con detalle de qué se trata esta iniciativa de reforma sino para escuchar a todos los participantes.

La senadora Rivera explicó que el objetivo particular de este encuentro es que las y los convocados sean informados que esta iniciativa no sólo tiene que ver con la organización, recursos y la disciplina interna del Poder Judicial, sino que se trata de una modificación “en esencia” de uno de los tres pilares que sostienen al Estado mexicano.

“No es sólo una reforma constitucional, estamos frente a una reforma de Estado. Haremos realidad lo que establece ya el artículo 39 de la Constitución: todo el poder emana del pueblo”, concluyó.

… / Twitter: @_Vizcaino / Facebook

https://www.facebook.com/rvizcainoa

Artículos relacionados